Desarrollar una estrategia de marketing es uno de los asuntos más delicados dentro de los negocios. Hoy en día, con tanta información sensible en la calle, es fácil dar el paso en el camino equivocado; y eso es algo de lo que debes cuidarte.

Por ello, quiero mostrarte lo que debes saber para desarrollar correctamente tu estrategia. Sea cual sea tu objetivo, lo mejor es diseñar la ruta más directa y con menos incidencias; así que veamos cómo hacerlo.

¿En qué consiste una estrategia de marketing?

Una estrategia de marketing es un conjunto de acciones globales que generalmente apuntan al crecimiento a mediano o largo plazo. Es uno de los atributos más importantes dentro de una empresa y está estrechamente relacionada con la personalidad del proyecto.

Una vez definida la estrategia, todos los puntos se reúnen en un plan a corto plazo, pues la mejor manera de llegar lejos es dando pasos pequeños. Aunque puede que tarde un poco más, es la vía más segura y confiable.

Te interesará  ¿Cuál es el comportamiento del consumidor?

En ese sentido, las acciones inmediatas que le dan forma a la estrategia global, componen un plan de marketing. Por lo general, este plan indica lo que hay que hacer y evitar en lapsos de tiempo cortos.

Con ambas definiciones establecidas, es momento de pasar a los requisitos para determinar tu estrategia de marketing y el plan para ejecutarla.

Pasos para desarrollar una estrategia de marketing

Hablar de pasos para crear una estrategia, es en cierto punto ambiguo. Hoy nos concentraremos en los elementos más importantes para que comiences a trabajar en ella; recuerda que la velocidad es importante, pero es menos relevante que la planificación estructurada y detallada.

¡Pasemos a ello!

Antes de establecer la ruta que te llevará a tus sueños, primero debes saber dónde están los dos puntos clave:

  • Dónde estás
  • A dónde quieres llegar

Así que evaluando el contexto de manera objetiva, tendrás acceso a información relacionada a los desafíos y las ventajas que puedes encontrar en el proceso. En ese sentido, el uso de herramientas como la matriz FODA te pueden ayudar a entender perfectamente tu situación.

Te interesará  ¿Qué es el target en marketing?

Entendiendo esa perspectiva, lo que sigue es establecer los objetivos de la estrategia de marketing. Para establecer objetivos concretos, la mejor técnica es aplicar el SMART; la cual te permite salir del “panorama perfecto”, y te permite centrar tu atención en puntos específicos que generan resultados.

Posteriormente, debes dirigir tus esfuerzos a una investigación de tus principales competidores; considerando por supuesto aquellas empresas que se manejan en situaciones similares y buscan objetivos afines. Evaluar su forma de actuar te ayudará a entender un poco más a tu audiencia, y en efecto te ayudará a ser más preciso en la estrategia.

Una vez finalizada esa etapa previa, llega el momento de definir qué tipo de acciones tomarás. Si quieres saltar directamente a lo que debes enfocar, apunta al desarrollo de las 4P’s del marketing:

  • Producto
  • Plaza
  • Precio
  • Promoción

Ya definidos y puestos en marcha, estos puntos solo necesitan un programa de control; Establecer un lapso de tiempo moderado para realizar verificaciones del progreso. Si los números no están a favor, haz modificaciones antes de que empeore.

Te interesará  ¿Qué es un plan de Marketing? ¿Cómo debe estar organizado?