¿Qué son los gráficos de control y para qué sirven?

Los gráficos de control son una herramienta empresarial creada en 1920 por Walter Andrew Shewhart, físico e ingeniero que requería una forma de medir los procesos.

Y es que, durante mucho tiempo, se requirió una forma de medición que permite analizar comportamientos varios, por lo que este diseño, revolucionó la empresa.

Y es que, para conocer más de estos gráficos, fueron determinados ciertos factores que influyen en la variación de una línea de tiempo dispuesta para análisis.

¿Qué es un gráfico de control?

Los gráficos de control son diagramas principalmente empresariales usados para conocer a detalles los movimientos de un mercado durante un tiempo determinado por el analista, sirve como un organizador visual con elementos clave del negocio.

Y es que para usar este gráfico se debe estar en búsqueda de uno o varios datos exactos que puedan significar que un proceso no va como se espera.

Originalmente usarlos puede significar la búsqueda de un problema existente, como también para conocer el estado de un proceso sin que este signifique un problema.

¿Para qué sirve un gráfico de control?

Realmente los gráficos de control nos ayudan a conocer que tan controlado es un proceso empresarial como el movimiento de un mercado durante un tiempo determinado.

Por otro lado, podemos conocer la mejoría o si empeora un proceso de producción, ya que dentro de sus capacidades está la detección temprana de problemas para un ajuste.

Hay que tener en cuenta que dentro de una empresa o un mercado existen muchos movimientos varios, los cuales varían por el mínimo hecho de contaminación, así que no está demás realizar estos diagnósticos ocasionalmente.

Te interesará  Cómo elaborar un histograma

¿Cómo desarrollar un gráfico de control?

Para desarrollarlo existe una serie de pasos que debes terminar para que los gráficos de control tengan un resultado satisfactorio.

  • Determinar el proceso que quieres analizar además de sus características.
  • Determinar los datos que necesitas analizar y el tipo de gráfica a utilizar
  • Escoge el tiempo que quieres analizar. Lo más recomendable es que mínimo sea una semana para conocer una posible razón
  • Recoge los datos necesarios para el análisis
  • Traza la línea superior e inferior que indica descontrol en el proceso analizado
  • Representa los datos en la gráfica

Ahora procedemos a analizar lo que tus ojos ven para poder determinar qué procesos presentan problemas para empezar a solucionarlos.

Ejemplos de uso de gráficos de control

Para comprender mejor el uso de estos gráficos de control, supongamos el siguiente escenario en el que queremos analizar el cumplimiento de producto en pruebas preliminares.

Para su uso, estableceremos tres puntos en nuestra gráfica, franja superior determinada como “Incumplimiento alto”, línea inferior como “Incumplimiento bajo”.

Según los datos, debemos procurar que el producto mantenga una misma línea de calidad, evitando que esta línea vaya hacia arriba o hacia abajo.

Debemos entender que la misma va a fluctuar, para arriba o abajo, esto es normal, lo que debemos evitar es que supere las franjas de peligro inaceptables.

El factor humano siempre está presente, pero prevenir que esto afecte la producción es importante en términos de pérdidas económicas y retraso de producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *