Al momento de elegir el rumbo de las acciones de una empresa, lo más importante es conocer

  • En base a qué
  • El objetivo pretendido

Quizás el error más común de los empresarios menos experimentados, es pretender alcanzar determinadas metas desconociendo el contexto en el que se encuentran. Ante esa situación, la toma de decisiones se vuelve realmente ineficiente.

De hecho, cuando analizas cualquier caso de este tipo, te darás cuenta que una mala decisión por falta de información desencadena una serie de desafortunados eventos. Es decir, por pequeño que parezca un error, si no se corrige a tiempo, se vuelve el detonador de grandes pérdidas.

Así que para evitar este tipo de situaciones, lo ideal es contar con información veraz y precisa sobre el contexto sobre el cual se pretende trabajar. La información es la clave, y para obtenerla, es imprescindible contar con excelentes fuentes de datos y métodos efectivos para analizarlos.

Cómo influye la analítica en las decisiones

Según estadísticas de General Electric, para 2019 más del 55% de los ejecutivos se apalancaban en tecnologías como el Big Data. En efecto, no se trata de un capricho elitista, sino que a través de esas herramientas, se puede recopilar, organizar y analizar la totalidad de información disponible.

Te interesará  ¿Qué es una planeación estratégica?

Aunque no lo parezca, cada click dentro de un sistema, forma parte de una trayectoria de comportamiento. Y aprendiendo a interpretar esas rutas, se puede determinar cuáles son las mejores acciones a tomar con respecto a un determinado asunto.

Tomemos por ejemplo una empresa de zapatos para deportistas que desea lanzar una campaña en Facebook para vender más. Antes de ejecutarla, lo ideal sería recopilar la información sobre:

  • Qué tipo de audiencia llega vía SEO a la web.
  • Cuáles son las páginas relacionadas que siguen estos usuarios.
  • Qué patrón de compras ha estado siguiendo recientemente.
  • El tipo de productos con mayor frecuencia de búsquedas.
  • La posibilidad de atender a ese cliente vía remota o que se acerque a la sede física.
  • Otros.

Conociendo estos detalles, es mucho más sencillo saber si el público objetivo en el SEM está preparado o no para recibir la oferta. En caso de que no sea así, entonces se debe implementar una estrategia de acercamiento o atracción.

Te interesará  Elementos y consideraciones del Data Storytelling

Ahora bien, si la directiva del proyecto desconoce estos factores, ¿Cómo podría garantizar un ROI adecuado?

¡No se podría!

El alcance de la analítica

Gracias a que vivimos en un entorno casi totalmente digitalizado, con las aplicaciones correctas se puede acceder a una inmensa fuente de datos. Todo es rastreable en internet y eso te permite conocer casi a la perfección a tu público objetivo.

Como analista de marketing, ten por seguro que una toma de decisiones basada en datos concretos, te ayudará a elaborar propuestas mucho más efectivas; ahorrarás tiempo y recursos mientras maximizas tus resultados.

Ya sea que desees establecer análisis de diagnóstico, proyección o prescripción, sin duda, necesitarás establecer un modelo de analítica y utilizar las herramientas adecuadas para crear los mejores informes de marketing.

Ten en cuenta que no es coherente querer prosperar con tu negocio y mantenerte obsoleto en la manera de pensar y gerenciar.