Hoy quiero hablarte de lo que implica el lanzamiento de un nuevo producto. Mucho se comparte desde la generalidad, pero hoy entraremos al corazón del proceso, descubrirás el porqué de cada etapa y sabrás cómo dar el paso a paso.

Uno de los errores más comunes para dar el salto al sector empresarial es asumir que con exponer una gran idea, captarás millones de clientes. En parte es cierto, hay que exponer para persuadir, pero hay una serie de variables y pasos a seguir para lograr una verdadera conversión.

No quiero que falles de esta manera, así que te comparto los secretos de un lanzamiento profesional, esperando que los apliques uno a uno.

Etapas iniciales del lanzamiento de un producto

Hablar de las primeras etapas es situarnos en lo que sucede antes de que el producto, siquiera, esté fabricado. Esta etapa comprende un proceso más investigativo del que ya hemos hablado como la investigación de mercado y buyer persona, además de los objetivos SMART. No obstante,hay detallesque frecuentemente se omiten, ¡Pero tú no! Así que asegúrate de cumplir este ABC.

  • Definición del plan de lanzamiento: establecer precios, medios, canales, presentación, negociación, audiencias, modalidad, frecuencia de rotación/facturación, entre otros.
  • Proceso de atracción: plantear estrategias para captar la atención de la audiencia objetivo y experimentar con versiones de prueba.
  • Establecer ciclos y recursos: según el rubro, entenderás que hay un ciclo de vida del producto y que conforme a este, debe haber estrategias de sostenibilidad y un presupuesto acorde.

Muchos de estos aspectos no son considerando sino hasta que la soga está hasta el cuello, pero una verdadera planificación te permite jugar con las variables a tu favor. Sabiendo qué ocurrirá, sabrás exactamente qué hacer y cuándo actuar.

Te interesará  Guía completa para la administración de inventarios

Por ende, podría decirse que sobre esta base de conceptos y estrategias, es que se construye todo el proceso de lanzamiento.

Etapa compleja del lanzamiento

Llegado a este punto, lo que sigue es destinar recursos a la parte ejecutiva/operativa del lanzamiento de un nuevo producto. Para ello, debes invertir en herramientas y actividades que te permitan conocer de cerca a tus competidores, extraer datos y analizar la viabilidad de tu nueva propuesta.

No sé si estás inventando algo que en realidad no existe, pero es muy probable que en el mercado haya algo similar a lo que propones y su experiencia sirve para hacer mejoras.

Partiendo de ello, necesitas construir una propuesta única. Aunque suene fácil, en realidad es complejo, puesto a que debes optimizar los atributos del producto y además diseñar un mensaje claro y persuasivo que atrape la atención de tu audiencia objetivo. Por lo tanto, necesitas invertir en un equipo de profesionales en áreas como:

  • Diseño gráfico
  • Diseño web
  • Copywriting
  • Social media
  • Marketer
  • Sistemas

Una estructura de este estilo te permite no solo crear el mensaje correcto sino gestionar su difusión. La idea es que más allá de compartir lo que haces, entres en la mente de tus potenciales clientes y estos acepten que darte una oportunidad es lo más inteligente; que de lo contrario se estarían perdiendo una oportunidad única.

Ten en cuenta que este “mensaje” no se trata solo del correo que vas a enviar, sino de la esencia de la marca que se va a lanzar; es decir, también hace referencia al branding y todos sus elementos visuales, la voz de la marca y la personalidad de la misma.

Te interesará  Mejora el Customer Experience y transforma tu empresa para siempre

En efecto, esta etapa comprende una integración de varias plataformas y profesionales que las manejen. Un ejemplo es el uso de la web, lead magnets, redes sociales, mailing, entre otros; como comprenderás, una sola persona no puede gestionarlas todas de manera efectiva.

Lanzamiento de un producto innovador

Llegado hasta acá ya tienes todo para desplegar tu producto y comenzar a facturar. Pero no te confundas, orquestar esta etapa es un tanto delicada, por lo que debes prestar mucha atención y asegurarte de seguir cada paso adaptando uno a uno conforme a tus estrategias y objetivos.

  • Construye un funnel de ventas.
  • Construye mensajes específicos para cada etapa.
  • Automatiza las acciones conforme al comportamiento de los usuarios.
  • Difunde un lead magnet relacionado a tu nuevo producto para atraer tráfico.
  • Estructura la base de datos para publicidad híper segmentada.
  • Difunde un mensaje potente para convertir.
  • Asegúrate de tener una atención al cliente óptima.
  • Cierra nuevas ventas.

Ahora bien, conforme a estas fases, comprenderás que no es una secuencia que puedas hacer en tres días. De hecho, el lanzamiento de un nuevo producto requiere semanas previas, semanas “in”, e incluso una fase posterior.

Si bien es cierto, presentarse en el mercado es enfrentarse a barreras de aceptación, es necesario entender que lograrlo no es nada si no se puede sostener en el tiempo. De nada sirve un gran producto con una entrada triunfal si al cabo de un par de meses no será recordado.

¿Recuerdas esos artistas que solo posicionaron un tema, ganaron mucho y luego no se supo de ellos? Así mismo sucede con las empresas y sus productos, pero debes recordar que no se trata solo de una venta sino de construir una relación a largo plazo.

Te interesará  Guía para la elaboración de un artículo de opinión

En ese sentido, te sugiero apegarte a la estrategia, sobre las etapas descritas y trabar siempre con profesionales de cada área para aumentar las probabilidades de éxito.

¿Qué ocurre si la estrategia falla?

Si fallas tienes dos opciones claras, abandonar tus ideales o replantear la situación y levantarte.

En el primer caso, no hay mucho que decir, solo vas por un café y listo. Sin embargo, espero que seas del segundo grupo; de esos que cuentan con registros de todo lo que hacen y lo que queda pendiente; registran las causas y sus efectos y ahora tienen un gran portafolio de datos que les permiten diseñar un mejor plan.

¿Recuerdas cuando montaste tu bici por primera vez? Seguramente caíste al suelo. De igual manera, debes saber que el lanzamiento de productos no sale bien a la primera, se trata de testear de manera controlada hasta que funcione; y una vez allí, lo mejor es mantener lo que funciona para disfrutar de la victoria.

No obstante, eventualmente debes apuntar a nuevas actualizaciones de producto, estrategia e incluso la marca misma. De lo contrario, podrías quedar obsoleto en un pestañear, y no es algo que quieras ¿O sí?