Contar con un informe de gestión dentro de tu empresa te permite apreciar con datos y gráficas cuál es el estatus de determinado proyecto interno. Podría ser, incluso, el estatus general de la empresa.

A partir de este conocimiento la toma de decisiones sobre el curso a seguir se ve afectada, ya sea para corregir errores en el plan o por puntos optimizables. Razón por la cual este documento debe estar dentro de los más importantes de una empresa.

Los elementos clave que debe incluir un informe de gestión empresarial

Este informe se subdivide en diferentes áreas, y ocasionalmente pueden variar algunas de estas, pues depende del tipo de informe o su cobertura. Por ejemplo, un informe de gestión de las líneas de producción tiene un contenido distinto al de finanzas.

Aun así, existe una estructura base que cuenta con elementos imprescindibles en todos estos informes.

Tiempo

Antes de dar los primeros pasos, es indispensable definir el marco temporal. Generalmente los informes de esta categoría cubren períodos trimestrales, semestrales o anuales. De esta manera, gracias a las diferencias entre un informe y otro, podemos establecer comparaciones objetivas y una visión clara de la tendencia dentro de la empresa.

Planteamiento

En primer lugar, debes realizar un planteamiento de la situación y el propósito del informe. Puede ser una auditoría integral de todos los departamentos, o la evaluación de un área en específico.

Además, es importante considerar el propósito de dicho estudio, así que esta información es de gran utilidad al principio.

Contenido denso

En esta sección, viene el trabajo pesado, que es toda la recopilación y estructuración de los datos; desde antecedentes, fuentes, metodología, incidentes, consecuencias evidentes, y demás.

Te interesará  Copywriting para embudo de ventas ¿Cómo lograr un mayor impacto?

Ten en cuenta que el apoyo en datos concretos y gráficas es de gran utilidad dentro de este apartado. De hecho, por ello, esta es la sección que más tiempo toma, aunque si te apoyas en softwares de automatización, puedes ahorrar mucho más tiempo.

Análisis y conclusiones

Luego de superar la etapa anterior, debes proceder con un análisis profesional de los datos. Es importante mantener un foco imparcial al momento de analizar el informe de gestión, ya que el destino del departamento o la empresa depende, en gran medida, de ello.

Cómo interpretar y utilizar la información de un informe de gestión

Ahora bien, al momento de interpretar el informe, debes considerar la objetividad, ante todo. Apreciar el orden jerárquico de los datos e identificar la realidad del contexto para poder inferir en las posibles consecuencias de ello.

La mayoría de las veces, el análisis de un informe de gestión se simplifica cuando los datos están estructurados correctamente. No obstante, existen momentos en los que a pesar de que todo está en orden, existe tanta información que es complicado analizarla.

Por esta razón, es importante que el responsable de esta labor sea una persona que conozca el área o en su defecto sea un consultor con amplia experiencia. Pues, además de la familiaridad con la situación y ese tipo de datos, ha de estar dedicado al informe como prioridad en su agenda.