Si estás en el proceso de desarrollo de una propuesta comercial y deseas encontrar alternativas para vender el máximo posible, necesitarás una amplia comprensión del mercado. Generalmente un método de trabajo con base en el marketing mix da excelentes resultados.

Ahora bien, si la idea está avanzada pero hace falta hallar las vías por las cuáles el producto llegará al consumidor, hay que detenerse en la Plaza. De las 4P’s del marketing mix, la estrategia de plaza pasa a ser un cuello de botella cuya mala ejecución obstaculizaría el logro de los objetivos.

¿Deseas conocer más sobre este aspecto del marketing mix?

Acompáñame y veamos de qué se compone.

Cómo definir la estrategia de plaza

AL hablar de estrategia, nos referimos a la estructura de un plan definido, limitado y organizado. En el caso de la estrategia de plaza, nos encontramos con un conjunto de ideas que trabajando sinérgicamente permiten que la propuesta de valor llegue al consumidor final.

Te interesará  Digital vs Tradicional... he ahí el dilema

Una estrategia bien estructurada permite que se haga un uso correcto de los recursos de la empresa; de esa manera se mantienen los costos operativos al mínimo y se garantiza un excelente margen de beneficios.

Por otra parte, cuando no somos capaces de establecer la “ruta” más adecuada, terminamos invirtiendo más de lo debido. Y al adicionar la ausencia de compradores, el resultado sería un desaprovechamiento del potencial de la propuesta (sin hablar de las pérdidas).

En este sentido, la Plaza se podría definir (en palabras simples), como el escenario; es decir, un área compuesta por medios, vías, agentes intermediarios y puntos de venta físicos. Un escenario que permite interactuara fabricantes y consumidores.

Incluso si la conexión no es directa, la realidad en macro es que una persona hace uso del producto que ofreces al mercado.

¿Qué elementos componen la estrategia de plaza?

Ahora bien, para adentrarnos un poco más en lo que constituye la estrategia, debes prestar atención a dos factores principales.

Te interesará  Estrategias para generar leads de calidad

Movimiento físico

Esta variable de la estrategia de plaza contempla detalles que tienen relación directa con la interacción física con el producto. En ella actúa tanto la empresa como intermediarios y se considera todo el proceso que va desde la manipulación hasta la exposición en el punto de venta.

Errores en este punto se relacionan a daños al producto, mermas y/o pérdidas graves.

Canales

Por otra parte, los canales mismos se pueden clasificar en tres categorías: Directo, Corto y Largo.

El canal directo es el empleado por aquellas organizaciones que se encargan de entregar el producto sin intermediarios. Esto permite que la estrategia de precios también gane algunas ventajas en el mercado y en efecto hay más seguridad de que el producto cumpla los objetivos de su lanzamiento.

Ahora bien, los canales “corto” y “largo”, se constituyen por vías en las que interactúan intermediarios entre la empresa principal y el consumidor. Cabe destacar que la única diferencia entre ambos es qué tantos intermediarios involucra; en el corto solo hay uno y más de allí nos lleva a un canal largo.

Te interesará  Estrategias de marketing para atraer más clientes a tu marca de joyería

Partiendo de esta premisa, ahora cuentas con una idea concreta sobre los elementos que dan vida a la estrategia. Puntos que debes estudiar cuidadosamente para asegurar que tu propuesta llegue correctamente al consumidor final.