En la palma de nuestra mano tenemos infinidad de información a la que accedemos con un par de taps. Las redes sociales y páginas web son las mejores aliadas para encontrar al momento los tips que necesitamos en determinado momento.

Ahora bien, si profundizamos en ello, nos damos cuenta de que cada plataforma, marca e información cuenta con un estilo particular de comunicar una idea. ¿Cierto? No se percibe igual un tutorial a una reseña, o una biografía. Existen al menos 12 tipos de texto, y estos son los que dan vida al content marketing.

¿Quieres saber más de ellos para utilizarlos correctamente?

¡Lee hasta el final!

Tipos de texto para content marketing

En realidad, los tipos de texto van más allá de una especialidad de uso. El lenguaje es libre y el estilo de cada uno de ellos es adaptable a determinadas circunstancias en cualquier proyecto. Veamos cuáles son los 12 tipos de texto y cómo se pueden utilizar.

Descriptivo

Este tipo de texto se centra en detallar atributos de algún ente; puede ser un producto/servicio, una situación, personas, animales u objetos. La intención es mostrar todos los aspectos a considerar del elemento. Tanto a nivel técnico como a nivel personal, pretende empatizar con el lector para comunicar de manera clara características sobre algo.

Narrativo

En esta ocasión, el texto se enfoca en contar una historia. La narrativa, muestra un mismo hilo comunicacional que lleva el mensaje desde una introducción, hasta un desarrollo y conclusión como partes de un hecho. Generalmente sigue una línea cronológica y por su naturaleza, tiene un alto nivel de influencia empática.

Te interesará  Para qué sirve un plan de medios + Plantilla Gratuita.

­Expositivo

Siguiendo con los tipos de texto, tenemos esta modalidad, donde al igual que en el texto descriptivo, se describen características. Sin embargo, en el texto expositivo se deja de lado cualquier interpretación personal o punto de vista sesgado; todo el contenido se construye sobre datos concretos verificables, como citas, estadísticas y demás.

Científico

Es casi un hecho que lo conozcas; mucho de lo que hacemos a final de carrera lleva este estilo.

En este tipo de texto, se pretende enmarcar un hecho, situación u objeto dentro de un contexto netamente cuantitativo. Los números y datos concretos son los ases principales del texto científico, además de caracterizarse por construirse sobre el lenguaje técnico de alguna disciplina.

Literario

Esta categoría en particular agrupa todos los textos que tienen una connotación artística. Generalmente los cuentos, novelas, fabulas y demás, quedan perfectas en este tipo de texto. Muchas marcas optan por mezclar la creación de personajes y sus respectivas historias de vida con un reforzamiento de la relación B2C o B2B.

Argumentativo

Por su parte, cuando se habla de textos argumentativos, se hace referencia al tipo de escritura cuyo mensaje demuestra y justifica. Es decir, pretende persuadir al lector para estar de acuerdo con determinado tópico a través del planteamiento de información de respaldo.

Sin lugar a dudas, es uno de los textos que más se utiliza en el área publicitaria y en el marketing de contenidos. Con este tipo de texto haces que tu prospecto esté de acuerdo con tu posición, que se ponga de tu lado.

Te interesará  ¿Cómo hacer un currículum vitae? 5 pasos clave

Instructivo/Directivo

Ahora bien, es un hecho que mucho del contenido que circula en internet, son guías sobre cómo realizar cierta actividad. Ese tipo de “manual práctico” entra en una categoría de textos que recibe el nombre de TextoInstructivo. Se caracteriza por carecer de interpretaciones y centrarse en el ABC de la preparación o ejecución de algún plan.

Aplica para cualquier tipo de guías, en cualquier especialidad.

Históricos

Avanzando en nuestra breve descripción sobre los tipos de texto nos enfrentamos a una categoría que considero infravalorada. Los textos históricos se comprenden por la documentación de acontecimientos, historias reales, biografías, bitácoras y demás. Para el común de las personas, la historia es aburrida; pero cuando te adentras en su contenido, te encuentras sin duda con mundos fascinantes.

Publicitario

¿Quieres vender? Usa textos publicitarios.

Estos textos se construyen partiendo de un lenguaje persuasivo, que incite a una audiencia a tomar una acción que favorezca a una marca. Indiferentemente de la índole de la marca, los textos publicitarios se vuelven parte de sus armas fundamentales en las estrategias de marketing.

Periodístico

Muy común en los portales de noticias o la sección de novedades de las web corporativas. Los textos periodísticos so aquellos que revelan acontecimientos del momento; en palabras sencillas, aquellos que comunican noticias o reportajes.

Suelen ser directos y neutrales, mostrando la mayor cantidad de caras sobre la situación en un tiempo resumido. Digerible y fácil de viralizar.

Jurídico

En este aspecto no encontramos textos exclusivos del marco legal. Comprenden leyes, actas, y demás documentos de la profesión; son completamente técnicos y directos, por ende no existe espacio para interpretaciones personales y resalta hechos concretos.

Te interesará  Estrategia de marketing: básica y elemental para emprendedores

Este tipo de textos se entrelaza muy bien con un estilo argumentativo y científico; eso permite que haya mayor relevancia de los enunciados planteados.

Digitales

Quizás uno de los tipos de texto más recientes. Puede mezclar características de las demás categorías y le agrega el factor “inmediatez + precisión”. Suelen construirse con oraciones cortas y un mensaje poco formal.

Solo necesitas darle un vistazo a los captions en las redes sociales o detallar este tipo de entradas en un blog. Notarás que la comunicación es rápida, fluida y hace que incluso los lectores más acelerados consuman el contenido.

¿Cuál es el mejor tipo de texto?

Cada situación es única, por ende, sin importar el tipo de proyecto que desees abordar, es un hecho que no puedes casarte uno de los tipos de texto. Una estrategia enriquecida se caracteriza por fomentar diversas categorías de contenido dentro de una misma personalidad.

En otras palabras, según la ocasión, puedes optar por un texto argumentativo para una sección de la web, narrativa para algunas entradas; y publicitarios para campañas. Eso no significa que debas descartar la idea de plasmar un poco de storytellingo sostener tus enunciados científicamente. ¿Cierto?

¡No te preocupes por cuál es el mejor! Descubre cómo utilizarlos con elocuencia en tus mensajes.