Siempre sucede que luego de conectarse con un nuevo concepto como el neuromarketing, queremos sacarle el máximo provecho. Saber que representa un proceso mediante el cual podemos establecer relaciones comerciales fuertes, es de por sí, un motivo para querer explotar su potencial.

Sin embargo, cuando se trata de ciencia aplicada, es recomendable descubrir los puntos clave para hacer un uso correcto de ella. Por lo tanto, he decidido presentarte de manera sencilla el marco con los principales usos del neuromarketing.

Una vez que comprendas las áreas donde lo puedes aplicar, te será mucho más fácil potenciar tu negocio.

Neuromarketing – aplicaciones y usos

Antes de darle un uso concreto a la neurociencia para la mercadotecnia, debes entender primero en qué consiste ésta. La neurociencia es esa rama científica que se encarga de entender los procesos que ejecuta el cerebro humano; es decir, más allá de analizar lo que verbalizas o gesticulas, esta disciplina pretende escudriñar lo que verdaderamente piensas.

Te interesará  Técnicas que son utilizadas con Neuromarketing

Como consecuencia, cada vez que se mezcla con otras áreas y en este caso, una disciplina relacionada al comercio; permite comprender el tipo de pensamientos que surgen en la mente del interlocutor ante una propuesta.

Ahora imagina, si pudieras saber lo que piensa y siente tu buyer persona con respecto a una propuesta de producto, packaging, precio y demás. ¿Ves cuán valioso puede llegar a ser?

Cuando hablamos de los usos del neuromarketing, nos enfocamos en esos aspectos de la neurociencia que permite penetrar la mente del consumidor; entender lo que experimenta en relación a nosotros, y en base a ello, podemos actuar de una mejor manera para persuadirle y luego servirle.

Algunas personas, consideran que se trata de manipular la mente del consumidor, pero la verdad está lejos de ser así. Se trata de entrar para entender; analizar para nosotros mejorar. Y mejoramos al punto en el que nos volvemos atractivos para el consumidor; es decir, no cambiamos nada de él, sino de nosotros.

Te interesará  Cómo ser una empresa unicornio – Mejores ejemplos LATAM

Ahora bien, ¿En qué áreas se puede aplicar el neuromarketing?

Estudio de marca

Efectivamente, una de las áreas con mayores usos del neuromarketing es el estudio de la marca. En este aspecto, lo que se pretende es detectar esas interacciones neuronales que son estimuladas por nuestro concepto como empresa. Es decir, la vía perfecta para saber un verdadero nivel de aceptación por parte de tu audiencia.

Productos y empaques

Así mismo, gracias a las técnicas de neuromarketing, determinas con mayor precisión la influencia de tu producto y la dominancia gracias al packaging. No importa cuántas ofertas haya a tu alrededor, si sabes utilizar la neurociencia en este punto, sin duda tu propuesta destacará del resto.

Experiencia de usuario

Si en algo podemos estar de acuerdo es que puede que compremos un producto por necesidad, aun cuando la experiencia de compra no sea la más agradable. Sin embargo, cuando esta experiencia es negativa, jamás regresamos al mismo lugar.

Te interesará  Metodología para el diseño de empaque y embalaje ¿cómo elegir el adecuado?

En ese sentido, cuando se aplica neuromarketing para mejorar la user experience, logras detectar los detalles que más conectan con el usuario. Esto permite que haya un vínculo más fuerte y se haga más de una compra en el tiempo.

Partiendo de estos tres puntos, estoy seguro de que puedes extender las variables de usabilidad. Conociendo la fuente, se revelan los derivados, y acá puedes hacer exactamente lo mismo. Despliega estos tres aspectos del neuromarketing y diseña tu propia estrategia para darle un giro a la rentabilidad de tu negocio.