Quizás una de las variables más importantes antes de desarrollar una estrategia de marketing es el nicho de mercado. De hecho, la idea de negocio en sí debería desarrollarse en torno a este elemento; pero en muchos casos, primero aparece una idea innovadora y luego corresponde evaluar dónde encaja.

Ahora bien, para entrar en materia, es necesario aclarar que el nicho es una parte especializada de la segmentación. Si de por sí, establecer un segmento de mercado es un paso crucial para delimitar el alcance y el esfuerzo del proyecto; el nicho ocupa un punto donde estás destinado a prosperar.

¿Qué es el nicho de mercado?

Imagina una región tropical con alto potencial turístico; donde sus habitantes han encontrado oportunidades de negocio con propuestas relacionadas a:

  • Alojamiento
  • Alimentación
  • Transporte interno
  • Actividades recreacionales
  • Indumentaria tropical

En efecto, todas ellas constituyen segmentos distintos de un mismo mercado. Pero cuando queremos definir un nicho, debemos profundizar y desarrollar una propuesta especializada dentro de estos segmentos. Siguiendo con el ejemplo, las propuestas serían:

Te interesará  ¿Cuáles son los perfiles de los consumidores?
  • Alojamiento para familias viajeras con mascotas
  • Alimentación para turistas vegetarianos
  • Transporte interno de bajo costo
  • Actividades recreacionales para niños con TDA
  • Indumentaria tropical con protección para pieles sensibles

Con esta referencia, es fácil identificar que en cada propuesta, la especialización pretende cubrir algunos espacios vacíos dentro de la segmentación. Por lo tanto, al hablar de nichos, se debe hacer referencia a esos aspectos desatendidos dentro de un segmento de mercado; de manera que puedes ofrecer una solución especializada y capitalizarte frente a poca o nula competencia.

En marketing, siempre se habla de tener un elemento diferenciador, y esto es mucho más sencillo cuando se ha establecido un nicho en el cual enfocarse.

Cómo elegir un nicho de mercado

Bien, considerando que cualquier idea de negocio puede llevarse un paso más adelante y conectarse con un nicho específico, lo ideal es aprender a ubicarlos.

Partiendo de una segmentación

  • Geográfica
  • Conductual
  • Demográfica
  • Psicográfica

Obtendrás ya una guía de donde enfocar tu negocio. Pero luego de iniciar una exploración 360 que te permita conocer todo lo que existe en ese segmento y por supuesto, qué es lo que hace falta.

Te interesará  Segmento del mercado

Una de las maneras más efectivas es apalancarse en herramientas de analítica digital para entender como tu arquetipo de cliente se comporta frente a determinado escenario; o qué opina sobre un asunto.

Si por ejemplo recurres a Google Trends, BuzzSumo, o incluso comunidades dentro de las redes sociales, podrás identificar los problemas no atendidos de uno o varios segmentos. Y luego de estudiarlos y hacer match con tu negocio, puedes desarrollar:

Lo que por supuesto se relaciona con una fácil adopción de tu propuesta y genera un impacto positivo tanto en la rentabilidad del negocio, como en la vida del consumidor.

En ese sentido, mi sugerencia es que dejes de trabajar en mercados generalizados y encuentres maneras creativas de especializarte en un nicho. Quizás la investigación te tome más tiempo del que dispongas, pero a largo plazo te dará mejores resultados.