Aunque el propósito de mantener la reputación de las empresas ante sus audiencias es antiquísimo, se podría decir que el brand safety es relativamente reciente. Surge debido a la recurrencia de incidentes relacionados al Adversiting de las marcas.

En el océano digital, la exposición al caos es infinitamente mayor al mundo offline. Tan solo con un click, el logo de tu empresa podría estar al lado de un video terrorista ¿Y cómo crees que el público asumirá esto?

No porque tu audiencia esté interesada en el video, sino porque las noticias vuelan; y si te asocian con actividades conflictivas y controversiales, puede que aparezcan periodos fuertes en la historia de tu negocio.

Si quieres evitar que este tipo de incidentes ocurran en tu modelo de negocios, es mejor que comiences a actuar bajo en brand safety.

¿Cuál es el objetivo del brand safety?

En principio, no es más que una configuración de los anuncios publicitarios en plataformas digitales, donde se da prioridad al contexto. Es decir, debe optimizarse y especificarse el tipo de sitios webs, apps u otros que sean propicios para fortalecer la marca; y al mismo tiempo, evitar a toda costa mezclarte con contenido perjudicial.

Te interesará  Portafolio de Productos

Como referencia, debes tener en cuenta que bajo ninguna circunstancia es beneficioso que tu marca aparezca rodeada o cerca de los siguientes tópicos:

  • Contenido de adultos
  • Armas
  • Crímenes
  • Muertes (incluso accidentales)
  • Piratería digital
  • Campañas de odio
  • Conflictos militares
  • Pornografía
  • Drogas
  • Spam
  • Tabaco
  • Terrorismo

Sin embargo, también dependiendo de la naturaleza de tu branding, puede que existan otros escenarios que no sean favorables para tu marca.

Por ejemplo, si tu empresa desarrolla productos para personas que padecen de diabetes tipo 2, es delicado que tu publicidad display aparezca cerca de sitios de golosinas. O en otro caso, si eres de las marcas petlovers y promueves campañas en contra del maltrato animal; entonces no debes aparecer cerca del zoo o los circos.

En función de ello, es necesario que quienes organizan las pautas publicitarias estén 100% atentos al tipo de sitios que deben llegar y cuáles evitar en los Ads.

No es lo que digas, sino cómo lo digas

En este caso entra perfectamente el refrán de la importancia del contexto en la comunicación.

Te interesará  Benchmarking: qué es y cómo realizarla

Cabe destacar que aun ejecutando una estrategia impecable, siempre estamos expuestos al error. Y puede que tu anuncio no cuente con una protección de branding total. Por lo tanto, el equipo a carga debe contar con estrategias preparadas para solventar incidentes relacionados.

Y en caso de que no sea así, al menos debe ser lo suficientemente diligente como para crear una acción que salve el mensaje.

En la publicidad, la idea es fortalecer la apreciación de la marca por parte de sus usuarios y crear estímulos para convertir a los prospectos. Así que idear estrategias de Adversiting con brand safety no es opcional; contrario a ello, es imprescindible.

¿Te ha ocurrido algo fuera del brand safety?

¿Cómo has solucionado el caso?