Si bien es cierto que una idea de negocios puede desarrollarse de manera empírica, también es cierto que con una ruta clara es más sencillo llegar al éxito en ella. Efectivamente, si alguien ha podido alcanzar sus objetivos y ha dispuesto un análisis sobre los puntos a favor y en contra, creo que valdría la pena aprender de ello.

De hecho, gracias a toda esa mirada detallada al camino que los llevó a la cima, surgen algunos conceptos prácticos que te pueden ayudar a avanzar; Entre ellos los objetivos SMART.

Acrónimo

Las siglas SMART son en conjunto una alternativa práctica para recordar rápidamente cómo establecer objetivos. Es decir, pese a lo complejo que pueden resultar los asuntos conceptuales de cada proyecto, la metodología de los Objetivos SMART parece simplificar todo y facilitar la tarea.

A menudo, el conjunto de directivos se hallan inmersos en diferentes debates sobre los próximos pasos de un proyecto, pero casi siempre se dan demasiadas vueltas sobre los mismos puntos. Espero que desees acabar con ese panorama y dirigirte específicamente a lo que debe hacerse, rápida y efectivamente.

Te interesará  La obsolescencia programada: una realidad de interés en marketing

Para ello, es necesario que comprendas cada una de las fases de los objetivos SMART.

Specific

Algo en lo que pueden estar de acuerdo todos los coachs y líderes de proyectos, es que la claridad de una meta es una de las piezas clave. Bien lo reza un viejo dicho “Si no sabes a dónde vas, ya llegaste”.

Por eso, lo primero que debes considerar, es que este objetivo para tu proyecto debe ser específico.

Measurable

El segundo aspecto que debes considerar para establecer los objetivos SMART en tu proyecto, es que deben ser medibles. Aunque de preferencia, esa medida debe ser cuantitativa, no descarta una idea cualitativa para la mima.

Sin embargo, deben existir condicionales que permitan conocer qué tan cerca o lejos te encuentras de alcanzar la meta. Si puedes medir el proceso, puedes detectar las desviaciones y realizar ajustes. De lo contrario podrías perderte en todo el camino.

Achievable

Adicionalmente, una meta ideal implica viabilidad; es decir, debe referirse a un punto alcanzable en un panorama real. Es de gran utilidad perseguir un sueño, pero si el sueño es demasiado grande para un momento determinado, cae en medio de la fantasía y se vuelve mucho más complejo de alcanzar.

Te interesará  Cómo optimizar la logística en un ecommerce

En cambio, si paso a paso vas estableciendo metas racionalmente alcanzables, vez tras vez puedes ir alargando el objetivo hasta lograr ese sueño.

Relevant

Ahora bien, no se puede concebir Objetivos Smart si lo que se ha planteado no tiene importancia alguna con respecto a la misión del proyecto. La mayor parte de la energía debe ir enfocada en la misión y bajo ese filtro debes establecer las metas de la organización.

Por supuesto, habrá momentos en que surjan actividades secundarias, pero te aseguro que al saber delegarlas, tendrás espacio para enfocarte en lo verdaderamente importante.

Timely

Finalmente, para poder establecer objetivos SMART debes considerar un marco temporal. Una meta de este tipo implica un lapso de tiempo para ejecutarse.

De esa manera evitas estar anclado indefinidamente a una idea que puede que no de resultado.

Advertisement

Ahora bien, el conocer el marco donde se establecen los objetivos SMART es solo el principio. Queda de tu parte buscar un caso en tu proyecto y filtrarlo con estas 5 variables para determinar lo que haga falta en el siguiente paso de tu empresa.

Te interesará  TU INVESTIGAS O PLATICAS?

Recuerda: Específico, Medible, Alcanzable, Relevante y Temporal. SMART.