Generalmente, un proyecto nuevo no tiene los recursos para construir plataformas digitales completas. Aun así, es un hecho que deben ingeniárselas para hacer presencia y vender a través de internet.

Si es tu caso, puedes encontrar una solución oportuna con Shopify. Una plataforma diseñada exclusivamente para apoyar el desarrollo del comercio electrónico; incluso para aquellos emprendedores que no conocen de programación ni diseño web.

Veamos cómo funciona y lo que necesitas para armar tu propio web site de ventas en línea.

Cómo funciona Shopify

Esta plataforma tiene una serie de soluciones para los nuevos emprendedores, que también pueden ser ampliadas para el uso de grandes corporaciones.

Principalmente ofrece la posibilidad de crear una página web de ventas, donde tus potenciales clientes encontrarán todo tu catálogo de productos, y podrán comprar en línea.

El sistema te ofrece más de 100 plantillas segmentadas en categorías según el tipo de industria que ocupa tu negocio. Cada una de ellas cuenta con opciones personalizables, que a través de un diseño intuitivo te permitirán darle tu toque personal a la web.

Te interesará  Uso de Google Forms como herramienta de encuestas
Calificación de Shopify
9/10
9/10
  • Funcionabilidad de la web - 9/10
    9/10
  • Facilidad de uso - 9/10
    9/10
  • Confiabilidad y Experiencia - 9/10
    9/10
Sending
Califícalo
( votes)

Además, no tienes que preocuparte por el hosting del sitio, las afiliaciones con entidades bancarias para la pasarela de pagos ni con los impuestos por transacciones comerciales. Una vez tengas tu cuenta, Shopify se encarga de todo ello.

Con un pago de membresía mensual, tendrás a tu disposición todas las herramientas de creación, edición y gestión de tu web. Incluyendo notificaciones en tiempo real del momento en que se ejecute una orden de compra.

Lo que debes tener en cuenta, es que la membresía es prácticamente por el uso de las herramientas y la visibilidad. Pero cada venta debe reportar un porcentaje de comisión; que considerando todo el dinero ahorrado con sus soluciones, no significaría nada para el negocio.

Tanto la interfaz maquetadora como la web final que utilizarán tus clientes son altamente intuitivas y se adaptan perfectamente a todos los dispositivos. Por lo que como administrador del negocio, puedes revisar las métricas o gestionar los pedidos desde cualquier parte, en cualquier momento.

Además, ofrece un servicio de atención en línea que es bastante efectivo; aunque la mayoría de los asuntos cuentan con soluciones planteadas en inglés.

Qué necesito para crear mi web en Shopify

El diseño de una web ahora se puede hacer en minutos. En caso de usar Shopify, necesitas tener el branding de tu negocio definido y el catálogo de productos que deseas vender.

De allí en adelante, solo te resta registrarte en la plataforma, elegir la plantilla web que se adapta a tu branding y comenzar a editar la información.

Por último, es necesario elegir el plan de suscripción mensual, el cual se divide en tres categorías.

  • Básico: para nuevos comercios y pocos recursos – $29.
  • Shopify: ideal para empresas establecidas con grandes volúmenes de venta – $79.
  • Advanced Shopify: industrias con miras a las escalas internacionales – $299.

Por supuesto, mientras mayor exigencia requieras de la web, mayor será el plan al que debes suscribirte.

Aun así, cualquiera de ellos sin duda es una gran oportunidad para plantearte en el océano digital. Puedes ahora probarlo y comenzar a cosechar tus propios beneficios.