Aunque las ciencias del pensamiento han estado presente en la humanidad desde hace mucho, recientemente se ha dado un interés multidisciplinar en la neurociencias. El enfoque está puesto en aprovechar los atributos naturales de la mente para optimizar procesos, perfeccionar ideas, y hasta desarrollar nuevos modelos de negocio.

Por ejemplo, a pesar de que la mercadotecnia está estrechamente relacionada con el análisis del comportamiento del consumidor, ha dado un paso importante para su evolución. Con la adopción del neuromarketing, las marcas son capaces de penetrar la mente de los consumidores, entenderlos e inducir acciones.

Efectivamente, hay quienes consideran esto como un esfuerzo por manipular. Sin embargo, la ética de la profesión y las buenas prácticas nos llevan a utilizar la ciencia en pro de ofrecer mejores soluciones; y esto se logra a través de una comprensión profunda de nuestra audiencia.

Sin duda, esta aplicación de la ciencia abre puertas que jamás habríamos pensado y ofrece mejores resultados tanto para empresas como para consumidores. Podrías estar en contraposición, pero es una tendencia que viene creciendo con bastante fuerza, así que o la tomas, o dejas que te arrastre.

¿Quieres entender cómo funciona la aplicación de esta ciencia a la mercadotecnia?

Quédate conmigo y lee hasta el final.

En qué consiste el neuromarketing

Sé que hablar de neuromarketing suena sofisticado y revolucionario, pero siendo objetivos, no nos lleva a algo nuevo. Contrario a eso, es un estudio profundo de los aspectos básicos de la mente humana.

La neurociencia se enfoca en entender cómo responde la mente humana a estímulos externos, cómo expresa deseos y qué agentes la condicionan. Es decir, se conecta directamente con el estado primitivo de las personas, pues pretende identificar qué detalles generan las reacciones involuntarias del hombre.

Te interesará  Cómo impregnar en la mente del consumidor el beneficio de tu producto con metáforas (Caso campaña Bio Electro)

Como has de imaginar, en marketing buscamos fomentar un deseo o cubrir una necesidad con una propuesta de producto o servicio. En principio, si quieres ayudar deberías ser bienvenido.

Sin embargo, cuando los mensajes que se dirigen a tu audiencia no son los más adecuados, obtienes reacciones de rechazo; que a nivel empresarial implica pérdidas monetarias.

En ese sentido, un conocimiento profundo de las actividades neuronales frente a determinados estímulos permite estructurar mensajes más efectivos.

Gracias a ello, miles de marcas alrededor del mundo logran fidelizar audiencias cada vez más grandes. Por supuesto, esto genera un ecosistema saludable donde las masas son atendidas conforme a sus deseos profundos y las empresas logran sus objetivos.

¿Qué estaría mal en ello?

¡Nada! Así que no hay razón para omitir el potencial del neuromarketing.

Veamos cómo puedes adentrarte más en este campo y aprende los detalles necesarios para comenzar a utilizar esta ciencia a tu favor.

Elementos esenciales del neuromarketing

Aun con todos los elementos que conforman el neuromarketing, se pueden crear 3 categorías que relacionen los que resultan esenciales en las primeras etapas. Indiferentemente de tus objetivos comerciales, es vital que comprendas las reacciones de los consumidores en base a:

  • Elementos visuales
  • Aspectos lingüísticos
  • Detalles sensoriales o kinestésicos

Neuromarketing enfocado en la vista

Gran parte de la información que percibimos entra a través de los ojos. Poéticamente se habla de que “los ojos son las ventanas del alma”. Y sin necesidad de entrar en otros temas, hay que darle la razón a dicho enunciado.

Te interesará  Aumenta tu productividad con la metodología Lean

En base a ello, los detalles del mensaje que se desea transmitir relacionados a lo visual, ganan un alto grado de relevancia en esta ciencia aplicada. El diseño de una pieza publicitaria debe atravesar los filtros de:

  • Teoría del color
  • Psicología del color
  • Humanización
  • Conexión visual-personal
  • Otros

Cuando el mensaje se estructura en base a estos puntos, la estrategia de marketing logra una mayor conexión con la audiencia. Por supuesto, utiliza estos campos para medir las reacciones de tu público hasta que tengas los ingredientes de tu estrategia.

La lingüística en el neuromarketing

Por otra parte, una clave para desarrollar estrategias de mercadotecnia efectivas, es comprender la lingüística.

No se trata de lo que dices sino de cómo lo dices.

Sin duda, cada audiencia maneja un código de comunicación que sin necesidad de aclararlo influye en la aceptación o rechazo de los mensajes que recibe. Como marca debes ser capaz de identificar qué aspectos del lenguaje ayudarán a despertar reacciones favorables o reveladoras.

En otras palabras, a través del mensaje que diriges a tu audiencia objetivo debes poder medir el impacto y las consecuencias. Te sorprendería saber cómo reaccionan las personas a las que te diriges cuando les hablas desde su código de comunicación.

Para ello, el uso de frases atractivas, anclajes de precio, jerga del nicho u otros detalles juegan un papel fundamental.

Detalles kinestésicos del neuromarketing

Ahora bien, si bien es cierto que hasta ahora nos encontramos con dos campos llenos de puntos por profundizar, esta guía no estaría completa si no se incluyen los detalles kinestésicos.

Te interesará  Libros de no-mercadotecnia para mercadólogos

En este punto, lo más importante es determinar de qué manera se pueden fomentar sensaciones extra. Por ejemplo, desarrollar una idea que induzca la sensación de inmediatez, seguridad; incluso la sensación de urgencia entra en este apartado.

Por supuesto, es una mezcla de los elementos anteriormente descritos, con la diferencia que el enfoque está en fomentar sensaciones más allá de lo verbal o lo visual.

Un ejemplo de ello es promover experiencias de marca, o incluso el uso del sonido para promover deseos del consumidor en el PDV.

El neuromarketing como pilar evolutivo de la mercadotecnia

A medida que avanza el tiempo, la publicidad y el mercadeo se enfocan en conocer más el interior de las personas. Es sabido que a partir de allí se pueden crear soluciones más precisas para sus problemas y lograr una mayor conexión marca-consumidor.

En ese sentido, el neuromarketing es una especialización que permite acelerar el proceso de conocer a esa audiencia. Permite saltar los filtros de las caretas externas de las personas y se concentra en lo involuntario, lo irracional, lo verdadero. Por lo tanto, es un hecho que cualquier profesional que se apoye en él, y lo use correctamente, obtendrá avances significativos en su proyecto.