Todas las personas recordamos momentos de nuestra vida que nos han marcado; a su vez que solemos repetirlos cada vez que se presenta la oportunidad. Haciendo un poco de memoria recuerdo que en la última reunión familiar estábamos sentados y mi tío contó la historia de cómo mí abuelo subía las escaleras despacio para que nadie lo escuchará. Poco a poco todos comenzamos a reír y a contar más y más historias de mi abuelo, pasando un rato agradable que nos unió más como familia.

Lo interesante es que las historias de mi abuelo, y está en particular, las suelen contar casi siempre que nos reunimos con mi familia. Sin embargo, ¿por qué no nos aburrimos, nos hace reír y nos hace sentir bien? La respuesta puede encontrarse en que esta anécdota está íntimamente ligada a nuestras emociones respecto a un evento bastante divertido sobre mi abuelo. Así mismo, mi tío es muy bueno narrando y eso le da un toque especial a la anécdota.

Esta forma de hacernos reír y unirnos en familia a través de una historia es lo que en el Marketing Moderno se conoce como StoryTelling (contar un cuento). Según los expertos, el ser humano entiende mucho mejor los mensajes a través de las historias y sobre todo tiene una historia que necesita ser contada. Como menciona la Literata danesa IsakDienesen “ser una persona es tener una historia que contar”.

El Marketing moderno ha sacado provecho de esta herramienta para conectarse con los clientes, comprendiendo que la conexión emocional es importante. Así mismo, en el mundo actual las personas se encuentran en constante acción con lo cual su tiempo libre se ve limitado. En ese sentido de las 24 horas al día aproximadamente 8 horas trabajan, si no más, y dedican también tiempo a otras actividades. De esta manera, el tiempo para la publicidad o el tiempo libre en general son bastante limitado, a esto sumemos el bombardeo desenfrenado de mensajes que una persona recibe diariamente. Por ello, no solo será importante conectarse con la persona sino también generar intereses desde los primeros 5 segundos y despertar el “WOW” (generar sorpresa e impacto).

Esta herramienta será importante porque se puede conectar con el cliente de forma creativa, novedosa y evocando sus emociones. Así mismo, el storytelling permite contar una historia que luego el público vera casi imposible no compartir. En resumen el storytelling es la trasmisión de una historia mediante una técnica narrativa que evoque las emociones y sea fácil de comprender. A su vez, permite transmitir valor agregado o un mensaje que conecte a la marca con el cliente.

Como menciona Fernando Palacios, experto en Storytelling, esta herramienta se divide en dos: Story y Telling. La primera fase es la materia sobre la que se construirá el mensaje que queremos brindar, es decir la historia. La segunda fase es la forma que le damos a la historia a través de la narración. La combinación de ambos elementos permite la transmisión del mensaje y la conexión con el cliente por medio de las emociones. Es fundamental, que la historia evoque las emociones y sobre todo recuerdos vividos. Como mencione líneas arriba en el ejemplo de la anécdota de mi abuelo, esta historia nos hace sentir bien y reír porque es un recuerdo positivo.

infografia story

En el esquema presentado se puede ver que para el Storytelling será necesario un emisor y un oyente. Así también, los objetivos que persigue el emisor son convertirse en parte del entorno del oyente, conectarse emocionalmente y generar una necesidad en él. La transmisión del mensaje debe tener ciertos efectos:

  1. Efecto WOW: evocar sorpresa e impacto con nuestro mensaje.
  2. Efecto Emocional: evocar las emociones del oyente, reviviendo recuerdos positivos o situaciones de la vida diaria.
  3. Efecto Experiencia: se debe transmitir una historia vivida, una experiencia real que sea consecuente con lo que vive el oyente día a día.
  4. Efecto Memoria: transmitir una historia que se quede en el recuerdo del oyente y pueda ser compartida después.

En el caso de las redes sociales el storytelling está directamente relacionado al contenido. Para generar una historia con nuestro contenido debemos seguir un esquema en el cuál se tenga un inicio, desarrollo y final. Así mismo, debemos contar con un héroe, una situación o momento (real y vivido) y un acompañante (opcional). La forma en que se debe contar la historia debe poseer sentimiento, sin dejar de lado la personalidad de la marca.

¿Qué esperas para comenzar a contar tu historia y la de tu marca?

————-

Fuentes:
Cristina Quiñones: Las 7 claves del Planeamiento de Marca basado en el StoryTelling
Vilma Nuñez: ¿Qué es el storytelling y cómo lo aplicamos a las redes sociales?
Inma Jimenez: Storytelling, la fuerza de una buen a historia-

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!