La mayoría de las veces llevar su proyecto a un negocio rentable determinara al emprendedor sacrificios. Sin una correcta preparación, dolerán mas de lo que uno imagina.

La principal razón es que muchos no se preparan para los desafíos que tendrán por delante. Un gran porcentaje se da cuenta cuanto ya ha consumido todos sus ahorros.

Un emprendedor debe ser como un buen marinero y no salir a la mar sin antes verificar su ruta, sus provisiones, el clima, etc. Luego se encontrará en un océano de oportunidades y amenazas con sus fuerzas y debilidades.

Para que mi producto o servicio sea rentable, este debe satisfacer las necesidades y deseos del mercado objetivo.

El marketing me permitirá identificar esas necesidades y deseos. Al mismo tiempo que la construcción de los pilares para un plan estratégico que lleve a la concreción de los objetivos trazados.

La evaluación del producto o servicio, las posibles competencias o sustitutos, actuales o futuros.

El precio no solo de acuerdo a lo que el potencial cliente estaría dispuesto a pagar sino también con respecto a la competencia.

El mercado al cual quiero llegar, como voy a distribuir mi producto o porque medios el cliente accederá al servicio.

Crear un producto o servicio es un gran paso, darlo a conocer, promocionarlo, es otro mucho mas grande. Cuales serán los medios adecuados y que inversión deberé realizar.

Un emprendedor debe saber que tendrá a su cargo un sinfín de tareas que muchas veces nunca realizo porque en las empresas donde estuvo estas eran parte del trabajo de otras personas.

Por esta razón deberá evaluar cada uno de los procesos. Ver sus exigencias y capacitarse para llevarlos a cabo o evaluar su terciarización.

Todo producto necesita de uno o mas proveedores. Con los cuales deberá coordinar su trabajo.

De ellos muchas veces dependerá la eficiencia y eficacia con la cual llegara a su mercado.

La presencia física en un local y/o en Internet con un sitio web que invite a ser visitado.

Y por último y no menos importante las personas. Por un lado nuestros potenciales clientes, que con todo un arsenal de comunicación a su alcance. Podrá comparar, opinar y juzgar nuestros productos o servicios. Luego nuestro personal el cual debemos transmitir nuestra filosofía.

Si paso mi proyecto por este tamiz, seguramente tendré mas claro el camino a seguir y las barreras que deberé sortear.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!