El ser humano responde a estímulos. Si presentamos una serie de estímulos específicos, como el uso de palabras clave para vender, podemos persuadir con mayor eficiencia y lograr nuestro propósito comercial.

Por supuesto, el arte de persuadir no se aprende en una sola nota de blog. Sin embargo, a través de este artículo podrás entender mejor el tema y por supuesto, te presentaré una serie de disparadores mentales que podrás implementar de inmediato en tus discursos a fin de lograr mayor conexión y generar más y mejores ventas.

¿En qué se basan estas palabras clave para vender?

Es importante acotar que la selección de nuestras palabras clave para vender nace de las reacciones del mercado ante dichas palabras. Además, estos términos se centran en orientar el mensaje a marcos específicos que han sido de gran importancia para las estrategias de comunicación en marketing, como lo son:

  • Sentido de confianza
  • Sentido de urgencia
  • Sentido de la escasez
  • Sentido de exclusividad

De esta manera, podemos obtener una especie de diccionario versátil capaz de conectar nuestro mensaje con la mente del prospecto. Gracias a esta conexión, despertar una mayor atención y promover un mayor interés en la adquisición de nuestros productos y/o servicios.

Palabras clave para generar confianza

La confianza está dentro de los primeros detalles que debes generar. La ausencia de confianza cierra las puertas a cualquier tipo de negociación, incluso cerraría las opciones para poder dar un regalo genuino.

Así que asegúrate de generar un entorno confiable y de enriquecer tu discurso de ventas con palabras clave que favorezcan este punto. Te comparto los detonadores que te ayudarán a lograrlo.

Te interesará  5 habilidades clave de un gerente comercial
  • Garantizado
  • Comprobado
  • Garantía
  • Confiable
  • Respaldo
  • Seguridad
  • Genuino
  • Libre de riesgos
  • Acompañamiento

Palabras clave para dar sentido de urgencia

A partir de ahora, la secuencia de palabras clave para vender no está enmarcada en una jerarquía. Después de generar confianza, has de apoyarte en las palabras que mejor se adapten al contexto de tu venta.

En este caso, necesitamos una serie de detonadores que promuevan una toma de decisiones rápida. A veces, esperar demasiado puede hacer que el prospecto se enfríe y no avance a la siguiente etapa de conversión, por lo que resulta de gran utilidad promover la urgencia.

  • Limitado
  • Fecha tope
  • Expira
  • De inmediato
  • Oportunidad limitada
  • Rápido
  • Ahora
  • Hoy
  • Este momento

Palabras clave para plantear la escasez

En ese sentido, existe un conjunto de detonadores cuya participación en el mensaje nos permite crear un ambiente de escasez. Pero más que un entorno deplorable para nuestra propuesta, sirve para reforzar el sentido de urgencia, pues al plantear que queda poca existencia de la oferta, el cliente podría quedarse por fuera de la promoción.

No es un secreto que las grandes marcas lanzan anuncios extraordinarios en los que plantean un número reducido de productos o acceso a servicios y estos suelen agotarse con gran velocidad. Para lograrlo, presta atención a las siguientes palabras clave.

  • Pocas unidades
  • Últimos disponibles
  • Agotarse la existencia
  • Cupos limitados
  • Acceso limitado
  • Los primeros “X” en contactar

Palabras clave para fomentar la exclusividad

Por último, dentro de nuestra serie de palabras clave para vender más tenemos un conjunto de detonadores que te ayudarán a presentar un mensaje singular. Es decir, presentar tu propuesta como si se tratara de un segmento exclusivo.

Te interesará  Cómo medir el rendimiento de tu cartera de clientes y optimizarla

Este estilo permite generar esas sensación y favoritismo, que, aunque para algunas marcas parece elitismo, la verdad es que el ser humano desea “pertenecer a algo”, y teme, en gran medida, “quedarse fuera de tendencia”.

Por ello, las palabras que fomentan la exclusividad te permitirán aumentar tu tasa de conversión.

  • Pioneros en
  • Grupo selecto
  • Oferta exclusiva
  • Disponible solo para
  • Oferta cerrada para
  • Sé de los primeros en
  • Atención preferencial
  • Acompañamiento personalizado
  • Sesiones exclusivas

Criterio de uso para las palabras clave en ventas

Teniendo esta completa lista de palabras clave para vender, debes saber que es poco profesional usarlas sin medida. Como un vendedor profesional, debes saber cuándo y cómo aplicar estos detonantes para que de manera natural puedas generar un vínculo con el prospecto.

No se trata de hacer una oración repleta de disparadores, sino de incluirlos coherentemente dentro de tu propuesta de valor. La idea central es perfeccionar tu discurso de ventas, no saturarlo de detonadores.

Un paralelismo de este punto podría ser el uso de la mostaza en determinado platillo. No usas demasiado, pero la proporción adecuada de esta te dará un resultado increíble.

Ahora bien, para saber qué palabra usar, cómo usarla y cuándo implementarla, debes practicar. No existe un manual específico que pueda aplicar literalmente a tu caso, porque tu negocio, tu público objetivo y preferiblemente, tu nicho, han de ser específicos.

En base a esto, te sugiero que antes de salir a encontrarte con tus prospectos, elabores una serie de borradores. Lee tus propuestas y edítalas hasta que suenen como tu mismo. Otórgale un sentido natural al mensaje y cárgalo del propósito comercia.

Te interesará  Entendiendo el ciclo de ventas para mejorar tu ROI

¿Por qué las palabras solas no son suficientes?

Finalmente, debes hacerte consciente de que las palabras por sí solas no son suficientes. Incluso utilizando palabras clave para vender dentro de tu discurso, el mensaje literal impacta a tu interlocutor en solo un 7%.

Esto no significa que las palabras estén mal, pero es importante considerarlo porque el foco de la venta no ha de estar solo en las palabras. Ese es el 7% de cierre, el cual es vital para concretar la venta, pero debes asegurarte de que otros factores influyen positivamente en la negociación.

Estos factores están relacionados con el contexto del mensaje, como: el tono de voz, el lenguaje no verbal, el entorno, vestimenta, la confianza entre interlocutores, la predisposición, entre otros.

Ahora bien, una vez que aprender a manejar el contexto y has perfeccionado el mensaje con las palabras ideales para tu caso, comenzarás a evidenciar un aumento considerable en tu tasa de conversión.