Cierra 2023 y Tesla parece quedarse atrás en cuanto a la conquista del mercado de autos eléctricos. La compañía que inicialmente revolucionaría la industria automotriz, ahora se enfrenta a grandes competidores como BYD que están dejando atrás a la empresa americana.

De acuerdo a las últimas cifras compartidas por Tesla Y BYD, el fabricante chino ha superado en producción a la empresa de Elon Musk. Esta vez, por más de 1 millón de coches producidos y comercializados.

Dos años consecutivos perdiendo la delantera

Todo apunta a que Tesla no está logrando sus objetivos de expansión. Desde el cierre de 2022, ha mostrado una especie de estancamiento en su plan de producción situándose alrededor del 1.37 millones de autos fabricados.

De hecho, para el tercer trimestre de 2023 la cifra era de 1.35 millones, y mientras esperamos el anuncio final, podemos inferir en que es poco probable que alcanzaran los 2 millones de autos. Mientras tanto, BYD se ha encargado de marcar una clara distancia mientras se hace cada vez con una cuota de mercado más grande.

Para finales de 2022, el fabricante chino ya contaba con un índice de producción de 1.88 millones de autos. Y, aunque ya estaba en la delantera, no han escatimado en potenciar sus esfuerzos, superando los 3 millones de unidades al cierre de 2023.

Una competencia cada vez más agresiva

Evidentemente Tesla amerita una temporada de ajustes; debe rediseñar su planificación productiva si no quiere verse desplazada en la industria. De hecho, el propio salto de BYD sigue siendo solo una parte de lo que está sucediendo en el mercado.

Te interesará  Resultados populares en la web

Estamos a la espera de los nuevos lanzamientos de Xiaomi, Xpeng y Li Auto, quienes hasta ahora han planteado entradas contundentes con modelos exclusivos de máxima calidad con precios mucho más competitivos.

Solo Xiaomi pretende hacerles frente a los modelos de Porsche y BMW, lo que deja el estándar de coches eléctricos bastante alto y que, sin duda, desafía a Tesla a rediseñarse. Mantenerse en la cima de esta pirámide competitiva representa un desafío al diseño, a la innovación, y ahora también en cuanto al precio.

Más oportunidades de adquirir un auto eléctrico de gama alta, trae consigo un impacto considerable en el precio de los mismos. Son fuertes noticias para Tesla, y una manera compleja de comenzar el 2024, pero considerando la filosofía innovadora de Elon Musk, podría aprovechar este escenario bajista para transformar su manera de hacer autos.