Muchos comenten el error de pensar que publicar en las redes sociales es suficiente para vender por internet. En realidad esa es la primera etapa del embudo de ventas.

Un embudo de ventas o conversión es un esquema que sirve para armar una estrategia de ventas digitales. A veces se llama embudo de conversión, entendiendo a una conversión como la realización de una acción. Por ejemplo, puede ser una compra, que completen un formulario, que se inscriban a una actividad, entre otros. También se llama funnel de ventas, siendo el término inglés del embudo.

Etapa 1: Conciencia

El usuario tiene un problema en mente y busca una respuesta. Se hace consciente de que tu tienda online es una de sus potenciales soluciones.

Tu objetivo principal es atraer a tantos usuarios como te sea posible a esta etapa y deberías convencerles de que tú eres la mejor solución posible para sus necesidades.

  • Usa Facebook Ads para obtener tráfico dirigido
  • Readapta tu propuesta de valor
  • Muestra categorías de productos
  • Promueve ofertas
  • Promueve contenido
  • Crea contenido para atraer a visitantes de forma gratuita

Etapa 2: Reconocimiento

El reconocimiento de tu marca o empresa se da cuando el usuario ya sabe quién eres y qué ofreces. Sin embargo, dentro del embudo de ventas todavía queda un largo camino hasta la conversión. Es muy probable que el prospecto aún no tenga claro que eres su mejor opción.

En esta etapa el usuario va a investigar más sobre ti. Lo que puedes hacer es anticiparte, y dejarle ver lo que tú quieras primero.

  • Usa prueba social en todos tus canales
  • Pruebas sociales en el sitio
  • Prueba social de marketing por email
  • Prueba social con anuncios pagos
  • Optimiza tus páginas de productos
  • Descripciones de productos
  • Llamadas a la acción CTA
  • Información de envío y devolución
  • Promueve productos con emails cruzados
Te interesará  Todo lo que necesitas saber sobre las técnicas de venta para mejorar tu negocio

Etapa 3: Decisión

En esta etapa es donde concretas la venta. Quizás parezca la más simple y fácil, pero puede ser la más compleja. Si no actúas bien aquí, todas tus acciones anteriores podrían haber sido en vano. Tienes que ahorrarles a tus clientes potenciales en la etapa de decisión cualquier posible interrupción.

  • Aprovecha los mensajes en el sitio
  • Impulsa a los visitantes durante el proceso de pago
  • Envía emails basados en el comportamiento

Etapa 4: Retención

Con una estrategia de retención de clientes efectiva, los clientes recurrentes serán el motor principal de tus ingresos por ventas. Felicitaciones lograste mover a tu cliente potencial a la parte inferior del embudo.

  • Promociona tu programa de lealtad
  • Adquiere más clientes con el marketing de recomendación
  • Mantén a tus clientes involucrados

Hasta aquí hemos visto cuáles son las fases que componen un embudo de ventas y cómo el usuario va avanzando a través de cada una.

Cada contacto con tus potenciales clientes tiene un valor único. Diseñar una estrategia que contemple el contenido adecuado y modos de acercamiento para guiarlos al paso siguiente se vuelve primordial.

De acá en adelante, hace falta vaciar la estrategia en una herramienta de marketing automation para optimizar el flujo dentro del embudo.