Antes de comenzar a hablar sobre las etapas del outsourcing y cómo diferenciarlas se hace necesario aclarar algunos términos. Es por ello que en esta primera parte te mencionaré qué es el outsourcing y qué importancia tiene para tu negocio.

Primeramente debes saber que en este crecimiento de la era digital y a su vez de los negocios por internet, van surgiendo herramientas. Muchas de éstas, te ayudan a tener una mejor rentabilidad, siempre y cuando sepas aplicarlas en el tiempo adecuado. En ese sentido, surge el outsourcing, como la contratación de empresas o grupo de profesionales externos.

Éstos te brindan la oportunidad de delegar algunas funciones y enfocarte en otras más importantes. Dichas funciones van desde los procesos más sencillos hasta los más complejos.

De esta manera podrás acceder a otras tecnologías, minimizar los costos y aumentar la productividad.

Además que se aplica para cualquier tipo de negocio, indiferentemente del tamaño y la especialidad a la que se dediquen.

Importancia del outsourcing

Reduces los gastos de manufactura, sueldos, inversión, equipos y maquinarias, entre otros; ya no tienes que invertir tiempo ni dinero en la capacitación del personal.

Te interesará  Emplifi lanza solución que integra el comercio social y el soporte al cliente en una sola plataforma

Por otro lado, también te permite el acceso a capacidades de un mejor nivel cuando no dispongas de finanzas para adquirirlas.

Esto, a su vez te ayudará a fortalecer los procesos de tu empresa, a conocer y familiarizarte con nuevas tecnologías. Te permite tener un mayor alcance y un mejor nivel de competitividad.

Conociendo a grandes rasgos estos puntos, podemos entrar en las etapas que constituyen esta modalidad de contratación.

¡Pasemos a ello!

Etapas y diferenciación

Como todo proceso, el outsourcing consta de una serie de etapas o pasos consecutivos, que debes llevar a cabo para lograr su implementación.

Primeramente debes formar un equipo de trabajo y realizar un estudio sobre los posibles riesgos que corre la empresa. A su vez, debes establecer una comunicación de ideas, donde tomarás en cuenta los puntos más resaltantes.

Por otro lado, se plantean los objetivos y el sistema de control que se llevará a cabo en el proceso; esto en una primera etapa.

Luego debes hacer un análisis de la empresa o negocio. Dicho análisis basado en cuanto a competencia, visión, misión, filosofía, entre otros. Lo que te ayudará a visualizar las áreas que debes subcontratar. Además de las estrategias que debes aplicar.

Te interesará  Empresas Mexicanas generarán elevados ingresos por el Ambush Marketing

A pesar que la implementación del outsourcing disminuye los costos, debes tomar en cuenta que influirá en estos. Por lo tanto debes estudiar los beneficios futuros del proveedor y los riesgos que influirán en los costos.

Seguidamente debes realizar un estudio de las posibles empresas o grupo de profesionales a contratar. En esta etapa, corresponde hacer evaluaciones y comparaciones para identificar a los más potenciales.

Una vez seleccionada la empresa a contratar, se aclaran puntos y se realiza la negociación.

Corresponde ahora, poner al tanto a todo el equipo interno de las decisiones tomadas y desarrollar o verificar planes de contingencia. Así mismo, es importante tener claro los cambios que se producirán y la nueva planificación de las operaciones.

Finalmente se debe contar con un personal que se encargue de hacer un seguimiento, lo que permite el análisis y evolución del outsourcing.

Date cuenta que las etapas son totalmente distintas e importantes; efectivamente, todas juntas te ayudarán a alcanzar objetivos más ambiciosos dentro de tu organización.

Te interesará  El cigarrillo y el NeuroMarketing.