Mercer, consultora líder a nivel mundial, enfocada en redefinir el mundo del trabajo, publicó su Estudio sobre Tendencias Globales de Talento 2022, “El auge de la organización empática” del cual se desprenden las siguientes conclusiones:

  • A nivel global 81 % de los colaboradores se siente en riesgo de burnout o agotamiento, cifra que aumentó a la registrada el año pasado (del 63 %)
  • En América Latina 4 de cada 10 compañías introducirán una estrategia para abordar el bienestar mental o emocional.
  • Los resultados arrojan que solo un 55 % de los empleados afirma que su compañía satisface todas sus necesidades.

En este marco, Gustavo Calicchio y María Victoria Bernárdez, socios fundadores de Blueberry Fox -consultora de innovación-, profundizan sobre la importancia de generar espacios donde los colaboradores puedan liberar su potencial y satisfacer sus necesidades de aprendizaje, crecimiento y generación de vínculos. 

“El emprendedurismo interno o intrapreneurship no sólo permite generar valor en las compañías, sino que colabora en la retención de talento, genera mayor compromiso y sentido de pertenencia. Abrir a los colaboradores la oportunidad de acercar propuestas e ideas, trabajarlas en forma colaborativa, y convertirlas en nuevos productos y servicios es clave para el desarrollo, aprendizaje y conexión entre los colaboradores. Para esto los líderes deben generar las condiciones para que florezca en ella el espíritu emprendedor. En este sentido, fomentar la curiosidad y la participación en estructuras horizontales y flexibles es fundamental para capitalizar todo el potencial creativo de sus colaboradores”, comenta Victoria Bernárdez. 

Te interesará  Formas de monetizar tu sitio web de citas

“Muchas grandes compañías están tratando de fomentar culturas de innovación, donde la seguridad psicológica para proponer, desarrollar y experimentar nuevas ideas son aspectos clave para desarrollar el potencial creativo de todos sus colaboradores, todos pueden y deben pensar nuevos productos, servicios y mejores formas de hacer las cosas. Cada uno, desde su metro cuadrado seguro tiene algo para aportar. Ejecutivos de muchas compañías miran, y admiran, culturas de empresas como Tesla, Spotify, Amazon o inclusive Mercado Libre en las cuales la innovación es parte de su ADN. Si bien cada organización debe hacer su propio camino, hay muchas características culturales de las start ups de las que se puede aprender y capitalizar experiencias. Cada startup exitosa ha hecho un camino con aciertos y errores, los emprendedores más exitosos han fallado y capitalizado esos ‘errores’ como fuente de aprendizaje. Ser flexibles, trabajar en equipos diversos, experimentar con propósito y aprender de cada intento fallido, para encontrar el camino correcto de manera más rápida y económica son aspectos importantes en culturas reconocidas por su adn innovador”, agrega Gustavo Calicchio.

Te interesará  Los influencers más representativos de Hispanoamérica

Experimentar, probar nuevas soluciones, trabajar en equipos transversales y autogestionados, y asumir la posibilidad de fallar ante lo desconocido es un tipo de cultura corporativa muy distante de las prácticas habituales de modelos de la era industrial. Hoy las personas necesitan sentirse parte, ser escuchados y valorados, poder aportar y desplegar todo su potencial creativo. Una cultura dinámica, ágil, participativa y que principalmente fomente el intraemprendedurismo es clave para el desarrollo y bienestar de las personas”, concluyen ambos.