Ser freelance es mucho más que una alternativa de generar ingresos. En realidad forma parte de los grandes cambios que estamos viviendo a nivel comercial y profesional; el mercado laboral está experimentando ajustes que convienen tanto a empleadores como a trabajadores y personalmente creo que es un cambio sin retorno.

Hoy en día las habilidades personales demostrativas tienen mucho más peso que los títulos obtenidos; y así mismo las relaciones comerciales tienden a desarrollarse mejor que los contratos laborales de dependencia.

Veamos más a profundidad lo que significa ser un freelance y qué es lo que le depara el futuro cercano.

Freelance o profesional independiente

La modalidad de trabajo independiente es mucho más antigua que el internet, sin embargo, es un hecho que desde que llegó la web, este tipo de trabajos se masificaron.

En principio, este tipo de trabajo consiste en ofrecer servicios para satisfacer requerimientos específicos de un mercado. Por ejemplo, ante la necesidad de reforzar la imagen de una empresa, se necesitan especialistas en mercadotecnia, diseño gráfico y copywriters. Y ante esa situación, la empresa puede contratar a su propio staff o tercerizar la responsabilidad, dejándola en manos de freelancers expertos.

Te interesará  2 virales de colaboradores que las marcas deben agradecer

Desde el punto de vista de la empresa, solo estaría pagando por un servicio puntual y se anula la responsabilidad que exige la legislación laboral de cada país; tales como bonos, vacaciones, seguro, entre otros.

Mientras que cada freelance puede establecer sus propias tarifas y condiciones de servicio; de manera que al llegar al acuerdo, ambas partes dan y reciben lo mejor de cada parte.

Definitivamente, los profesionales independientes encuentran en esta alternativa una modalidad de trabajo donde pueden estructurar mejor sus jornadas; estipulan plazos de entrega que les permiten facturar con otros clientes sin afectar los contratos existentes y ajustan su jornada para encontrar el tiempo libre que necesiten.

Como consecuencia, luego de generar una buena cartera de clientes en determinada área, el profesional independiente puede ganar mucho más de lo que ganaría con un trabajo fijo. Y aunque este tipo de ingresos no son “estables”, definitivamente permite mayor flexibilidad económica para la mayoría de personas en el mundo.

Te interesará  Facebook Gaming: una oportunidad para los streamers

Oportunidades para un freelance

A pesar de que al principio cueste un poco conseguir clientes como freelance, una vez que le tomas el hilo, no habrá quien te detenga.

Cada día que pasa, son más las empresas y proyectos que necesitan resolver asuntos puntuales y en ocasiones continuados; y que recurren a la búsqueda de expertos en ciertas áreas para establecer una relación comercial directa y efectiva.

En ese sentido, si cuentas con conocimiento técnico en algún área, puedes comenzar a crear tu presentación e iniciar tu búsqueda de clientes.

Asegúrate de perfeccionar tus habilidades de comunicación y persuasión; cree en tu nivel profesional y mantén el 100% de sinceridad en la venta de tus servicios. A medida que manejes buenos términos de negociación, tendrás un crecimiento rápido y sólido dentro del sector; y al final lo que importa es hallar la manera de estabilizar ingresos atractivos.

Ahora bien, en cuanto al proceso de concretar clientes, déjame decirte que no existe una fórmula única. Debes experimentar y tomar notas de lo que te funciona mejor; lo que puedo asegurarte es que hay cientos de clientes en tu campo que están buscando a alguien como tú.

Te interesará  Google Analytics 4: Lo más importante que tienes que saber

Tu labor es hallarlos, y concretar una relación comercial de mutuo beneficio.