En este mundo hay dos tipos de emprendedores; quienes se dejan llevar por lo que marca la suerte y quienes amamos trabajar en función a un plan de trabajo.

Si eres de este último grupo, has llegado al mejor lugar. Tras años de investigación, ensayo y error, hoy puedo enseñarte a eliminar los distractores; elaborar y ejecutar un plan detallado, es difícil, pero solo al principio. ¿Estás listo para comenzar?

Por qué diseñar un plan de trabajo

Imagina que quieres cambiar de móvil, necesitas algo más potente para correr las aplicaciones de tu trabajo. Pero en realidad no has prestado atención a los detalles técnicos ni al presupuesto, sino que te has dejado seducir por la apariencia y las recomendaciones de terceros.

Una vez que lo compras, y comienzas a trabajar con él, te das cuenta que aún no cumple las especificaciones que necesitas. Las apps se cuelgan y el procesador sufre con la intensidad de tu trabajo. ¿Es culpa del vendedor? ¡No!

Te interesará  Cómo hacer un uso efectivo del marketing en redes sociales

Probablemente debas salir de él y adquirir otro; y generalmente esto supone un desperdicio de tiempo y dinero. No obstante, así mismo sucede con casi cualquier cosa cuando no se establece un plan.

A nivel profesional, anhelamos ciertas metas, pero si no se detallan todos los elementos implicados, no haremos más que perder.

Ahora bien, cuando fallamos en elaborar un plan de trabajo, las pérdidas pueden llevar un proyecto entero a la quiebra. Cosa que se puede evitar dedicando unas horas a pensar y apuntar detalles. ¿Crees que vale la pena hacer la pausa y pensar?

Cómo elaborar un plan de trabajo

Existen diversas teorías que te ayudarán a establecer un plan de trabajo efectivo. En ocasiones cuentan con demasiados pasos que terminan desenfocando a quienes lo siguen. No obstante, hoy te haré el trabajo mucho más fácil; si te aseguras de ser minucioso en tres puntos específicos, sin duda te planificarás al éxito.

Define el norte

Antes de dar el paso, es mejor saber la dirección que quieres tomar. Por ello, define el objetivo de tu proyecto; pon el punto específico que quieres alcanzar. Y preferiblemente, asegúrate de que encaje dentro de los objetivos SMART.

Te interesará  Impacto comercial a través de Linkedin (Parte 2)

Identifica los recursos

Ten en cuenta todos aquellos elementos de los que dispones y detalla lo que te hace falta para lograr tus objetivos. Generalmente, las empresas incipientes fallan al momento de identificar los recursos y aun siguiendo el plan de trabajo se encuentran en apuros.

Cabe destacar que la gestión de recursos es crucial para el éxito de cualquier proyecto. Esto incluye activos, fondos, personal, y demás.

Traza una ruta

Finalmente, toma el tiempo que necesites para desplegar una ruta desde tu punto actual hasta el objetivo.

Sé que a todos nos encantaría que la ruta fuera una línea recta y de distancia corta. Pero aquí debes imaginar un futuro cercano lleno de cambios; es decir, piensa en todas las alternativas posibles y no escatimes en prever escenarios.

Esta ruta, te permitirá evaluar los KPIsde tu proyecto y asegurarás un mínimo de errores.

El factor X del plan

Ahora bien, el factor determinante entre un plan de trabajo exitoso y uno que falla, es la ejecución. Se dice que el mejor plan es el que se ejecuta; así que luego de pasar un tiempo prudencial planificando, pasa a la acción.

Te interesará  Inteligencia emocional: Ningún CEO quiere ser infeliz y ningún infeliz llega a CEO

Intenta mantener una perspectiva objetiva en el desenlace de la ejecución. Si algo está mal, arréglalo; si debes hacer una pausa, hazla y luego retoma; pero jamás pierdas de vista el objetivo.