La experiencia comienza desde el momento en que tenemos nuestro primer contacto con la marca. En esta era de transformación digital, tenemos a nuestro alcance reviews, comentarios y recomendaciones voz a voz tanto positivo como negativa y así llevamos a cabo una decisión de compra.

Toda esa información afín nos regalará la primera y más importante impresión; La única con la que relacionaremos la marca con algo que necesitamos experimentar o con algo que ni quisiéramos conocer. En caso de que la impresión sea negativa, sin duda alguna seremos indiferentes a todos los estímulos y esfuerzos que se hagan por ganar nuestra atención.

Sin embargo, si hablamos de una impresión positiva, el verdadero logro no es cautivarnos, sino mantener esa curiosidad y fidelizarla. Es así como el customer experience juega un papel imprescindible en este proceso y sí, la experiencia es responsabilidad de las compañías.

Experiencia de cliente para tu diseño web

Primero debes de entender las exigencias propias de tu negocio para centrar la estrategia en el cliente y organizar los intereses de tu web con los del usuario; lograr que satisfaga sus expectativas, resolver sus necesidades y ofrecerle lo que busca en cada etapa del camino que van a recorrer juntos.

Te interesará  Cómo elegir el empaque para mi producto

Es importante ofrece lo que quieren comprar como la experiencia de comprarlo como quieren  en un entorno agradable, de forma cómoda, rápida, sintiendo que tienen el control en cada paso y que en ese proceso se acerque a la mayor satisfacción de sus necesidades con el mínimo esfuerzo.

Proporcionarles a tus compradores la mejor customer experience te ayudará a fijar las estrategias necesarias para lograr clientes felices, entusiastas, dispuestos a repetir, a pagar más, a compartir esa experiencia y a recomendarla; lo que en la práctica permitirá incrementar el balance promedio, generar nuevos leads, mejorar la conversión, engrosar la lista de consumidores y la partida de ingresos.

Por eso es relevante que la experiencia del cliente en tu web, le brinde un impacto directo en los valores que ayudaran a enfocar la evolución del crecimiento de tu negocio online.

Diseña para el cliente

Lo primero es determinar qué tipo de experiencia se le quiere trasladar al cliente, que sea eficaz desde el punto de vista del rendimiento de la interacción, pero también amena, placentera, desde el punto de vista de la utilidad del producto. Cuando se haya definido, será más fácil adaptarla a los distintos dispositivos.

Te interesará  ¿Cómo estructurar una lluvia de ideas?

Es prioritario saber cómo interactúan los usuarios con la web para desarrollar un diseño que marque la diferencia a la hora de posicionar los elementos más funcionales en el mejor lugar posible y aumentar la conversión.

El diseño de la customer experience requiere una representación visual atractiva y práctica de la interfaz, la arquitectura de la información, la usabilidad, el diseño de productos, la interacción y la organización de todos los servicios online.

Aquí unos consejos que puedes seguir para mejorar la customer experience

  • Planifica el diseño e integra todos los elementos.
  • Haz que la navegación sea cómoda y divertida.
  • Los breadcrumbs siempre visibles para marcar la ubicación del visitante dentro de la jerarquía del sitio web.
  • Habilita un proceso de compra rápido, sencillo e intuitivo.
  • El carrito de la compra siempre visible.
  • Ofrece varios métodos de pago.
  • Favorece los envíos gratuitos, describe todas las opciones y el gasto mínimo necesario.