Hoy le daremos un vistazo a los tipos de estrategias que existen y destacaremos cuáles son los que tienen mayor relevancia al momento de gestionar un negocio.

Hablar de estrategias es adentrarse en un terreno un poco ambiguo, pues trata plenamente de conceptualización. A raíz de ello, es común confundirlas con las tácticas y ocasionalmente con otro tipo de planeación.

No obstante, aterrizaremos los puntos más importantes para que puedas ver con claridad de qué trata; y lo más importante, que puedas gestionar tu negocio de mejor manera.

Definición de estrategia

Por supuesto, antes de entender los tipos de estrategias debemos asentar las bases de lo que es. De esa manera, podemos plantear ideas más sólidas y eliminar la ambigüedad de una vez por todas.

El término “estrategia” deriva del griego “strategía”. Una palabra utilizada para representar las maniobras militares de la antigüedad.  En la strategía se planteaban asuntos importantes como características del campo de batalla, distribución de armas, alineación del ejército, movimientos de entrada, parámetros del sitio, y un sinfín de detalles más.

Con el tiempo, se hizo cada vez más notable la comparación entre las maniobras militares y la vida o los negocios. Desde un punto de vista más amplio, la strategía pretende alinear una serie de elementos y acciones para alcanzar las metas propuestas.

En nuestros días sucede igual, pero además de los asuntos militares, en la enseñanza civil, los juegos competitivos y hasta en el sector empresarial se desarrollan estrategias. Se estudian los elementos que deben alinearse para lograr metas y eventualmente terminar en la cima del éxito.

Te interesará  Conoce 3 tipos de mercado que debes identificar para tu negocio

Principales tipos de estrategias

Entendiendo qué es una estrategia, ahora podemos adentrarnos en las distintas connotaciones que pueden tener. Si bien es cierto que el propósito es similar (ganar en el campo de juego/batalla), la aplicación es completamente distinta en cada tipo.

Debes saber que los tipos de estrategias pueden ser apreciados desde dos ópticas macro y en cada una, un hilo infinito en el que se pueden diseñar estrategias para tareas brutalmente específicas.

Veamos el marco general y luego concentrémonos en las estrategias que debes implementar en tu negocio.

Estrategias militares

Este fue el punto de origen, pero no por eso ha quedado desplazado con la adopción general de la estrategia. Consiste en planificar movimientos, gestionar recursos militares, organizar tropas y demás actividades que permiten a la milicia conquistar el campo de batalla.

Estrategias de aprendizaje

Es uno de los tipos de estrategias más usados actualmente. Está a cargo de todos los profesionales de la educación y pretende diseñar las vías óptimas para difundir el conocimiento. La idea principal es facilitar el aprendizaje por parte de los estudiantes, y esto no se limita solo al aula de clases; también puede considerarse en el ámbito laboral.

Estrategias de juego

Son aquellas que permiten a jugadores o equipos acaparar el dominio del juego. Siguiendo los mismos lineamientos de la estrategia militar, estas estrategias suelen responder a desafíos donde un movimiento en falso puede representar la derrota.

Estrategias empresariales

¡Nuestro punto más importante! Las estrategias empresariales son aquellas que les permiten a las organizaciones avanzar en la construcción de su visión y dominar una cuota de mercado cada vez más grande. Estas estrategias se clasifican en cuatro grupos intermedios que veremos de inmediato.

Te interesará  ¿Cómo hacer el “palomita símbolo” o checklist en Excel?

Estrategias tipos – Empresas y otras organizaciones

Los tipos de estrategias empresariales también pueden clasificarse en una enorme lista de categorías. Sin embargo, en los siguientes cuatro grupos encontrarás el marco perfecto para comprender el funcionamiento de las mismas y además identificar qué estrategias podrían estarte faltando en tu modelo de negocio.

Lo más importante es que a partir de ahora, tengas en cuenta de qué puntos debes apoyarte para que tu empresa alcance los objetivos que se ha trazado. E incluso, si aun no tiene objetivos claros, entonces puedas plantearlos ahora mismo.

Estrategias directivas

A nivel empresarial, es indispensable que exista una guía o estructura que permita a la directiva gestionar a toda la organización. Un conjunto de parámetros que permitan establecer qué hacer y qué no hacer para asegurarse del buen funcionamiento de la misma.

Incluso el dar órdenes ha de tener una forma particular de la empresa; asimismo el delegar, el plantear nuevas metas, establecer plazos y demás, debe ir dentro de una misma estrategia. De lo contrario, se podría dirigir al personal hacia “ningún lugar”.

Estrategias operacionales

En este caso, los tipos de estrategias que yacen en este grupo se orientan directamente a los procesos productivos. Con ellas se pretende alcanzar mejores estándares de productividad y por supuesto, implica la gestión interna de recursos y del personal a cargo de los procesos.

Cuando una empresa cuenta con estrategias operacionales bien diseñadas, el flujo de trabajo es más que satisfactorio y la calidad de los productos o servicios de la empresa son superiores.

Estrategias de negocio

Por su parte, las estrategias de negocio se enfocan en atacar el marco competitivo. En otras palabras, son las que pretenden desplazar a los competidores para escalar la escalera del éxito en el mercado.

Te interesará  ¿Cómo afrontar la carga y estrés laboral?

Más allá del éxito interno, esta se encarga de ganar valor frente a los demás. Tanto clientes como aliados y competidores son los considerados al momento de plantearla y en efecto, requiere de la intervención de profesionales en distintas áreas, como el marketing, por ejemplo.

Estrategias funcionales

Finalmente, encontramos el grupo de estrategias empresariales que destaca por ocupar lo más tangible. Gracias a este tipo de estrategia, las empresas pueden diseñar acciones por departamento, cargo y algunos roles de equipo.

Las estrategias funcionales se enfocan en dar mejores soluciones a las diversas áreas (tanto internas como externas) que ha de cubrir la empresa. Siempre están alineadas a los objetivos específicos de la empresa y a partir de ellas, se construye el camino macro hacia la visión de la organización.

Conclusiones

Ahora cuentas con un panorama más específico sobre los tipos de estrategias que existen y cuáles son los grupos que mejor te servirán en tu empresa. Ten en cuenta que estrategias tipos, no es lo único que necesitarás, pues también es indispensable buenas tácticas y un equipo de profesionales capaces de llevarlas a cabo.