El embudo de marketing se asocia al principio del ciclo de compra, y aquí entran en juego diferentes metodologías como el inbound marketing, que intenta atraer a los clientes a través del contenido de valor.

Este proceso pasará por varias fases en las que irá demando un tipo de información o contenido diferente en cada caso. Es importantísimo que tengas en cuenta este recorrido de tu cliente ideal a la hora de crear una estrategia de marketing de contenidos que le vaya empujando de una fase a otra hasta la compra.

¿Qué es un embudo de marketing?

El embudo de marketing es el camino o proceso que tiene que recorrer un visitante desde que llega hasta el momento que compra. Es una estrategia de marketing que sirve para captar suscriptores, que luego convertiremos en leads mediante el email marketing. Con las campañas de email marketing procuraremos conocer más a fondo a nuestros lead, en cuanto a sus gustos, sus necesidades, intereses, entre otros.

Te interesará  Contar un cuento: El poder del StoryTelling

Lo más importante es, tratar de satisfacer o cubrir sus necesidades, y poder resolver sus problemas mediante productos o servicios. El embudo de marketing, nos permite desde el inicio identificar y clasificar a los suscriptores de acuerdo al contenido del lead magnet entregado con la página de captura.

Está claro que en el recorrido que hacen los suscriptores hasta el final del embudo, el número de personas que van quedando en realidad cada vez es menor. De aquí el nombre de embudo, es decir funciona como un filtro. Los números que vayamos obteniendo en este proceso, nos servirán para saber el nivel de eficacia de cada una de las partes de nuestro embudo de marketing y poder hacer los correctivos puntuales necesarios.

¡Implementar estrategias de embudo de marketing!

La combinación de herramientas y estrategias adecuadas harán posible que el embudo de marketing funcione en tu compañía. Por esta razón debes hacer estas recomendaciones.

Usar la automatización de marketing

Las herramientas de automatización de marketing permiten al equipo de marketing adoptar decisiones impulsadas por datos con confianza sin experimentar un exceso de información.

Te interesará  Líderes de marketing en nuestra era

Practicar la puntuación de clientes potenciales

Evalúa el valor de cada posible cliente. A los clientes potenciales se les asigna una puntuación numérica basándonos en el valor que representan.

Factores demográficos

  • Cargo
  • Función
  • Autoridad para realizar compras
  • Años de experiencia
  • Tipo de dirección de correo electrónico usada
  • Participación e influencia en las redes sociales
  • Afiliaciones
  • Intereses profesionales

Factores específicos de la compañía

Estos factores hacen referencia a la organización a la que te diriges.

  • Número de empleados
  • Ingresos de la compañía
  • Sector
  • Viabilidad financiera
  • Ubicación

Factores basados en el comportamiento

Las acciones que ha realizado el posible cliente, que pueden afectar en una puntuación de forma positiva o negativa.

Producir una combinación abundante de contenido

Si solo generas contenido por escrito, los posibles clientes que prefieren ofertas visuales o de audios, como vídeos, reels, pódcasts entre otros te ignorarán. Una buena combinación de contenido te permitirá atraer a un rango más amplio de clientes potenciales.

Entender cómo se mueven los clientes por el embudo

Asignar el recorrido del cliente implica equilibrar el posible cliente ideal con resultados reales. Los clientes inactivos o los posibles clientes que salen del embudo a menudo son comunicativos en torno a lo que buscan y a cómo las experiencias en el embudo han afectado a su toma de decisiones.