Dependiendo de la situación que una empresa deba analizar, necesita recurrir a un formato de recolección de datos distinto. Los enfoques en los tipos de auditoría hacen que la evaluación esté orientada a determinada información; al definir bajo qué estructura se llevará a cabo, la atención se centra en alguno de estos modelos.

Como consecuencia, según la amplitud investigativa requerida, las empresas deben determinar el modelo idóneo para auditar.

A pesar de que todos los modelos ayudan a la empresa a conocer detalles importantes sobre información sensible, es un hecho que con el modelo correcto se logra más precisión. Es decir, se omiten detalles poco relevantes para el caso y el esfuerzo se centra en lo verdaderamente útil para la empresa.

En ese sentido, hoy te presento los 9 modelos existentes para que determines cuál de ellos aplica para la auditoría que necesitas ejecutar.

Auditoría Financiera

Uno de los aspectos críticos de cualquier compañía es el estado financiero de la misma. Por ello, ejecutar una auditoría de este tipo te permitirá entender el estado financiero y sobre todo qué medidas tomar en caso de requerir una optimización.

Te interesará  ¿Qué metodologías ágiles existen y cómo aplicarlas?

En la mayoría de los casos se ejecuta por auditores externos.

Auditoría Externa

Generalmente utilizada para evaluar aspectos relacionados a las finanzas, es un modelo de evaluación que requiere intervención externa. En otras palabras, se contratan especialistas por un periodo de tiempo anclado a la duración de la auditoría.

Esto permite que el análisis sea 100% objetivo y por ende, más efectivo.

Auditoría Interna

Contrario al modelo anterior, este es uno de los tipos de auditoría más utilizados, pero de menor relevancia para asuntos complejos. Consiste en seleccionar parte del personal interno de la empresa y delegarle la labor de levantar la investigación e informes.

Ciertamente es más económico que la contratación externa, pero puede que la información esté influenciada por el clima laboral.

Auditoría Operacional

Por su parte, este modelo se orienta al análisis del performance operativo de la organización. También se relaciona con los sistemas y las tecnologías de información.

A través de una auditoría de este nivel, se optimizan los procesos tanto internos como externos de la organización; permitiendo así aumentar la productividad de la empresa.

Te interesará  Esquema: un método para ordenar ideas

Auditoría Forense

Quizás uno de los modelos de auditoría menos frecuente. Se utiliza específicamente para hacer investigaciones legales, donde se necesita demostrar algún asunto relacionado al fraude o delitos similares.

Auditoría Fiscal

Sin duda, uno de los tipos de auditoría de mayor aplicación es el Fiscal. Pretende recopilar la información relacionada con la responsabilidad tributaria de la empresa.

En caso de que arroje análisis en negativo, es posible que se presenten sanciones a la empresa infractora.

Auditoría de Recursos Humanos

Por su parte, este modelo de auditoría se enfoca en analizar el status de la empresa en relación a la gestión del personal. El estudio de esta área permite a las empresas auditadas identificar los principales problemas que afectan el rendimiento de sus equipos de trabajo.

Con un enfoque progresista, se toman medidas e indiscutiblemente se fomenta un mejor clima organizacional.

Auditoría Médica

Evidentemente, es un formato que aplica a un sector reducido.

Este modelo pretende evaluar los aspectos tanto teóricos como prácticos de la medicina en pro de encontrar mejores alternativas para las soluciones en áreas de la salud.

Te interesará  ¿Qué es la mezcla promoción?

Auditoría Ambiental

Finalmente, tenemos un modelo que permite determinar el impacto de las acciones empresariales en relación al medio ambiente; Muy útil en los sectores manufactureros.

Ahora conoces cuáles son los 9 Tipos de auditoría que puedes utilizar según las necesidades de tu empresa. ¿Cuál de ellos es útil para ti en este momento?