Desde tiempos primitivos, la comunicación en los humanos es una cuestión que siempre ha estado presente, ya que al ser seres sociales, que necesitan de la colaboración de alguien más o de un grupo para protegerse y procrear, era cuestión de tiempo que naciera un lenguaje que se usará para comunicar ideas o directrices a los demás.

En este sentido, la comunicación evolucionó con la finalidad de hacer más prácticas los hechos de poder sobrellevar una conversación entre un grupo que ya hace vida dentro de lo conocido como una región o nación.

No obstante, el transcurrir de lo que hoy conocemos como idiomas, tuvo un largo proceso evolutivo en el cual una migración de personas se juntó con otras para hacer que todo un compendio de términos tuviera un sentido en común y así poder transmitir estos conocimientos mediante la enseñanza a las futuras generaciones.

Igualmente, esto que conocemos, como comunicación verbal, visual y Audiovisual muto del día a día de los individuos a un punto es donde estudiar estos términos y cómo se aplican en lo que hoy conocemos como “organizaciones” ya que las mismas poseen su tipo de comunicación especifica que todo gerente o líder debería manejar para que sus subordinados entiendan cómo realizar sus labores de las mejores maneras y como la compañía lo necesita.

¿Qué es la comunicación organizacional?

Continuado con la idea anterior, de cómo la comunicación humano evolucionó, a partir de la revolución industrial, con la aparición de las primeras compañías formales que buscaban mantener un nivel de exigencia estándar y que este se viera reflejada en su producto, era necesario que los encargados divulgaran las exigencias de la mejor forma.

Hay compañías que se encargaron de establecer un manual con el que todos supieran qué camino seguir, no obstante, siempre existen esas órdenes expresas que modifican toda una línea de trabajo, así que era necesario que las ideas estuvieran de la forma más clara posible.

El empleo de obreros siempre llegaba a un problema claro, y es que estos, al no conocer los términos técnicos y solo poder accionar con ejemplos claros, requería una forma en la que todos pudieran expresar claramente los mandatos y que el mensaje fuera recibido de forma clara.

Nacería lo que conocemos como Comunicación Organizacional y dentro de de si los tipos de comunicación dentro de estos ambientes.

Te interesará  70 estadísticas acerca del servicio al cliente

La comunicación organizacional, no es más que la forma en la que los jefes, gerentes o capataces, se dirigen a sus empleados de una forma clara, precisa y concisa sobre los objetivos de una temporada, campaña o día y que estos accionarios entiendas y comprendas de la forma más precisa las instrucciones asignadas.

Dentro de una compañía, se debe tener en cuenta varios puntos, sin embargo, el más importante siempre radica en la forma en la que se dirigen las instrucciones a cada uno de los departamentos.

Elementos de la comunicación organizacional

Dentro de lo conocido como Comunicación Organizacional, existen ciertas cosas que un compañía podría aplicar para aumentar la efectividad de la misma dentro de los distintos departamentos que pudieran componer.

Uno de las más usadas son las llamadas “publicidades institucionales” las cuales no buscan más que exaltar informaciones mensuales importantes que sean de interés público para todo el compendio de trabajadores. Mayormente, esta se da a conocer mediante el uso de carteleras o charlas semanales entre departamentos para conocer sus avances y necesidades.

Esto beneficia enormemente a la compañía y abre sus puertas no solo para mejorar internamente, sino también en cuanto a las relaciones públicas con la comunidad en la cual hacen vida. Aparte, que al empleado sentir que donde labora escuchan sus dificultades hace que los comportamientos sean más agradables ya que el mismo sentirá un aire de amabilidad hacia los signos audiovisuales de la misma compañía.

Estos elementos influyen directamente en el hecho del comportamiento del personal dentro y fuera de la organización ya que estos no extrapolan los problemas sufridos dentro de las paredes de la institución debido a que ahí mismo se buscará la forma de resolver estos inconvenientes.

Aunque no observe directamente, estos pequeños elementos, influyen mucho en los tipos de comunicación o las estrategias que estos vayan a aplicar para que el ambiente laboral sea el más sano y sencillo para comunicar ideas que hayan existido.

Tipos de comunicación organizacional

Hay que tener en cuenta ciertos detalles cuando de comunicación organizacional se trata y es que entablar una conversación entre personas con el mismo puesto, superiores o subordinados tienen sus matices que siempre deben estar presentes aunque haya mucha camaradería dentro del personal.

Te interesará  Estrategias de marketing del casino online que puedes aplicar a tu negocio

Existen principalmente 7 tipos de comunicación dentro de una compañía normal, no obstante, hay ciertos detalles que pudieran evolucionar dependiendo del carácter de la que se intenta analizar. 

Para hacerles el trabajo sencillo, a continuación analizaremos el carácter de las mismas.

Interna

La comunicación interna de una compañía en las que se aplica de la forma correcta en todos los niveles jerárquicos que exista dentro de la misma, siempre con respeto y especial énfasis en las órdenes que se le da al personal.

Externa

Este tipo de comunicación se aplica entre la compañía y los medios de comunicación, la cual tiene como deber expreso brindar información de dominio público para agentes externos a la compañía. Mayormente estas son declaraciones hacia una situación en la que la reputación de la compañía se vea inmersa como aspectos publicitarios.

Formal

La comunicación formal se aplica en órdenes expresas o editor que vayan desde la presidencia a cada uno de los departamentos de una compañía. En la mayoría de las veces, esta tiende a contener información sobre aumento de prestaciones salariales o temas internos que todo trabajador debe manejar como nueva ley.

Informal

Descendemos de formalidad en este punto y es que cuando se trata de órdenes para departamento específicos, la gerencia conversó con el responsable para que este comunique todo lo debido con los trabajadores de ese despacho.

Mayormente solo se comunican las palabras de forma sencilla ya que muchos pueden manejar el mismo lenguaje por lo que no hay que ser técnicos ni tan formales.

Siguiendo con el orden de las ideas, entramos en el terreno un poco más específico ya que conoceremos como se dirigen entre departamentos, superiores y subordinados.

Ascendente

Cuando un subordinado quiere dirigirse a un superior, muchas veces se le conoce como comunicación ascendente, ya que el esfuerzo mayor viene de parte de la persona con menor rango jerárquico, cuyo objetivo es hacer conocer sus intenciones al jefe de una manera respetuosa pero directa.

Descendente

En este punto los rangos se invierten. Se toma en cuenta que un jefe debe dirigirse al empleado de forma respetuosa y utilizar un lenguaje técnico y coloquial para que el mensaje llegue de la forma correcta, teniendo en cuenta el nivel socioeconómico que pudieran diferenciar a ambos individuos.

Te interesará  Wam Global adquiere Interactiv4 y Blackbird para convertirse en el líder de soluciones eCommerce en España

Mayormente, este tipo de conversación se evita entre la gerencia general, delegando esta acción a los jefes inmediatos de los departamentos para facilitar la forma de comunicar ideas.

Horizontal

Como su nombre lo indica, este tipo de conversación ocurre entre empleados del mismo rango, departamento o con cierto grado de confianza que se da con la cantidad de tiempo trabajando juntos.  

¿Cómo lidiar con los tipos de comunicación?

Como primer punto tenemos que detallar las labores y diferencias marcadas que deben existir entre superiores y subordinados, ya que de ninguna forma mientras se esté en el horario laboral, se deben violar los deberes y derechos entre puestos y empleados.

Si bien, es necesaria la camaradería entre personas con el objetivo de fomentar el apoyo, hay ciertos puntos que se deben tener en claros cuando se trata de gestionar un ambiente laboral sano y respetuoso para cada uno de los empleados.

Los tipos de comunicación tienen mucho que ver, ya que estos, al ser bien aplicados, se genera una reacción en cadena que afecta de manera positiva a cada uno de los trabajadores como también pueden influir negativamente en los mismo generando una confianza que burla el respeto entre la jerarquía.

Un gerente o un jefe de departamento siempre debe tener en cuenta un detalle importante, y es que la forma en la que trates a tus subordinados será igualado por el respaldo que estos te den en los momentos más importantes que haya dentro de la compañía, por lo que ser respetuoso, atento y comprensivo, generará un apoyo de los mismo cuando más los requieras.

En conclusión, una compañía siempre debe esforzarse por generar un espacio comunicativo perfecto, en donde las ideas y las sugerencias sean bien recibidas para ser transformadas en un punto en el cual todos los departamentos se beneficien.

Las compañías son seres vivos metafóricos que se benefician del movimiento interno que estas reciben por parte de sus integrantes, por lo que si la armonía abunda, junto con la buena comunicación, muy pocas veces existirán problemas internos que no puedan resolverlos. No obstante, para lograr que los tipos de comunicación beneficien a todos la compañía debe poner reglas y establecer mecanismos para adherirse correctamente a un buen clima organizacional.