Cómo hacer una página web irresistible – Entendiendo los elementos básicos

Desde principios de los 2000, la revolución de la web ha marcado las tendencias de consumo digital en todo el mundo. Tener una página web es más que una opción, de hecho, es indispensable para todo negocio que quiera sostenerse dentro de un mercado.

No obstante, no basta con solo lanzar una página en línea, sino de entender cómo funciona, qué debe tener y cómo implementar estrategias que te permitan captar leads y transformarlos en clientes. Para ello, vayamos a los básicos; entremos en los conceptos claves de las webs y descubramos tanto herramientas como criterios para desarrollarlas correctamente.

¿Qué es una página web?

En esencia, una página web es un espacio virtual que almacena de manera organizada cierto tipo de información en diversos formatos como:

  • Texto
  • Audio
  • Imagen
  • Video

Este espacio se aloja en una dirección específica en la red mundial de comunicaciones (www) bajo un nombre de dominio. Cabe destacar que un dominio puede tener diferentes secciones, y aunque forman parte de un mismo sitio web, puede (y, en efecto, tiene) varias páginas asociadas.

Un elemento diferenciador con este tipo de espacios es que se puede acceder a estos solo mediante el uso de navegadores. Pues son estos los que interpretan los datos almacenados y los presentan en una interfaz entendible y manejable para el usuario.

Ahora bien, de acuerdo a sus características y usos, las webs pueden dividirse en varias categorías.

Tipos de páginas web

Existen distintos tipos de páginas web, y la elección de uno de ellos depende del sentido que le quieras dar conforme a tu proyecto. Por ejemplo, una web informativa no es realmente tan útil para un proyecto que desea vender productos físicos.

Te interesará  Estrategias SEO para Atraer Clientes en México

De igual manera, una tienda en línea tiene menos relación con las webs del tipo blog, o similares. A pesar de que los tipos de páginas se pueden mezclar, perfectamente pueden funcionar de manera independiente de acuerdo al tipo de proyecto que se desarrolle.

Por ejemplo…

Web estática

Una página web estática es aquella cuyo contenido no puede ser modificado a no ser que se realice una intervención directa dentro de su código.

Estas suelen utilizarse con frecuencia en proyectos empresariales en el que los usuarios solo son consumidores del contenido y no generan ningún aporte directo a la información que se presenta en la web.

Web dinámica

En contraposición a la anterior, una web dinámica permite a los usuarios modificar parcial o totalmente el contenido de la página.

No necesariamente requiere intervenir directamente en el código de la misma, pues suele contar con módulos presideñados en los que cada usuario puede plasmar su intervención. Algunos ejemplos de estos son los foros, blogs, u otros.

Ecommerce

Ahora bien, cuando hablamos del sector de ecommerce, una página web presenta un formato que mezcla un poco de las dos anteriores. La empresa presenta un catálogo de sus productos o servicios y el usuario interactúa con sus ofertas alterando la disponibilidad de lo que se ofrece.

No obstante, este tipo de webs trabajan con algunos bloques de información que no se pueden alterar, e incluso pueden albergar segmentos destinados únicamente al planteamiento de información específica.

Blog

Por su parte, tenemos las webs tipo blog, que, si bien es cierto, en la mayoría de los casos los consumidores del contenido no pueden alterarlo, es importante acotar que el blog sufre modificaciones constantemente.

Te interesará  ¿Cuánto cuesta contratar a una agencia de marketing digital y posicionamiento SEO en Colombia?

El creador de una página web de este tipo debe agregar nuevos temas con cierta frecuencia, dependiendo del tipo de estrategia que emplee, y esto hace que varíe la apreciación de la página en sí.

Buscadores

No podemos olvidarnos de un tipo de página web que es capaz de rastrear un contenido en la Web World Wide y presentar respuestas específicas a ciertas inquietudes de determinado usuario.

Un ejemplo de esto es el gigante Google, que aunque no es la única web del tipo buscador, es sin duda la que domina el mercado.

Sus principales competidores son:

Herramientas para crear una página web

Ahora bien, una vez entendidos los conceptos básicos de una web, puedes comenzar a materializar esas ideas para tu proyecto. Para lograrlo, bien puedes crear un equipo de desarrollo conformado por:

  • Programador
  • Diseñador web
  • Especialista en posicionamiento en buscadores
  • Copywriter

No obstante, puedes comenzar el proyecto tú mismo apoyándote en herramientas para crear una página web sin tener conocimientos avanzados en programación. Estas herramientas, conocidas como CMS han ganado relevancia en los últimos años, a tal punto que se ha vuelto complicado identificar a simple vista una web diseñada desde el código y las que usan CMS.

Actualmente, las herramientas de mayor peso en el mercado son:

¿Cómo hacer una web irresistible?

Teniendo esto en cuenta, llegó el momento en el que la creatividad, el ingenio y una clara percepción del propósito de la web, se juntan para crear una página irresistible.

Entendiendo todos estos factores, te compartiré un tres elementos clave que te permitirán captar la atención de tus leads hasta convertirlos en fieles consumidores.

Te interesará  Consejos para hacer publicidad en TikTok

El contenido

Los usuarios entran a una página web sedientos de contenido, y si eres tú quien presente la mejor propuesta de este, formarás parte de su lista de preferencias. Ten en cuenta que la calidad del contenido no se mide en la longitud de un texto, sino en el mensaje que este transmite.

De igual manera, el uso equilibrado de imágenes, música y video, enriquecen el contenido de tu web.

En esta sección es fundamental enfatizar en el uso de estrategias SEO.

La estética

Ten en cuenta que los detalles visuales son cruciales. Una vez que definas el contenido de la página, organízalo de tal manera que se perciba como fresco, ligero y atractivo. Para ello, es necesario entender los principios del diseño web, diseño de interfaces y diseño gráfico.

Algunos de los elementos más importantes en esta área son las buenas prácticas de diagramación, el branding y el diseño responsive.

Velocidad

No importa si tienes mucha o poca información, e incluso si eres el mejor exponente en cierto tema. Si la página web carga lento, el usuario no se quedará esperando.

Con esto en mente, comprime y optimiza todos los elementos de la web, especialmente los multimedia, a fin de que la web cargue los más rápido posible. También existen complementos y plugins en los distintos CMS que te ayudarán a optimizar tu web en este criterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *