En nuestro proceso de búsqueda de empleo o la admisión en alguna casa de estudio, llega el momento en el que debemos enfrentarnos a los exámenes psicométricos. Un conjunto de pruebas que pretenden abordar asuntos complejos de nuestra psique con algunos trucos sencillos.

Gracias a estas pruebas, los empleadores logran formar una idea clara sobre el tipo de personas que somos. Pero, además, les permite entender cómo reaccionamos ante determinadas situaciones.

De este hecho, derivan un conjunto de singularidades que son de gran utilidad a nivel laboral y académico. Veamos de qué va todo esto.

¿En qué consiste un test psicométrico?

Los exámenes psicométricos son un tipo de examen que pretende recopilar datos objetivos y concretos sobre los aspectos psicológicos de un individuo. Este cuestionamiento puede enfocarse en asuntos de personalidad, conducta, respuesta o tipos/niveles de inteligencia.

Aunque analiza aspectos críticos de la persona, no tiene como propósito juzgarla, discriminarla o etiquetarla. Solo es una herramienta que favorece en gran medida el nivel de comprensión sobre lo que representa determinado individuo.

Inicialmente, estas pruebas se realizaban con fines académicos, pero dados los interesantes resultados, con el paso del tiempo se fue extendiendo al campo laboral. Gracias a esto, las empresas que demandan perfiles específicos para su plantilla, alcanzan un mayor grado de asertividad en el proceso de reclutamiento.

Asimismo, quienes aprenden a usar estos test a favor, logran destacar como candidatos ejemplares y alcanzan una mayor probabilidad de ser contratados.

Errores comunes al momento de realizar un examen psicométrico

El simple hecho de tener que presentar una prueba escrita hace que la mayoría de personas perciba los exámenes psicométricos con cierto grado de nerviosismo y/o negación. En consecuencia, es común caer en una serie de errores que si bien es cierto no significa que haya un problema en tu psique, sí afecta la manera en cómo te percibe la empresa en la que deseas postular.

Te interesará  ¿Cuáles son los principales elementos de la cultura organizacional?

Estos son algunos de los errores más comunes:

  • Presentarse sin haber descansado
  • No leer las instrucciones
  • Pensar demasiado en la respuesta
  • Ignorar el cronómetro
  • Mentir a fin de “acertar” en la respuesta

Recomendaciones para realizar un examen psicométrico de manera correcta

Teniendo en cuenta los errores comunes y agregando una perspectiva profesional a este tipo de pruebas, permíteme orientarte con un conjunto de recomendaciones que te ayudarán a acertar.

  • Asegúrate de tener una mente descansada y tranquila
  • Realiza prácticas previas con test gratuitos disponibles en línea
  • Enfócate en responder como lo harías en medio de la cotidianidad
  • Sé sincero, no hay respuesta correcta o incorrecta
  • Conoce la empresa en la que deseas postularte
  • Sé consciente de tus pensamientos y depúralos

Siguiendo estas pautas, el evaluador tendrá un mejor criterio con respecto a quien eres y podrá determinar de manera objetiva si eres la persona adecuada o no. A fin de cuentas, es un proceso que permite separar lo que es afín y lo que no. Así que debes apuntar es al resultado objetivo, y no a respuestas maquilladas para parecer ser el candidato correcto.