Mientras algunos se cansan de los procesos estructurados y se inclinan sobre la improvisación; es un hecho que quienes aprenden a utilizar los sistemas preestablecidos, logran copiar procesos que funcionan y alcanzan con mayor facilidad las metas.

La resistencia habitual a la rutina puede ser la clave del descarte de la metodología en los procesos. Sin embargo, te puede sorprender cuántos dolores de cabeza te puedes ahorrar si dedicas tiempo para organizar tu proyecto de manera sistematizad.

Bajo esa perspectiva, es prudente que antes de lanzar una idea de negocios ejecutes una correcta investigación de mercados. Ganarás ventaja si conoces el terreno donde jugarás y el tipo de cliente al que te enfrentarás.

Así que te presentaré una guía general de cómo establecer el proceso de investigación, para que avances con eficiencia en tu proyecto.

Bifurcación en la investigación

Es importante destacar que cada empresa se enfrenta a un mismo escenario desde perspectivas diferentes. En ocasiones, algunas ya están adelantadas y otras se encuentran en el punto cero.

Te interesará  La investigación de mercados en la actualidad

Por lo tanto, el requerimiento de la investigación de mercados tiende a ser diferente y antes de comenzar, debes saber cuál de estas dos alternativas tiene mayor coherencia con tu caso.

  • Descubrir el qué (Comprensión)
  • Descubrir soluciones potenciales (Determinación)

En el primer caso, se busca entender lo que sucede en el entorno donde pretendes desarrollar tu idea de negocios. No se altera, no se justifica ni se proyectan datos; lo único que importa en este aspecto de la investigación es que puedas descubrir lo que sucede. Los hechos y las circunstancias en una apreciación objetiva.

Por otro lado, puede que requieras información para detectar soluciones o alternativas de operación para tu proyecto. En ese caso, debes optar por la segunda alternativa de la investigación de mercado. Allí se pretende una interpretación que precederá una decisión de movimiento por parte de la empresa.

Tres etapas fundamentales del proceso

El secreto de una investigación asertiva se encuentra en el nivel de detalle con que se ejecute. Es decir, mientras más minuciosos puedan ser los investigadores en la recolección de datos, más precisos serán los resultados.

Te interesará  Tipos de investigación de mercados

En ese sentido, encontramos mayor efectividad cuando investigamos en orden sobre tres etapas.

En primer lugar, se debe conocer el territorio donde se pretende instalar la idea de negocio. Es decir, el mercado al que nos vamos a dirigir.

Posteriormente, sectorizamos al tipo de cliente dentro de ese territorio. Allí buscamos comprender no la industria, sino el comportamiento individual del cliente dentro de ese mercado.

Y finalmente, el producto. Conociendo las dos anteriores, serás capaz de determinar si tu producto cumple con las cualidades que anhela tu cliente ideal; si es lo que esperan, y te guiará en cuanto a su nivel de aceptación.

Si en esta última etapa, descubres que tu idea de negocio no aplica, entonces debes replantear tu proyecto. La ventaja, es que con una investigación de mercados correcta, puedes evitar enormes pérdidas de lanzamiento de un producto para un mercado al que no pertenece.

Por supuesto, te he presentado a grandes rasgos lo que debes hacer. Pero queda de tu parte profundizar en estos tres aspectos que engloban la metodología de la investigación de mercados y posteriormente poner manos a la obra en tu proyecto.

Te interesará  Aspectos esenciales de la investigación de mercados