Toda excelente empresa destaca por la calidad y atención en los detalles, esto con el objetivo de hacer sentir al cliente los más cómodo y satisfecho posible.

Desde la gerencia hasta los encargados de la limpieza tienen como misión dar su mejor esfuerzo para generar una excelente experiencia. En especial, hay un puesto que es el encargado de hacer un intercambio de ideas y recibir las opiniones de los clientes.

Es justo decir que este puesto resalta por ser catalogado como “la cara de la empresa ante el público”, por lo que las personas encargadas de la atención al cliente tienen que poseer una cantidad de puntos importantes para ser aptos a un puesto. No solo es para oír molestias de los clientes, sino para guiarlos y ayudarlos a atender sus necesidades considerando la vía con mayor eficacia.

Ser amable, brindar calidez y conocer el producto de pies a cabeza son algunas de las mejores técnicas de atención al cliente. Sin duda es parte de la base que mantiene un alto índice de confiabilidad por parte del público.

Es bueno recordar que una mala atención, influye directamente en las ventas; clientes incomprendidos que sienten que su dinero fue desperdiciado, insatisfechos con el producto que le ofreces por no ser lo que buscaban en verdad. Esto no es más que un gran motivo para que no vuelvan y que no den una buena reseña de la marca.

Por eso he recopilado una lista de las mejores técnicas de atención al cliente, esperando que tu equipo de trabajo las pueda adoptar con facilidad.

Te interesará  El rol de marketing y ventas para la organización

Mejores técnicas de atención al cliente para implementar en tu empresa

Escuchar al cliente

Según Microsoft, las personas esperan un trato especial y personalizado. Esperan que, al escuchar su nombre, puedas ubicarlo en una base de datos que tenga contemplado su última adquisición y un registro de todas las anteriores.

Es necesario mantener una conversación con el cliente luego de su compra para poder aceptar las críticas y escuchar su opinión del producto. Esa conversación fluida te asegurará que, en algún futuro, este vuelva a consumir tus productos.

Capacitar a tu personal

Sí, nadie nace con el conocimiento preciso para enfrentar el crudo mundo de la atención al cliente. Más a sabiendas que hay clientes que creen que agrediendo verbalmente a tu equipo lograran lo que desean.

Para evitar un sobrecargo de estas situaciones y para guiar a tu cliente hacia lo que de verdad desean, tu personal debe estar preparado física, psicológica y emocionalmente para el enorme trabajo que significa trabajar de cara al público. Invierte en su preparación 360º.

Métodos de resolución de problemas

Como parte de la capacitación, tu equipo debe estar preparado para poder controlar cualquier situación imprevista y caótica que se presente.

Para ello, tú le debes brindar manuales, cursos y conocimientos completo de cómo trabaja tu empresa para poder ayudarlos a ubicar quien es el más adecuado para ayudarlos a enfrenar el problema que tengan encima.

Visión y valores claros

Si bien tu principal objetivo es vender, no simplemente debes ir directamente a eso. Las personas tienen la necesidad de sentirse identificados con los que consumen para poder disfrutarlo al máximo

Te interesará  Descubre las ventajas de la venta cruzada para tu negocio

Por ello, debes brindarle a tu equipo de atención al cliente el conocimiento más extenso y empaparlos con tu visión y valores empresariales. De esta manera los harán resaltar ante tus consumidores, lo que llevará a que la gran mayoría de tus clientes vuelvan a consumir tu producto.

Atenciones humanas de tu equipo

Además de las técnicas de atención al cliente que te he compartido, hay algunos trucos que sin duda te ayudarán a construir una coraza emocional para que tu equipo de trabajo esté blindado ante cualquier inconveniente. La atención al cliente puede ser caótica y necesitas que internamente tu personal esté en balance para encontrar las soluciones más rápidas.

Enmarca la felicidad en todo proceso

No digo que tu equipo deba tener una sonrisa de oreja a oreja, 24/7. Más bien, quiero resaltar que la bondad y el cariño son una base emocional fundamental para las entregas e interacciones positivas.

Extender amabilidad junto con una expresión cálida hogareña, hará que tu cliente se relaje al momento de consumir y pueda disfrutar de la experiencia entera que ofreces. Hay que recordar que el 90% de los clientes que tendrás, vendrán apoyados de una crítica de sus conocidos.

Sorprende a tu consumidor

No digo que bajes la luna hasta el regazo del cliente, pero hay ciertos actos de amabilidad y consideración de parte de tu equipo con el que se puede ganar el aprecio de tus consumidores fácilmente.

Preguntar cómo está, brindar sugerencias que ayuden a economizar su compra, hacer un acompañamiento total desde que se interesan hasta que consumen el producto y estar atento a las solicitudes de las personas. Esto genera empatía de los clientes hacia tu personal.

Te interesará  Evolución en el mercado peruano de telefonía móvil

Identificar similitudes entre tu personal y los clientes

A veces, para apoyar una elección al momento de comprar, es necesario tener a alguien que comprenda de forma inmediata la intención que buscan con solo leer el ambiente.

Para ello, tu equipo de trabajo debe estar atento a la condición que enfrenta para establecer un nexo que ayude a tu consumidor a bajar la guardia y dejarse guiar desde lo que cree que quiere a lo que de verdad desea adquirir.

¿Calidad o Rapidez? ¿Qué es mejor?

Con la llegada de marcas que te ofrecen inmediatez de lo que necesitas se ha desvalorizado la atención a los detalles increíblemente, por lo que a veces tienden a juzgarte de la peor manera por no igualarte a los demás.

Sin embargo, como técnica de atención al cliente siempre tienes que asegurar la calidad antes de ofrecer algo que tu competencia ya hace.

Esto marcara un detalle importante al momento de entregar a tu consumidor lo que ordenó. Aunque en ese momento puede estar algo incómodo por la espera, tu equipo debe saber cómo manejar esta situación de la mejor manera posible ofreciendo amenidad en el servicio.

Ofrecer una experiencia completa a menudo sobrepasa las expectativas de los presentes, y esto clave para la excelencia.