A pesar del auge del auge del eCommerce y la potencia con la que se mueve el marketing digital, no se puede ignorar que aun necesitamos la interacción física con las marcas. De hecho, según el tipo de producto o servicio que pretendas adquirir, es posible que prefieras dirigirte de manera presencial a tus principales proveedores.

Por ello, las estrategias basadas en el visual merchandising siguen vigentes y en ocasiones, va ganando mayor fuerza.

Este tipo de marketing comprende una serie de recursos tangibles que se emplean estratégicamente para seducir al cliente durante su permanencia en el punto de venta. Solo basta con que te acerques a cualquier comercio retail y podrás observar como determinadas marcas cuentan con un impulso extra en la imagen para destacar sobre el resto.

Elementos del visual merchandising

En la mayoría de los casos, las tiendas departamentales y los supermercados son excelentes escenarios donde se puede evidenciar este tipo de marketing. Con una variedad de marcas, permiten que exista una competencia estratégica en un mismo lugar, lo que permite medir de primera mano la preferencia del consumidor.

Te interesará  Visual Merchandising: La experiencia para el consumidor

La ventaja se obtiene, cuando se pueden engranar eficientemente la mayor cantidad de elementos enfocados en el branding, como:

  • Exposición en anaqueles según Planograma
  • Señalética basada en colores, tipografía y lenguaje de la marca
  • Material POP
  • Equilibrio y orden en el surtido del anaquel
  • Espacios pactados con exclusividad para la exposición de marcas específicas
  • Marketing sensorial (imagen, audio, sabor, olor y texturas)

A través de este conjunto de elementos, el consumidor percibirá un mismo mensaje mediante distintos canales de percepción. Como resultado, estarías trabajando en dejar una marca que, en caso de ser positiva, será el factor de conversión y posteriormente fidelización.

La preferencia de un usuario no se encuentra únicamente en el costo del producto o servicio; más importante aún, se trata de la experiencia. Por lo tanto, las marcas de mayor éxito pretenden conquistar su cuota de mercado haciendo uso de estrategias como el visual merchandising.