Si estás pensando en idear una estrategia de contenido, con seguridad has puesto ojo en el formato de video. Pero es un hecho que no todos los emprendedores cuentan con un equipo técnico especializado en pre y post producción; así que se enfrentan al desafío de transformar videos caseros en piezas verdaderamente impactantes.

¿Es tu caso?

¡No te preocupes! A partir de hoy contarás con una guía de lo que debes tener en cuenta para crear videos de alta calidad, incluso desde tu móvil. Abordaremos algunos aspectos esenciales del manejo de cámaras, el proceso de grabación y por supuesto la edición final.

Prepara tus apuntes y comencemos de inmediato.

¿Qué necesito para tener videos de alto impacto?

Recurrir al video es una de las opciones más inteligentes dentro del content marketing. Ciertamente la lectura de artículos genera una buena tasa de fidelización, pero el video hace que tus usuarios se conecten mejor con tus ideales.

Ahora bien, para tener videos profesionales en tu negocio necesitas visualizar un proceso que ocupa tres partes esenciales. De nada sirve, tener un excelente editor de video cuando la pieza original no es adecuada.

Al igual que en la fotografía, debes cuidar varios aspectos que no están directamente relacionados con la calidad de los equipos. Puedes fotografiar o grabar escenas desde tu móvil o una cámara de poco calibre; pero si cuidas los detalles previos, puedes sorprenderte con los resultados.

En ese sentido, antes de disponerte a grabar, cuida de lo siguiente:

Cuida de la iluminación

La luz es la clave. Incluso con móviles cuya cámara es de 13mp, o un poco menos, cuando la escena tiene una iluminación equilibrada, se captan los detalles más importantes. Para ello, es importante evitar excesos tanto de sombras como de saturación de colores.

Te interesará  ¿Qué es Reach & Frequency en publicidad digital?

Siempre que te sea posible, apóyate en la luz natural de la escena; y si necesitas iluminación artificial, recurre a luces LED. Pero evita a toda costa el uso del flash.

Mantén limpia la escena

Sin importar la temática de tu video, lo mejor será evitar las escenas de fondo con demasiados elementos. A no ser que tengas intenciones específicas (por estrategia) para presentar diversos elementos en el fondo, limítate a una pared sobria.

Es cierto que escritores, emprendedores y hasta gamers aprovechan la toma para registrar sus pertenencias alusivas. Pero si evalúas con ojo crítico la escena, la atmósfera mantiene un equilibrio de elementos y color; y se podría decir que es una toma sin distracciones.

Organiza el material a producir

Más allá de generar contenido aleatorio y espontáneo, los videos profesionales suelen apegarse a una estrategia diseñada con anterioridad. Es decir, si quieres que tus videos caseros luzcan más profesionales, debes dedicar un tiempo a la preparación de guiones y escenas.

Mientras te apegues a tu estrategia de contenido, sabrás qué hace falta para cada video y hallarás mejores maneras de producir el material.

Invierte en equipos básicos

En este punto no hablo de construir un recorder room, sino de adquirir equipos básicos como

  • Trípode
  • Lámparas de luz fría
  • Micrófono de corbata, o en su defecto el headset

En ello no gastarás mucho dinero, pero tu toma ganará estabilidad, optimización de luces; y además aumentarás la calidad del audio. Lo cual juega un papel crucial en la apreciación del material.

Te interesará  Google Classroom domina el mercado de aprendizaje virtual con 100 millones de usuarios

En el momento de grabar…

Bien. Asumiendo que te has encargado de los puntos anteriores, ya puedes comenzar a grabar. Pero ojo, durante el proceso de grabación, también hay algunos detalles que harán de tus videos caseros, piezas audiovisuales de mejor calidad.

Por ejemplo, ten en cuenta que generalmente las tomas horizontales captan mejor los ángulos de las escenas. Si hay demasiado espacio, luego puedes utilizar un editor para cortar algunas áreas; pero haz la prueba con una toma vertical y una horizontal y comprenderás lo distintas que pueden ser en calidad.

Por otra parte, evita a toda costa el uso tanto del zoom como de los filtros. Contrario a lo que la mente inexperta consideraría, el uso de estas dos herramientas es contraproducente; el material final termina siendo demasiado artificial y muy difícil de editar.

Así que mejor, ignóralos.

No obstante, otras herramientas de las cámaras como las cuadrículas y el enfoque manual pueden ayudarte a darle un mejor sentido a la escena. Asegúrate que cada cuadro del video muestre los planos importantes tal y como deben.

Y finalmente, ten en cuenta que en los dispositivos móviles las cámaras traseras tienden a ser de mejor calidad que las frontales. Y si hablamos de videos caseros de alta calidad debes ir a por todo.

Nota: diviértete grabando, preferiblemente mantén la grabación en curso sin importar si te equivocas. Ya luego con ayuda del editor y un poco de creatividad puedes eliminar estas escenas erróneas, o en su defecto utilizarlas con otros fines.

No temas experimentar con las tomas ni la cantidad de cámaras, recuerda que la creatividad es infinita y su aplicación es invaluable.

De videos caseros a profesional

Una vez tengas el material en el móvil, y hayas pasado un buen tiempo divirtiéndote en la grabación, llega el momento de hacer la magia. Inicialmente te sugiero que descanses, porque las sesiones de grabación tienden a absorber demasiada energía.

Te interesará  Cómo escribir asuntos exitosos para que triunfen en tu campaña de mailing

Pero una vez que estés recuperado puedes ir directo a la Pc y darle la estocada final al video con un editor potente.

Ciertamente existe un buen número de editores de video que permiten trabajar desde el móvil. Pero siendo honesto contigo, difícilmente puedas lograr el mismo resultado que al trabajar desde el ordenador.

Por lo tanto, te sugiero usar editores como Filmora Go, InShoot, y similares, solo cuando hay poco tiempo para editar. Pero siempre que puedas, asegúrate de trabajar al menos con DaVinci Resolve o Adobe Premier.

En ellos encontrarás herramientas muy precisas para el recorte de escenas, transiciones; efectos de sonido, mejoras de iluminación. Además una extensa variedad de filtros y efectos que sin duda harán que tu video luzca verdaderamente profesional.

Hoy en día no importa si las tomas originales son videos caseros. Entra en juego la preparación previa, los criterios de grabación y por supuesto la edición final.

¿Estás listo para grabar?