En un mundo perfecto, todo lo que planeas se cumple. Pero en la realidad, vivimos en un contexto constantemente evolutivo; donde cada vez más personas saltan a tu mercado objetivo, ofreciendo servicios como los tuyos y en ocasiones hasta mejores.

Y aunque creo que existe siempre la posibilidad de que todos ganemos, la verdad es que si no creces a la par de estos avances, es probable que tu idea de negocio quede desplazada.

Por ejemplo, hace 20 años, los conceptos del manejo de la información para anuncios publicitarios e informativos, no contaban con el soporte digital de hoy en día. Así que resulta poco efectivo seguir usando técnicas obsoletas en un escenario renovado.

De hecho, al analizar la estructura moderna de una infografía, puedes percibir cómo se ha logrado plasmar mucho contenido en una sola hoja. Y no por ello existe una saturación del tema, sino que por el contrario conecta con el lector y hasta se puede convertir en un archivo viral.

Te interesará  Cómo hacer publicidad en Facebook

Pero, son cosas que no suceden al azar. Al detallar con mayor profundidad el tema, encuentras que una infografía correcta respeta al menos tres reglas, que estoy seguro, te serán de gran utilidad.

Identidad corporativa

Como toda pieza gráfica, una infografía forma parte de los complementos que ayudan a transmitir un mensaje particular. No es lo mismo recibir una carta de buenos días de parte de Ronald McDonald para tu hijo, que una carta en hoja blanca solo con el escrito. ¿Cierto?

De igual manera, el mensaje que se plasma en una infografía debe ser consonante a nivel visual con la identidad establecida para la marca. De esa manera, incluso antes de detenerse a leer, el juego de colores y el manejo tipográfico le permitirán al lector, saber quién está presentando la información.

Información sintetizada

Crear una infografía no debe ser un capricho. Por el contrario, debe formar parte de la estrategia de comunicación.

Te interesará  ¿Qué sucede si le quitamos el internet a un Joven Marketer?

En ese sentido, se recurre a ella cuando existe un conjunto de ideas complejas de procesar, pero que son de vital importancia para tu cliente. Ya sea la explicación de algún proceso, el análisis de cierta situación o los escenarios que enfrentarán en un futuro cercano.

Pero la intención no es solo agrupar las ideas, sino hacer que sean fáciles de digerir. Por lo tanto, se busca sintetizar el mensaje en oraciones cortas y frecuentemente se acompañan de esquemas que facilitan la comprensión.

Formato y resolución

Si lo que buscas, es que tu contenido se comparta con facilidad, debes considerar los medios por los cuales se difunden las imágenes. Por supuesto, me refiero a las redes sociales y otros medios como WhatsApp.

Sin embargo, al principio para crear tu infografía, no necesitas que se encuentre disponible en todos los formatos. Pero por experiencia sé que el 9:16 vertical, tiende a ser muy práctico para compartir en las historias tanto de Facebook, como de Instagram y los estados de WhatsApp.

Te interesará  El futuro de la publicidad en Facebook Latinoamérica

Ahora bien, la relación del layout debe acompañarse de la cantidad de pixeles correctos; por lo que me atrevo a compartirte la medida (en pixeles) que me ha ayudado a compartir infografías de buena resolución.

Apunta 1080*1920px.

Creo que más sencillo imposible.

Advertisement

Sé muy bien que estas no son las únicas variables a considerar al momento de realizar una infografía. Sin embargo, son tres reglas de oro que si se omiten, te llevarán a malas experiencias de comunicación.

Recuerda:

  • Identidad corporativa
  • Información sintetizada
  • Formatos y resolución