No todos somos buenos con los números. Por ello, frente a un escenario donde se deben considerar una variedad de señales nacidas de datos cuantitativos, ante grupos de no expertos en analítica entran en juego dos perspectivas:

  • Demostrar cuán bueno eres observando métricas.
  • Transmitir un mensaje claro sobre lo que sucede y lo que puede surgir en el futuro cercano.

Ahora bien ¿Cuál crees que aporta mayor beneficio en la toma de decisiones dentro de una organización?

Efectivamente, la segunda de ellos.

En ese sentido, un verdadero experto es capaz de analizar todas las caras de un asunto y simplificar el mensaje para compartirlo con el resto del equipo. Y en cuanto a la transmisión de ideas resultantes de la analítica, nada tan efectivo como aplicar el Data Storytelling.

Qué es el Data Storytelling

En palabras sencillas, es una técnica de comunicación que permite a través de diversos recursos, contar una determinada situación de manera fluida y comprensible. Con el desarrollo de una historia que incluya los datos concretos a evaluar, hay mayores probabilidades de que el mensaje llegue y se ancle en la mente de los receptores.

Te interesará  La historia del internet: una mirada al pasado.

Por ejemplo, cuando se crea una infografía sobre el rendimiento de determinada línea de producción, se puede idear un contexto interactivo que facilite la comprensión de dichos datos.

No por ello se dejan de lado lo cuantitativo, sino que se apoya en descripciones cualitativas donde encajan perfectamente las interpretaciones de los analistas. La idea es suprimir los datos innecesarios de manera sutil y centrar la atención en los datos más relevantes para el caso.

Para ello, es necesario:

  • Comprender el contexto de la situación a evaluar.
  • Contar con datos precisos y un sistema que permita acceder a ellos, extraerlos y proyectarlos.
  • Diseñar materiales audiovisuales que simplifiquen la información.
  • Mezclar los elementos gráficos con la identidad visual del proyecto.
  • Incorporar mensajes que destaquen los acontecimientos relevantes de la historia.
  • Utilizar un mensaje sencillo y compatible con la audiencia que lo recibe.

De esta manera, se disuelven aquellas presentaciones que tomaban horas observando barras círculos y líneas grises para dar paso a una nueva sesión de interés. Actualmente aquellos que implementan este tipo de técnicas para dar a conocer sus hallazgos logran cautivar la atención de los interlocutores con mayor efectividad.

Te interesará  Marketing Político en Redes Sociales

Las sesiones de trabajo dan pie a ideas más innovadoras y la consideración de los datos verdaderamente importantes.

Ten cuidado con el Storytelling

No por lo actualmente expuesto, debes considerar que el Storytelling carece de formalidad. No se trata de crear argumentos fuera de regla para dar a conocer escuetamente una información.

Contrario a ello, es una técnica de comunicación interpretativa. Es decir, a pesar de que cada profesional puede darle al Data Storytelling una connotación diferente en sus proyectos, sigue siendo una técnica de comunicación.

Por lo tanto, el manejo de la información no es al azar, sino seleccionada cuidadosamente para mantener la atención en una parte del mensaje.

El vínculo perfecto de la estrategia se logra combinando:

  • Recursos visuales e interactivos
  • Datos precisos y relevantes
  • Estilo de narrativa

Haz una prueba básica organizando estos puntos y diseñando una propuesta con cualquiera de las áreas que evalúas. Y luego practica con otras hasta que logres dominar esta manera de comunicar.

Te interesará  Los gigantes de las redes sociales batallan fuerte por sus dominios