¿Sabías que teóricamente las técnicas de atención al cliente son bastante simples?

Cada libro, guía, tutorial (u otro), te plantea de manera directa lo que debes hacer y lo que debes evitar a toda costa. Mientras lo estudias se entiende como algo fácil, manejable, pero en la práctica parece que no funciona tan bien ¿Estoy en lo correcto?

La verdad es que la atención al cliente puede ir de extremos, es decir, saltar de algo muy fluido y satisfactorio a un momento de alta tensión, donde nada fluye. Sé que en algún momento lo has vivido, así que hoy quiero mostrarte mis mejores técnicas de atención y además, un secreto del que casi nadie habla.

¡Lee hasta el final!

Mejores técnicas de atención al cliente

En primer lugar, debes saber que el responsable de la atención al cliente debe ser una persona bastante tolerante que además tenga arraigado valores como el respeto, la honestidad y además ser un excelente comunicador.

Te interesará  Cómo motivar la fuerza de ventas en 3 pasos

De lo contrario es muy probable que el área de atención entre en colapso más veces que las que debería. A partir de ese perfil, esto es lo ideal para una gestión de clientes limpia y efectiva.

  • Escucha más de lo que hablas. Es necesario que entiendas con exactitud lo que tu cliente está demandando y frecuentemente esto implica una escucha profunda donde incluso corresponde interpretar y mejorar la solicitud.
  • Usa un lenguaje sencillo, directo y profesional envuelto en una capa de cordialidad. Nadie quiere un lenguaje que no puede entender ni un vendedor déspota esperando cerrar ventas.
  • Utiliza la observación directa. Mira a los ojos a tu cliente cuando este expresa su solicitud, esto mejora la conexión y demuestra una postura repleta de interés, personalización y seguridad.
  • Actúa como un guía, porque eso eres. Asegúrate de ser la conexión entre la solicitud del cliente y la satisfacción de sus necesidades. Frecuentemente el mismo cliente no sabe expresar qué es lo que quiere, pero es tu papel tomarlo de la mano y ayudarlo a reconocer y manifestar su necesidad.
  • Llámale por su nombre. No hay nada que supere la atención personalizada y cuando usas el nombre del cliente, logras un alto nivel de conexión que sin duda favorecerá la transacción.
Te interesará  Estrategia de marketing en el punto de venta

El secreto de una excelente atención al cliente

Sé que aplicar correctamente esas técnicas de atención al cliente tomará un poco de tiempo. No obstante, te sugiero anotarlas en una ficha y tenerlas siempre a la mano.

Ahora bien, tal y como lo prometí, he aquí el secreto que te ayudará a potenciar estas relaciones.

Cada cliente tiene una personalidad distinta, de hecho puede entrar en un arquetipo del consumidor diferente. Por lo tanto, es necesario identificar cada uno y entender sus características; comprenderás que no es igual hablar con la señora conflictiva que con una que lleva felizmente a su hijo a la tienda. Es completamente diferente el hombre que va a la tienda a presumir su dinero que aquel que desea hacer un genuino regalo.

Entender este principio te puede ahorrar muchos problemas, solo te pido que lo analices y lo adaptes al tipo de clientes que recibes. En poco tiempo te darás cuenta que realmente funciona.