Leonardo Da Vinci algún día dijo que “Todas las soluciones a todos los problemas, están en la naturaleza.” y nunca pudo haber estado más acertado. La naturaleza no sirve sólo para brindarle al ser humano recursos para alimentarse o para construir nuevos objetos, sino que también le sirve como fuente de inspiración y de entendimiento de las cosas; y es que quien mejor que Da Vinci para decir esto, quien a través del estudio de la naturaleza encontró la musa para inventar artilugios como el primer helicóptero, tanque de guerra y paracaídas, además de la gran mona lisa.
(Ver vídeo desde el 19:42 hasta el 22:57)

[bd_table][/bd_table]

Estos conceptos no son sólo útiles para la creación de arte o la invención de artefactos bélicos, sino que también son completamente aplicables para distintas disciplinas como el Marketing. Cuando empezamos a ver a una marca como un ser humano, empieza a ser más claro el concepto; donde una marca al igual que una persona tiene imagen, personalidad, ideología y lenguaje. De esta forma es más fácil analizar y crear estrategias para conquistar a un consumidor o hacer parte de una comunidad, si antes de efectuarlas pensamos en como un humano lograría el objetivo.

Los ciclos de vida de un producto (Introducción, Crecimiento, Estabilización y Declinación) se asemejan a los de una relación. Veamos a continuación, cómo se desarrollarían en paralelo estas cuatro etapas:

En la introducción o etapa de conquista, es donde el hombre realiza la investigación de su mercado objetivo para determinar cuáles son las necesidades y deseos que el target presenta, de esta forma se reducen las probabilidades de fracaso en el cortejo. Posteriormente empieza a realizar su estrategia de promoción, en donde se realizan las mayores inversiones y se resaltan sus mejores atributos que lo diferenciaran de la competencia, para así poder llamar la atención de la mujer. Luego de que capta su atención y logra conseguir un momento de verdad con su target, es donde comienza la oportunidad para generar el “Engagement” y que el consumidor tome su decisión de compra y que el producto comience su ciclo de vida.

Luego en la etapa de crecimiento o noviazgo, empezamos a evidenciar una época en donde la relación bilateral se encuentra a la perfección, todos los momentos de verdad son positivos y se efectúan estrategias que permitan reforzar el engagement, como diversos cambios en el producto que permitan mejoras en el mismo, para que de esta forma el consumidor siga deseando a la marca y no la cambie por la competencia.

Al pasar a la estabilidad o zona de confort, en donde las ventas se estabilizan o las experiencias entre la pareja se estandarizan es que se empiezan a crear y aplicar estrategias para revivir la “chispa”. Aquí se intensifican los esfuerzos de publicidad y promoción, o se buscan diferentes actividades que le permitan a la pareja re enamorarse. En esta etapa se ha logrado lealtad hacia la marca pero la situación es difícil para los involucrados en esta cadena de distribución llamada “amor”.

Por último en la declinación o fase de peleas y discusiones, se disminuyen notablemente las ventas y el consumidor empieza a evaluar sus costos y riesgos para cambiarse de marca. En esta etapa el panorama es sombrío ya que desaparece la necesidad del producto, aparece uno mejor o más atractivo que suple la misma necesidad, y por último el producto desaparece del mercado y la pareja decide terminar la relación.

En conclusión no es descabellado pensar que antes de crear una estrategia, es útil entrar a evaluar cómo se presentaría la situación entre personas para que así se aclare el panorama y se puedan crear y aplicar estrategias de marca más eficientes.

Esta es mi humilde opinión acerca del tema, espero que haya sido de tu agrado la lectura de este artículo y si es así compártelo. Recuerda que el conocimiento es para compartirlo.

PD: Soy consciente de que ya han hablado algo del tema otros autores,  pero si no existe ningún exponente que se adentre en esta manera de ver el Marketing, ayúdame a darle un nombre, quien quita que aquí entre tú y yo esté naciendo una nueva corriente de nuestra disciplina.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!