A diferencia de las otras redes sociales, LinkedIn está diseñada con fines profesionales. Conocida como la red profesional más grande, esta plataforma social media, te permite conectar con millones de personas de cualquier parte del mundo.

Pero las relaciones que se crean a través de plataforma se enfocan una gama de objetivos concretos:

  • Encontrar profesionales para tu empresa
  • Promover tu talento y experiencia en determinadas áreas
  • Mantenerte actualizado con las últimas tendencias de cada profesión u oficio
  • Dar a conocer proyectos con fines de ubicar sponsors
  • Compartir contenido relevante para gremios
  • Fines similares

En base a ello, la presencia dentro de LinkedIn no puede ser considerada al igual que Facebook, o Twitter. Si bien es cierto debe mostrar actividad constante, no es del todo “social”, o mejor dicho, su manera de establecer lazos sociales compete los fines descritos.

Por lo tanto, la creación de un perfil profesional en LinkedIn es el primer paso para expandir tu base de datos profesionales. Así que te comparto una serie de criterios que debes tener en cuenta al momento de registrarte o actualizar tu cuenta.

Te interesará  Facebook nuevamente nos sorprende con un cambio de look

Información personal

El perfil de esta red es la carta de presentación; es decir, si vas a un meeting, una entrevista, o un evento corporativo ¿Qué debes vestir? ¿De qué cosas hablas? Y más importante ¿Cómo te expresas?

Cada una de esas respuestas conforman la guía de cómo ha de ser tu foto de perfil, la reseña en el extracto y el titular profesional. En situaciones relacionadas a la excelencia profesional se busca información concreta y directa. Por lo que el uso de palabras clave te ayudará a simplificar las descripciones de cada área.

En cuanto a la fotografía, ten en cuenta que no ha de ser la de alguna actividad fuera de tu contexto profesional. La mejor alternativa es que sea una foto donde se aprecie tu rostro de manera clara, cuyo fondo sea neutro o en un ambiente de oficina. Tal y como se tratara de una entrevista.

Cualidades técnicas

En la sección de aptitudes, debes destacar aquellas cosas que te agregan valor como profesional. Si bien es cierto LinkedIn no es una síntesis curricular, este apartado permite que los demás usuarios de la red te encuentren a través de intereses específicos.

Te interesará  [VIDEO] Fortalece tu Personal Branding con LinkedIn

Preferiblemente, asegura que tu perfil mantenga un solo marco comunicacional; es decir, si eres un profesional multidisciplinar, es importante definir el uso que le darás a la red y en qué habilidades te concentrarás. De esa manera cuando otras personas encuentren tu perfil, no caerán en la confusión de a qué te dedicas.

Contenido y recomendaciones

Entre los últimos detalles, tienes la opción de incorporar elementos visuales que te permitan destacar de los demás perfiles. Haz uso de ellos.

Y de ser posible, solicítale a quienes dan fe de tus servicios que dejen recomendaciones de la calidad. Ten en cuenta que las recomendaciones no son productivas si se hacen bajo estrategias de otras redes como

  • Like for like
  • Follow by follow

La autenticidad  sin duda dará una mejor impresión, así que aférrate a ella pero no olvides que este tipo de herramientas tienen un último fin; Vender tus servicios entre profesionales. Así que hazlo bien, y si consideras que necesitas ayuda, solo déjanos saber en los comentarios.

Te interesará  Marca: ¿Debes estar en todas las redes sociales?