Cuando dirigimos una compañía, debemos tener siempre en cuenta muchas cuestiones de suma importancia, como que en los almacenes siempre haya materia prima para laboral, como también de mantener positivos los pagos a los proveedores.

De igual forma, brindar todos los recursos para trabajar es uno de los puntos a tener siempre en cuenta para que no haya ningún tipo de retraso.

Si bien entre las preocupaciones de un director o gerente está en que siempre haya una circulación positiva de trabajo y cumplir con los objetivos, hay que tener en cuenta ciertas cuestiones, y es que analizar mensualmente al equipo de trabajo es una prioridad a tener en cuenta.

Para nadie es un secreto que trabajar con personas es una de las cuestiones más desafiantes que hay, ya que lidias con temperamentos, vidas y opiniones totalmente diferentes.

Así que para condensar los resultados en la forma en la que la compañía necesita responder se elabora estándares que todo trabajador debe ajustarse durante las jornadas de oficio.

Pero, aunque haya este tipo de estándares, sigue habiendo un déficit a tener en cuenta entre los individuos, por lo que es necesario que haya una forma evaluativa de labores para que cada departamento pueda analizar los avances individuales y poder hacer ajustes necesarios.

Sabemos que es un poco controlador, pero de esta forma se aseguran de que todo esté marchando de la forma necesaria y que cada trabajador dentro de los diferentes departamentos esté siguiendo los parámetros.

Esto recibe el nombre de performance management cuestiones que explicaremos más adelante a detalle ya que las compañías deben tener en cuenta este análisis para poder determinar la afectividad dentro de sus departamentos.

¿Qué es la performance management?

Cuando hablamos de este tema hay que tener en cuenta su concepto ya que el mismo, recibe un nombre específico debido a todo el trabajo que engloba.

Performance management es el arte empresarial el cual se encarga de analizar en profundidad el desempeño de cada trabajador conforme a la calidad que ofrece y el coste empresarial que este representa en nómina.

Como punto importante, hay que destacar que esto tiene una previa marcada por la misma compañía desde donde se empieza el análisis hasta el final del tiempo asignado para la misma.

Te interesará  Viajeros 3.0: Cinco formas de viajar y ganar dinero gracias a la tecnología

Y es que hoy día, toda compañía tiene como punto principal el trabajar mediante objetivos, los cuales funcionan para medir el desarrollo de la misma en un año fiscal pero también, para lograrlo se debe conocer el desempeño individual de cada quien.

No simplemente se trata del resultado final, sino también tiene que ver con saber que cantidad de esfuerzo y la motivación de cada uno para entender su cantidad de aporte y hacer los ajustes necesarios para que todo sea equitativo.

En palabras de Peter Druker “lo que no se puede medir, no se puede mejorar” lo que en el mundo empresarial tiene que ver exactamente con una acumulación de errores que desembocará en una pérdida económica considerable.

Mejorar los tiempos y las formas de trabajar es lo más importante para una compañía exitosa ya que de esta forma se mantiene una evolución correcta de cada uno de los departamentos.

Objetivamente, analizar las falencias y los errores forman parte de este análisis ya que, para crecer y exigir, la misma compañía debe administrar a los trabajadores con los equipos necesarios para que estos puedan desarrollar sus labores cómodamente en pro a mejorar los números mes a mes.

¿Cómo funciona el performance management?

Como todo en el ámbito empresarial, lo primero para aplicar el performance management de manera correcta su inicio radica en la planificación ya que con la misma tendrás las herramientas y las formas idóneas de aplicar este análisis según el departamento.

Para ello, los diferentes departamentos tienen que ofrecer un balance de sus trabajadores junto con las labores diarias de cada quién y cómo estos benefician a la compañía.

Seguidamente, la dirección se encargará de analizar y proponer una forma sencilla que le permita determinar y corroborar los datos de cada empleado y la productividad de un departamento para saber a qué ritmo están trabajando y como estos pudieran mejorar.

De igual forma, esta cuadra no solo analiza a los trabajadores sino también tiene en consideración el índice de solicitudes dadas por el departamento según los requerimientos para realizar labores.

Este análisis a profundidad permite el manejo continuo y al momento de ambas partes ya que para que una empresa sea exitosa, quienes laboran deben tener a la mano los materiales necesarios para trabajar.

Te interesará  5 mejores startups de Colombia

Si bien, cada compañía tiene una forma determinada para realizar estos análisis, existen plataformas que permiten conocer a detalle cual es el rango de acción de cada uno de estos departamentos y poder determinar rápidamente en qué parte hacer los ajustes.

Ahora bien, se sugiere tener en cuenta que cuando el departamento de Recursos Humanos haga este análisis se conozca a fondo las últimas incidencias ocurridas por departamento y las fechas en que estas afectaron el movimiento de la misma.

Si bien, se dice que una buena gerencia debe velar porque todo funcione correctamente, aunque haya una crisis, la verdad es que hasta el más mínimo detalle influye en los resultados, cuestión que se ve reflejada en el análisis final.

Puntos para aplicar correctamente las estrategias

Si bien cuando se trabaja de performance management cada empresa tiene total libertad de abordar este tema como mejor le parezca, la verdad es que siempre debe haber unas cuantas constantes para que este análisis sea de lo más objetivo posible.

Análisis

Este punto es lo más básico de toda la estructura ya que se debe definir completamente el objetivo a alcanzar por la compañía, esto incluye, tiempo, métodos y recursos que pudieran tener parte en esto.

No se puede exigir a un departamento si no se tiene el conocimiento completo de lo que se quiere lograr, por lo que este primer paso de autoanálisis es lo básico.

Diseño

Luego de ya haber planteado los objetivos procedemos a diseñar todo lo que tiene que ver con alcanzar el mismo. Esta parte incluye muchas cuestiones a tener en cuenta, ya que la misma también trata de conocer lo que poseemos a la mano y lo que necesitamos también.

Lo ideal sería planificar de acuerdo a una meta realizada luego de conocer lo que hay en disponible en cuanto a personas y materiales de trabajo para luego poder exigir que se cumpla el plan.

Ejecución

Como su nombre lo indica, en esta parte pasamos a lo planteado en el papel a que se lleve a cabo, sin embargo, se debe tener en cuenta que no siempre se puede conseguir una total perfección ya que el error humano y las circunstancias de la vida tienen su parte en esto.

Te interesará  Inclusión e innovación – van siempre de la mano

Evaluación

Luego de haber dado las directrices, procederemos a supervisar su aplicación para conocer la dificultad que estos podrían presentar durante el día a día. de esta forma podremos ajustar los puntos necesarios que no se hayan tomado en cuenta en la fase de análisis.

Beneficios

Con la conclusión del periodo de prueba, procedemos a analizar si los cambios fueron realmente factibles en cuanto a la ejecución y resultados aparte de aceptar una retroalimentación para los empleados, y conocer si realmente esto resultó positivo para sus labores.

¿Cómo aplicarlo correctamente?

Cuando se trata de performance management o cualquier otro ajuste que se haga dentro de una compañía, este plan debe pasar por varias fases de planeación tal cual fuera un proyecto de investigación.

Debemos analizar qué problema existe dentro de la compañía y especificar qué departamentos afecta, luego pasar por la fase de recolección de datos directamente con los trabajadores del área y que ellos cuenten con alguna solución.

Seguidamente proponer las distintas formas de solucionarlo que no aumenten en demasía los presupuestos de los departamentos y luego exponerlo a los gerentes encargados de esta parte para su posterior aprobación.

Si bien, hay problemas que afectan a muchos departamentos, no siempre se investiga de la manera adecuada por lo que se aprende a trabajar con ello en vez de proponer una respuesta que beneficie a ambas partes.

Y es que para evaluar los problemas siempre se solicita que se haga un análisis de la parte superior de la torre hasta los niveles inferiores en el orden jerárquico llevando a conocer no solamente situaciones y problemas específicos, sino también todo lo que afecta la dirección y comunicación.

Al final, cada compañía tiene su forma de trabajar que los lleva a funcionar de una forma correcta para ellos. El departamento de recursos humanos tiene la potestad para analizar a fondo cada una de las situaciones que pueden influir en el desempeño de los trabajadores, sin embargo, no pueden cambiarlos sin el consentimiento de los superiores.

De igual forma, toda investigación para el manejo del desempeño de los trabajadores debe ser apoyada en y puesta en acción siempre y cuando tenga un sentido de aplicación y no sean por lujos internos innecesarios.