El objetivo de democratizar los servicios financieros puede parecer abstracto para la mayoría de las personas, pero en nuestra empresa, donde de hecho es parte de nuestra misión y DNA es algo en lo que nos enfocamos día a día. Estamos conscientes de que el acceso a los servicios financieros es un derecho de todos los ciudadanos en el mundo y por ello es fundamental que los empleados de las empresas comprendan los desafíos que enfrentan los clientes. A su vez, consideramos también que la inclusión es algo que no puede dejarse de lado y que debe tomarse muy en serio, sobre todo porque las empresas más inclusivas tienen más probabilidades de ser líderes innovadoras en su campo. El salario, las oportunidades y el trato equitativo sin importar el genero deben son reglas básicas de nuestro día a día.

Desde el punto de vista de negocio, tener una fuerza laboral más diversa beneficia muchísimo a las empresas, quienes pueden tomar ventaja de experiencia, habilidades, ideas y perspectivas muy diferentes. Además, es una realidad que los equipos diversos pueden desarrollar ideas mucho más innovadoras. Por último, la diversidad vuelve a las empresas más atractivas para el talento humano y les permite a las empresas ser más competitivas.

Te interesará  La innovación como eje clave para la disrupción en el marketing

Todo esto nos lleva a catalogar como uno de los objetivos principales del liderazgo de las empresas el crear culturas empresariales que sean inclusivas tanto interna como externamente. Este compromiso con la inclusión a veces puede significar reajustar estrategias, planes, expectativas y hacer un esfuerzo adicional pero definitivamente dará resultados y no será en vano.

Podemos promover la inclusión y diversidad en nuestras empresas a través de diferentes prácticas.

  • Revisar las políticas de recursos humanos, lo que incluye la igualdad de remuneración y beneficios, retención y promoción.
  •  Comprometerse abiertamente con la diversidad con objetivos específicos responsables y que sean transparentes y de conocimiento de todos, desde el momento de contratar a nuevos empleados.
  • Promover la formación y la educación sobre diversidad para todos los empleados, y especialmente para el liderazgo, para que puedan empoderar a los trabajadores y impulsar un ambiente abierto al dialogo y consciente sobre los temas LGBTQ+

Estos son ejemplos de cómo la diversidad de experiencias puede hacer que una organización sea más fuerte. Debemos estar decididos a continuar fortaleciendo el compromiso de la compañías de desarrollar fuerzas laborales inclusivas que promuevan igualdad. El entorno laboral que apoya a una fuerza laboral diversa ejemplifica las mejores prácticas para una cultura saludable comprometida. Si lo logramos, cada empleado sabrá que su voz será escuchada y que es una parte valiosa del equipo. Además, todos se sentirán seguros y cómodos  al expresar diferentes puntos de vista y perspectivas, independientemente de su edad, antecedentes o nivel de experiencia. Esto trae ideas innovadoras al por mayor, que es justamente lo que necesitamos. Y este nivel de consciencia, satisfacción  y pertenencia no tiene precio y es simplemente el mejor ingrediente para el éxito de cualquier organización.

Te interesará  Técnicas que son utilizadas con Neuromarketing