En el mercado de transporte de carga, existen diferentes tipos de fletes que se adaptan a tus necesidades, pero ¿cómo saber cuál es el que más te conviene?

Ciertamente, la logística de transporte puede ser compleja, pero no tienes que preocuparte. En este artículo, descubrirás todo lo que necesitas saber sobre los tipos, incluyendo las diferencias entre flete marítimo, flete aéreo y flete terrestre.

¡Comencemos!

¿Qué es el flete?

En el mundo de los negocios, el transporte de mercancías es un aspecto crítico y esencial para la entrega de productos y servicios a los clientes finales. Y, precisamente, el costo de este transporte se conoce como «flete«.

Pero, ¿qué implica realmente? ¿Qué factores influyen en su costo? Y lo más importante, ¿cómo puedes seleccionar el tipo de flete adecuado para tu empresa y tus clientes?

Este valor está determinado por diversos factores como las distancias a recorrer, la eficiencia de la entrega, la seguridad contratada para las mercancías a trasladar y demás. Cada compañía de transporte cuenta con atributos particulares que les permiten negociar tarifas ligeramente diferentes con respecto a su servicio.

Por supuesto, uno de los más relevantes para establecer la tarifa es el tipo de flete que deseas contratar. Así que veamos cómo se desglosan estos.

Descubre los tipos de fletes más comunes en la logística de transporte

Ahora que sabemos qué es un flete, podemos avanzar a la clasificación de sus tipos más comunes en la industria. De esta manera, podemos tener una idea del tipo de logística que puede ser más conveniente para nuestra empresa.

¡Veamos!

Te interesará  La guía de Incoterms para una exportación e importación exitosas

Flete Terrestre

El flete terrestre es el tipo más utilizado en el transporte de carga a nivel nacional. Consiste en el transporte de mercancías por carretera, utilizando camiones, furgonetas o cualquier otro vehículo terrestre.

Es una opción económica y muy eficiente para distancias cortas o medias, y permite el transporte de una gran variedad de productos.

Flete Marítimo

Por su parte, el flete marítimo es uno de los tipos más empleados en el transporte de carga a nivel internacional. Consiste en el transporte de mercancías por barco, a través de rutas marítimas establecidas.

Esta alternativa es económica y muy eficiente para grandes volúmenes de carga, especialmente en distancias largas. Aunque puede ser un más tardía que la modalidad aérea.

Flete Aéreo

Finalmente, al hablar de un flete aéreo tenemos una opción muy rápida y eficiente para el transporte de carga. Consiste en el transporte de mercancías por avión, lo que permite realizar entregas en tiempos muy cortos, incluso a nivel internacional.

Es ideal para productos perecederos o de alto valor, que requieren de entregas urgentes.

Flete marítimo, aéreo o terrestre: ¿Cuál es el mejor para tu negocio?

Seleccionar el tipo de flete adecuado para tu negocio dependerá de tus necesidades específicas y de las características de tus productos y servicios. Si necesitas transportar grandes cantidades de mercancía a largas distancias, la vía marítima es una excelente opción.

Pero, si la velocidad y la urgencia de la entrega son tus principales preocupaciones, el foco debe estar en un servicio aéreo. Y si necesitas entregas locales o regionales de tamaño mediano, el servicio terrestre es la alternativa más económica y flexible.

Te interesará  Conoce los tipos de logística que están revolucionando la industria

En última instancia, conocer las ventajas y desventajas de cada opción te permitirá tomar decisiones informadas y optimizar tu cadena de suministro para una entrega más rápida, eficiente y rentable.