La matriz de Ansoff, nos dice, que hay dos grandes áreas donde las empresas pueden buscar un crecimiento: el mercado, y el producto.  Cada uno de ellos, podrá subdividirse a su vez, en dos estrategias más, entregándonos un total de cuatro posibilidades para crecer.

Cuando la empresa comienza a trabajar, es claro que se desarrollan análisis FODA, así como un análisis de estrategias genéricas de negocios, para poder buscar la competitividad necesaria y continuar en el mercado, sin desaparecer y por el contrario, colocándose en la cúspide del éxito y de la venta competitiva. Al hacer este tipo de trabajo, puede entonces, apreciarse cuáles son las áreas de oportunidad del negocios, así como las amenazas que puedan estar presentes para evitar el avance del organismo.

Matriz Ansoff: Video explicativo

Con base en las oportunidades que detectemos, es como, obtendremos las áreas de oportunidad que tendremos como empresa, para seguir creciendo y evitar el estancamiento. Pero solo un buen análisis nos dará como resultado dichas oportunidades, pues de lo contrario, las dejaremos pasar, siendo aprovechadas por otros, pudiendo provocar nuestra salida del mercado.

Las oportunidades de crecimiento, entonces, nos darán pauta para poder entrar en nuevos mercados o con nuevos productos. Es ahí cuando las estrategias de crecimiento entran en juego.

¿Cómo se clasifica la matriz Ansoff?

Igor Ansoff, teórico ruso, propone una clasificación de las estrategias en una matriz muy sencilla y muy clara, que nos da la pauta del tipo de estrategias que se pueden utilizar.

matriz Ansoff
Matriz Ansoff – 4 estrategias de crecimiento

1. Penetración en el Mercado.

La primera estrategia de la matriz Ansoff, está basada en el hecho de poder aumentar la participación de la cuota de mercado que poseemos, ya sea, ofreciendo productos que no han adquirido a nuestros viejos clientes, o buscando nuevos clientes, a través de una modificación de la estrategia de mercado, dentro de la misma zona donde normalmente laboramos.

2. Desarrollo del Mercado.

Esta estrategia, que se define en la matriz Ansoff, puede tener dos vertientes diferentes. Podemos ofrecer nuevas aplicaciones del producto que vendemos para captar nuevos segmentos. Otra manera de hacerlo, es vender los productos que ya tenemos, pero en nuevos mercados, que no han sido tocados por nosotros como empresa. Una de las ventajas de éste tipo de estrategia, es que nuestro producto ya está probado, que sabemos que tan bueno es, y podemos trabajar en base a los éxitos obtenidos de manera original.

3. Desarrollo del Producto.

La estrategia consiste en, ofrecer nuevos productos al mercado, que por lo general, llegan a sustituir a sus viejos productos, a través de mejoras y con una mayor satisfacción de necesidades, deseos y expectativas de los consumidores.

4. Diversificación.

Esta estrategia del cuarto y último cuadrante de la matriz Ansoff se basa, en desarrollar nuevos productos, ofrecidos a nuevos mercados. Es riesgosa, pues no contamos con la experiencia ni del mercado ni del producto pero puede ser provechosa. Se utiliza cuando no tenemos resultados en ninguna de las actividades que realizamos, cuando se avecinan cambios radicales negativos, o cuando ya utilizamos las otras estrategias y es la única forma de seguir creciendo.

La matriz Ansoff nos permite aprovechar diversas oportunidades de mercado.

La cuestión aquí, es que debemos de aprender, de una u otra manera, a identificarlas, no dejarlas escapar, y hacer una correcta toma de decisiones que nos lleven a tomar los cursos de acción apropiados para lograr que nuestro negocio, continúe en el mercado, desarrollándose y generando ganancias, que es la razón de ser de toda empresa.

Si quieres conocer como aplicar esta estrategia, aquí te dejamos algunos ejemplos de aplicación de la Matriz Ansoff.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!