Avanzando en la pirámide de Maslow, nos encontramos con las necesidades sociales. Estas aparecen luego de haber conquistado los escalones correspondientes a las necesidades básicas y las necesidades de seguridad.

En ese sentido entramos en una nueva etapa de preocupaciones e inquietudes de las personas; la necesidad de compartir e interactuar con otros iguales. Un punto que y es utilizado correctamente desde el marketing puede ayudar a afianzar la relación marca cliente.

¿Qué son las necesidades sociales?

Cuando Maslow habló de las necesidades sociales permitió destacar rasgos del ser humano que lo impulsan a relacionarse. Este deseo de relación se puede expresar de diferentes maneras, como el afecto o la estima, la aprobación social, la integración de diversos grupos, o el simple hecho de pertenecer.

Una vez que un individuo ha resuelto la etapa de seguridad y cuenta, por ejemplo, con una fuente de ingresos estable, se enfatiza este deseo de compartir e interactuar con otros. Es una característica intrínseca en el ser humano, que si bien es cierto puede percibirse incluso desde antes de resolver las necesidades anteriores, cuando llega su turno en la pirámide de Maslow, suele acentuarse.

Algunas evidencias de esta necesidad social pueden reflejarse en el interés de formar una familia, el deseo de compartir con amigos, de entrar a un nuevo club, y de encontrar personas con intereses similares. O en su defecto, con un propósito afín al tuyo.

Cuando esta necesidad no es cubierta, suele reflejarse en una sensación de vacío; como si estuviéramos incompletos o solos en la sociedad.

Cómo abordar las necesidades sociales desde el marketing

Ahora bien, entendiendo que esto es una realidad, podemos identificar cuándo nuestro consumidor ideal se encuentre en el escalón de las necesidades sociales. En base a esto detallar una serie de puntos que nos permitirán dar una solución desde nuestra propia propuesta de valor.

Te interesará  Cómo el marketing puede ayudar a satisfacer las necesidades de autorrealización

El foco principal es mostrarle a nuestro consumidor y a través de nuestra marca pertenece a una comunidad. Que existen miles de personas comparten sus mismos intereses, sus mismos gustos, y tienen sus mismos criterios con respecto a la calidad de productos y servicios.

Si analizas las grandes marcas, notarás que cada una pretende crear esa comunidad. Incluso logran asignarle un nombre, con el cual, promueven mayor afinidad en su audiencia y hasta son capaces de crear eventos exclusivos que fomenta la interacción entre ellos.

Algunos ejemplos de marketing enfocado en las necesidades sociales

Existen muchas maneras de ver el marketing enfocado a las necesidades sociales. Un ejemplo de esto puede ser Pepsi, quien, con sus premios, crea un evento donde una variedad de artistas pop comparte tarima para ofrecer un show de entretenimiento especial para los amantes de la marca.

Así mismo, existe otro tipo de actividades como las de Gatorade, en las que a través de una competencia deportiva de gran escala se promueven los valores de la marca.

Lo importante, como empresa, es encontrar una actividad que sirva como nexo entre la necesidad de relacionarse de nuestro consumidor objetivo, nuestra propuesta comercial, y el branding de nuestra empresa.

Las posibilidades son infinitas, solo debemos asegurarnos de que, si hablamos de necesidades sociales, debemos fomentar la interacción.