El marketing de contenidos es el rey en cuanto a Inbound Marketing se refiere, pues es el contenido lo que hace que las personas se sientan atraídas hacia tu marca y lo que les inspira la anhelada lealtad.

Generar y distribuir el contenido que se ha creado no es un trabajo sencillo, y no solo basta con tener un buen redactor, pues muchas otras áreas del Inbound Marketing se ven involucradas: SEO, CRM, Email Marketing, etc.

La manera en la que empleas tu contenido debe ser 100% estratégica si quieres resultados específicos, pero hay marcas que siguen cometiendo errores al respecto.

Para empezar, muchos negocios le siguen teniendo fe al marketing tradicional y lanzan sus anuncios sin importar que sean intrusivos e, incluso, interruptivos.

Debemos aclarar que este tipo de prácticas publicitarias ya no funcionan y que es necesario dejarlas en el pasado.

Existen otras marcas que ya se convencieron que el Inbound Marketing es lo actual, pero no prestan especial atención a muchos detalles y parecen dar a entender que aunque digan que aplican esta metodología, sus mentes continúan en el ayer.

Identificar estos típicos errores al hacer marketing de contenidos es fundamental para lograr los objetivos trazados y generar más conversiones.

Por lo tanto, te explicamos cada uno, a detalle, a continuación, y te sugerimos releer si alguno te hace un especial ruido.

Ausencia de planificación

Alinear tus objetivos como negocio a tu estrategia de marketing de contenidos depende, en gran parte, de cómo te planifiques.

En cualquier área del marketing, cuidar cada detalle para que las cosas salgan en el tiempo estipulado y con la calidad esperada es fundamental para que los esfuerzos valgan la pena.

Así que te recomendamos tener una estrategia muy bien planificada y por escrito, con un calendario de tiempos de entrega, formatos, flujos de trabajo, equipos con roles definidos, análisis de cada tema, etc.

Para atacar de la manera adecuada las necesidades de tus consumidores, es imprescindible que tengas atajado cada tema en cuanto al contenido que ofrecerás próximamente.

Fallas en la distribución del contenido

Para que el contenido sea un éxito, un plan de distribución inteligente del mismo es fundamental.

Y con distribución nos referimos a contratar a influencers, bloggers y demás personalidades que te puedan ayudar a darle un mayor impulso a lo que compartes.

Por otro lado, para que estos contenidos lleguen a las personas ideales, la búsqueda de las palabras clave es imprescindible para que todo salga bien.

También, es importante colocar los botones de las redes sociales para que las personas que se sientan identificadas con el contenido puedan compartirlo con su familia y amigos.

Otra respuesta a la distribución de este mismo contenido es hacer una estrategia de email marketing y enviar newsletters atractivos y así ganar más lectores.

Desconocer a tus audiencias

Son muchas las cifras y las estadísticas que vemos en los resultados, pero no recordamos que estos números se tratan de personas que sienten y padecen.

¿Realmente conoces a tus audiencias? Tal vez tu contenido no está obteniendo los resultados que esperas porque no estás generando posts que interesen a estas personas o les resuelva alguna problemática.

Revisa, una vez más, sus gustos e intereses. Pregúntate, ¿Qué querrías ver en el contenido si tú estuvieses en su lugar?

Cantidad sobre calidad

No importa que generes miles de posts y contenidos de todo tipo al día: si la calidad del contenido es insuficiente o de baja calidad, vas a fallar.

El marketing de contenidos te da, principalmente, la oportunidad de ofrecer contenido auténtico en donde no debe caber la mediocridad, mediante distintos canales digitales.

No desaproveches la oportunidad de darle a tus audiencias un contenido único que puede posicionarte como un experto dentro de tu nicho. Diferénciate de la competencia de la manera más inteligente posible.

Ausencia de CTA

Los llamados a la acción son sumamente importantes para dirigir a los usuarios al siguiente paso, si no los colocas, es de suponer que esa es la razón por la que tu marketing de contenidos no está funcionando como lo esperas.

Hacer CTA claros y concisos es fundamental para que las personas hagan lo que tú deseas que haga, pero usarlos de manera inadecuada es casi tan grave como no usarlos.

Asegúrate de que tus CTA respondan a los objetivos que te planteaste y ayuden, en lugar de abrumar, a tus visitas.

Conclusión

Errar es de humanos, pero es de sabios rectificar.

Nuestra recomendación es que te vayas a tus resultados, porque la mejor manera de saber en qué estás fallando es analizar lo que se ha medido y lo que ha dado.

Los números reflejan qué funciona y qué no, pero conocer a tus audiencias es fundamental para darles el contenido que es realmente relevante para ellas.

No pierdas de vista tus objetivos de negocio y céntrate en ofrecer un contenido auténtico que ofrezca más que el de los competidores.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!