Diseñar un diagrama de sol es bastante simple. Una vez que entiendas los principios básicos, serás capaz de aterrizar ideas complejas dentro de un formato capaz de simplificarlas.

Aprende a crear un diagrama del sol siguiendo pasos sencillos pero efectivos. Grafica ideas complejas y sintetiza un mensaje único para abordar cualquier tema desde una perspectiva mucho más práctica.

¿En qué consiste un diagrama de sol?

Esta representación gráfica consiste en tomar una idea principal y presentarla como el núcleo del sol. Un gran círculo en el centro del plano, del cual derivan triángulos (preferiblemente equiláteros) que lo rodean amulando los rayos de sol dibujados por un niño de edad preescolar.

En cada uno de estos triángulos, se plasman ideas complementarias o detalles imprescindibles para la comprensión de la idea principal. Ciertamente, no hay un límite específico para la cantidad de estas derivaciones, pero es un hecho que la circunferencia central no es infinita, por lo que se hace necesario analizar la cantidad de detalles a señalar para garantizar una distribución óptima de estos triángulos.

Su estética no es la más sofisticada entre los diferentes tipos de diagramas, pero el enfoque radica en simplificar las ideas a un punto en el que con solo dar un vistazo rápido, cualquier persona entienda el tema.

Es bastante útil para aterrizar conceptos previos al desarrollo de actividades. Por ejemplo, en arquitectura o diseño, se utiliza para resaltar las consideraciones pertinentes al caso. Si se trata de construir un edificio, estos rayos de sol pueden tener información como la orientación de las ventanas, el tipo de terreno, altura estimada u otros detalles tanto cualitativos como cuantitativos.

Te interesará  Benchmarking, aprendiendo de los mejores

Así mismo, dependiendo de cada profesión, el diagrama de sol puede adaptar su funcionalidad y servir como un soporte significativo para el desarrollo de nuevas ideas.

¿Cómo elaborar un esquema de sol?

En consideración a lo expuesto anteriormente, ahora puedes proceder a realizar tu propio esquema de sol. Solo asegúrate de seguir esta secuencia.

  • Identifica el tema y área que deseas graficar.
  • En un borrador, extrae la idea principal y luego, una lista de todos los detalles que la conforman.
  • Dibuja un círculo en el centro del plano y describe tu idea central.
  • Distribuye, equitativamente la cantidad de triángulos necesarios para plasmar cada una de las ideas complementarias del caso.
  • Apunta cada una de estas ideas en orden siguiendo el sentido de las agujas del reloj. De esa manera, te será más sencillo entender el nivel jerárquico de cada una y podrás identificar lo imprescindible más rápido.
  • Ten en cuenta que si utilizarás colores en el diagrama, no es recomendable aplicar tonalidades con mucha intensidad o saturación.

Este diagrama, también conocido como mapa cognitivo tipo sol pretende aligerar el tiempo de procesamiento dela información, por lo tanto, con una buena selección de colores podrás afianzar este propósito. Para ello, te recomiendo revisar nuestro post sobre psicología del color. Mientras más herramientas puedas utilizar para darle fuerza a tu mensaje, mucho mejor ¿No te parece?

Bien, con esto habrás terminado tu diagrama y estarás listo para avanzar en el desarrollo de tus ideas.