Cuando un proyecto arranca o tiene una etapa de dificultad, lo que se espera es que la directiva pueda evaluar el mejor camino a tomar. Ello implica el estudio para la gestión de recursos y por supuesto está relacionado con el marketing inversión, inversión en estrategias, infraestructura y otros.

Sin embargo, en el primer caso (marketing), no siempre se tiene la misma perspectiva. Es decir, mientras algunos consideran los costos de mercadeo como inversión, otros lo ven como gasto. ¿Quién tendría la razón? O más importante aún ¿Cómo afrontar las situaciones que nos incitan a invertir en ésta área?

¡Conversemos sobre ello!

Marketing sin retorno

No es un secreto que muchas de las acciones de marketing no tienen una relación directa con los ingresos de la empresa en corto plazo. Por ejemplo, el posteo en redes sociales, las entradas de blog, el video marketing, u otros, son algunos de estos casos.

Ciertamente, cuando esto se hace de manera sostenida, favorece un mejor retorno de la inversión. Aun así, hay una brecha de posibilidades entre que suceda y no.

Te interesará  Herramientas para hacer un workflow de marketing

Por tal motivo, a nivel contable no se considera que los costos de marketing deban ser tomados como inversión, sino como gastos. Si al caso vamos, hoy es un gasto, porque a pesar de que exista una proyección para atraer más clientes y generar más ventas, es un campo que se altera con facilidad; lo que conlleva a cierto grado de inestabilidad de esa proyección financiera.

Esto quiere decir que a pesar de difundir campañas de ventas, las múltiples variables del mercado condicionan el éxito de la misma. En pocas ocasiones hay un éxito inmediato, y cualquiera que esté involucrado en áreas técnicas y creativas, sabe que el margen de error es bastante grande.

Puede que tengas un excelente manejo de las redes sociales, pero sin lograr ventas.

Marketing inversión

Por otra parte, me encanta salir de la perspectiva común y compartir lo que siento que puede ayudar. Planteo esto porque según lo mencionado arriba, el marketing es más delicado y complejo de lo que aparenta, y es así.

Te interesará  ¿Cómo afecta el clima laboral a las ideas en el área de marketing?

No cualquiera es un marketero, ni mucho menos puede diseñar y gestionar una campaña de marketing. Necesitas profesionales con estrategias optimizadas, necesitas recursos y por supuesto capital.

Ante esta situación se crea una laguna mental en algunos directivos; una laguna que les hace divagar entre invertir o no en marketing. Pero ante este dilema, la respuesta siempre será “sí”.

Cuando se habla de marketing inversión, se habla de sembrar la esencia de tu proyecto en la mente de una audiencia. Ya sea con Merchandising, PDV, Trade u otras estrategias, vas dejando un mensaje que en el futuro germinará en un nuevo cliente;  dependiendo de tu gestión de nuevos clientes, puedes obtener un retorno hasta mayor al presupuestado.

Desde mi punto de vista, puedes ponerle la categoría que desees a los fondos destinados a las acciones de marketing. Eso, es lo de menos; lo más importante es gestionar esos fondos eficientemente para obtener excelentes beneficios en el proyecto.

Te interesará  Fórmulas indispensables de Excel para marketing

En otras palabras, el nombre, es lo de menos siempre que entiendas que es una gestión de recursos indispensable si quieres conquistar una mayor cuota de mercado.