Si todo evoluciona ¿Crees que el marketing no?

El detalle con este tipo de cambios, es que cuando nos acostumbramos demasiado a una manera de hacer las cosas, adoptar una nueva es complejo. Por ejemplo, entre era y era del marketing, hubo fricción, resistencia; y muchas empresas quedaron fuera del mercado por no adoptarlas.

Hasta cierto punto, el marketing 4.0 era suficientemente efectivo, pero nunca marcó un punto final en la curva de crecimiento. De hecho, ya hoy nos encontramos frente al Marketing 5.0, y muchas de las marcas aún no lo han notado.

Veamos cómo ha sido la evolución del marketing, para entender de qué va esta nueva generación en la mercadotecnia.

Marketing 1.0 – Producir y vender

Esta es una de las etapas tempranas del marketing moderno. Se remonta al inicio de la post guerra; donde los fabricantes descubrieron que al producir en masa, los costos de producción eran menores.

Como consecuencia, al mantener los precios de venta (e incluso bajarlos) podían asegurar márgenes de ganancia más atractivos.

Partiendo de esa idea, el objetivo en esta era del marketing era inundar los medios de comunicación para masificar la presencia de los productos. La publicidad era totalmente agresiva y perseguía un objetivo directo: vender.

Pero no como hemos visto que ha evolucionado, sino que la venta no se relacionaba directamente con las necesidades de los clientes. El objetivo era vender porque hay que vender. Así que las estrategias de comunicación pretendían conquistar al consumidor deslumbrándolo con los atributos de los productos.

Marketing 2.0 – El cliente  siempre tiene la razón

Posteriormente, las estrategias de comunicación fueron mostrando un nuevo punto de interés. Las marcas se dieron cuenta que si podían centrarse en sus consumidores y resolver sus necesidades, podían tener mayores tasas de fidelización; lo que a largo plazo resulta mucho más beneficioso.

Te interesará  HALLOWEEN en LatinoAmérica

Desde esa perspectiva, puedes notar cómo se transforma el método para comunicar. A partir de ese momento, los atributos del producto/servicio pasan a un segundo plano y el objetivo es responder a:

  • ¿Qué necesitan nuestros clientes?

En ese sentido, comienza un acercamiento más personalizado y se pretende dejar de lado la masificación innecesaria del mensaje.

Seguramente estarás pensando en las millones de marcas que aún se comportan como si estuviéramos en el marketing 1.0. Pero con solo medir sus resultados, sabrás cuán desfasados se encuentran en el mercado.

Desde este momento, el interés por conquistar a las audiencias da origen a un impulso de satisfacción del cliente resumido en: “El cliente siempre tiene la razón”.

Marketing 3.0 – Valores y trascendencia

Ahora bien, a pesar de que el marketing 2.0 ya estaba siendo bastante efectivo, el mismo acercamiento de las marcas con los consumidores permitió que estas vieran más allá. Desde una ventana más analítica, las grandes corporaciones comenzaron a notar que existen patrones de comportamiento de los consumidores que reflejan:

  • Tendencias globalizadas
  • Problemas sin solución contundente
  • Preocupación global por el ecosistema

De esa manera, adoptaron una postura más ambientalista. Donde a través de un rediseño de productos y estrategias dieron a conocer que “ellos” también estaban interesados en el tema.

Como resultado, surge la humanización de las marcas y la implementación de valores trascendentales en las organizaciones. Repercutiendo en los distintos tipos de audiencias, al punto de lograr una fidelización en tono de “tendencia”.

Te interesará  Review: Curso Growth Marketing: Técnicas, estrategias y hacks de Crehana

Es decir, las marcas preocupadas por el bienestar de los animales conquistaron a los petlovers; mientras que las greenmarks a los ecologistas. Y basados en el mismo principio encontrarás diversos escenarios que te servirán de ejemplo.

Algo particular de esta era, es que incluso en el marketing 5.0, siguen existiendo rasgos fuertes del “3.0”.

Marketing 4.0 – Automation

Hace solo unos años se hablaba de un nuevo cambio de era dentro del marketing.

El marketing 4.0 surgió como una transformación de las estrategias para apoyarlas en el uso de nuevas tecnologías. La automatización, predicción y estadísticas avanzadas; el uso masificado de bots, webs, apps, ecommerce; entre otros, son algunos de los factores predominantes.

El proceso de implementación fue tan acelerado que honestamente cuesta imaginar cómo se desarrollaban las estrategias antes del marketing digital. Hace 15 años no existía el “social media”, y hoy es fundamental para el crecimiento de las marcas.

Quizás es la era que menos detalle requerirá porque es gran parte de lo que estamos viviendo. Sin embargo, P. Kotler ha publicado una nueva teoría, y estoy totalmente de acuerdo: llegamos al marketing 5.0.

Marketing 5.0 – La IA en la cotidianidad

Año tras año, las marcas se han vuelto más osadas. En ese impulso por estar al frente del mercado y contar con herramientas diferenciadoras, han experimentado modelos extraordinarios para hacer marketing.

En ese sentido, hoy en día explotan la rastreabilidad permitida por la conexión a internet y desarrollan nuevos modelos de IoT.

Te interesará  "Primer: La App de Google que brinda lecciones de Marketing"

La inteligencia artificial, en relación a tecnologías de Big Data; el manejo de bots de alta frecuencia y la analítica predictiva-automática… ¿Cómo crees que impactará nuestro patrón de comportamiento?

Ahora los artefactos comunes como la TV, el refrigerador, e incluso el inodoro sabrán:

  • Qué pensamos
  • Qué queremos
  • Qué necesitamos

Y sobre todo, qué tipo de productos o servicios ofrecen una mejor respuesta a esas preguntas.

Como consecuencia, las empresas no tardarán mucho en implementar estrategias que les permitan recopilar toda esa data. Y además utilizarla para ser los primeros en solucionar los problemas cotidianos de los clientes a cambio por supuesto de liquidez.

Estamos en el a era del marketing 5.0, donde las cosas son inteligentes; nos escuchan, nos entienden.

Cómo entrar en el marketing 5.0

El concepto es reciente, así que aunque lo vivimos, aún no está adoptado al 100% por las marcas. Por lo tanto,  debes considerar el ajuste de tus velas y encaminar tu idea de negocio en esta dirección; y si cuentas con los recursos necesarios, haz lo imposible por incorporarte cuanto antes.

Hasta hace poco creía que aquellos que seguían manejando su negocio como en el marketing 1.0 y 2.0 estarían sufriendo económicamente. Pero esa misma realidad es lo que le espera a las generaciones de marketeros posteriores si no son capaces de conectarse con el marketing del futuro.

El marketing 5.0 está aquí, dejó de ser ficción. Puedes crecer con él, o dejarte arrastrar por las consecuencias de no tomarlo en cuenta.