Muchos soñamos con tener o emprender nuestro propio negocio; el sueño de cada quien es ofrecer un servicio que las personas sin duda disfruten y se sientan alegres al consumirlo. Pero para llegar a este punto donde todo es “felicidad” hay que pasar por una serie pasos.

Por ello, hoy veremos uno de los aportes más grandes referentes al tema. Te mostraré los 14 puntos de Deming.

La gerencia, es un arte que no todos los emprendedores dominan al iniciar. No obstante, tras muchos desaciertos en ventas o situaciones que pueden significar una pérdida importante de capital, tienden a aprender de sus errores; y entre lectura, observación y análisis, toman el camino correcto para su negocio.

Pero, ¿No sería mejor que todas estas enseñanzas estuvieran condensadas en una especie de biblia? Bueno, cierta persona conocida como el “Rey de la eficacia para las empresas” concentró todos sus conocimientos sobre la gerencia empresarial; en otras palabras, decidió hacerla.

Este personaje, se encargó de dictar medidas para que el control en los procesos estadísticos incurriera directamente en la mejora de la empresa. Gracias a esto, el trabajo relacionado a líneas de producto, fue totalmente rediseñado.

“Al mejorar la calidad, las empresas disminuirán los gastos, así como aumentarán la productividad y la cuota de mercado.”

William Edward Deming.

Con su libro La salida de la crisis,publicado en el año 1986, Deming habla sobre cómo se debe hacer y aplicar una buena gestión empresarial para pequeñas, medianas y grandes empresas.

Sin duda, un documento que marcó gran relevancia en el sector empresarial y que me intriga a conocer más acerca de este genio de la gestión de empresas.

William Edwards Deming, nació el 14 de octubre del año 1900 en Sioux City Iowa, Estados Unidos. Se especializó en la estadística y consultoría de empresas, además de ser profesor universitario y redactor de textos sobre gerencia empresarial. Además, es reconocido por su famosa teoría del Ciclo de Deming.

Deming, se encargó de crear formulas y técnicas de muestreo estadístico (básicos y complejos) para analizar, en su totalidad, a las empresas que se le sean aplicadas. Aparte de esto, fue la cabeza del proyecto que implementó una forma de muestreo especial para el Departamento del Censo Nacional y para la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos que se usa hasta nuestros días.

Te interesará  ¿Cómo crear un slogan para tu marca?

Tras este logro laboral gigantesco, en el año 1946, dejando de lado la administración de Estados Unidos, se interesó en dar clases de estadísticas y consultorías en la Universidad de New York.

Luego de unos meses impartiendo cátedras y siendo contratado por diversas empresas para efectuar análisis internos, decide tomarse unas pequeñas vacaciones viajando a un devastado continente asiático luego del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Para estas vacaciones decidió visitar el centro del caos en Asia, Japón.

¿Por qué se interesó en viajar al país des Sol Naciente?

Deming era inteligente, curioso y analítico, además de osado. Su viaje fue inspirado en una idea de analizar la situación de Japón y evaluar cómo podría mejorar.

La producción agrícola en este país, representaba el 60% de los alimentos consumidos, que luego de la guerra terminó en el punto mas bajo conocido en su historia.

Este viaje, tenía como intensión oculta contactar a los empresarios nipones que estaban apostando por el resurgimiento de su país, y ayudarlos con sus conocimientos para facilitarles el trabajo en la vía organizacional.

Tras un rotundo éxito, los japoneses, en forma de agradecimiento, implementaron un Gremio que se encargaba de guiar a otros inversores para apresurar el crecimiento económico del país; en conjunto, crearon el Premio Deming para homenajear a las empresas que servían como ejemplo.

Tras una cantidad de éxitos recogidos ya no solo en su país, sino en Japón, decidió crear una biblia para el mundo empresarial conocida como Los 14 puntos de Deming, estos puntos están plasmados en su libro Out of Crisis.

Estos puntos se centran en apoyar a los empresarios en el tema de la gestión y cómo mejorar su filosofía de trabajo; cómo mejorar el plan de acción que implementan en los distintos proyectos que se planteen.

Veamos puntualmente de qué tratan los 14 puntos de Deming

Estilo Propio

Para generar una diferencia de entre la competencia, una organización debe tener una filosofía que la diferencie de entre su competencia.

Constancia

Empezamos por lo más importante y que muchas veces olvidan los empresarios. La competitividad es un tema que todos los días crece con las empresas emergentes, por eso, Deming asegura que, para crear mas puestos de trabajo, haya un lucro alto y la empresa se mantenga en una excelente posición, se debe estar implementando constantes mejores en los productos que ofrecen.

Te interesará  Top 5 StartUps de Perú 2021

Inspección

Comúnmente se dice que si algo funciona no hay que cambiarlo, pero en el mundo empresarial hay que tener un habito incesante de inspeccionar y autocriticar. Mejorar los distintos procesos día tras día es la manera más efectiva de hacer productos de mejor calidad.

Compras

Cuando estamos empezando es necesario tener proveedores que faciliten la llegada de la materia prima a la planta. Sin embargo, deberá haber un plan de respaldo para mantener una continua circulación de la materia para evitar detener los procesos productivos.

Mejora continua

Es común que haya productos que ofrezcan beneficios distintos a otros. No siempre se puede complacer a todos, pero, esto no debe ser una excusa para no mejorar el producto que ofreces. Si estás atento a los cambios y las necesidades de las personas podrás asegurar sectores que aun no han sido tomados.

Entrenamiento

Tu personal está a cargo de que tu producto sea creado en las mejores condiciones y sea entregado a las masas en su mejor presentación. Por eso Deming asegura que siempre se tiene que estar preparando al personal para mantener una calidad estándar alta.

Liderazgo

La persona que está al mando de la empresa, debe asegurar el inspirar y motivar a sus empleados. De esta manera, crea compromiso con los valores que intentar inculcar y se aumenta el interés de todos en realizar un excelente trabajo.

El miedo

Esto siempre será un problema en el mundo laboral. Así como un día estas en la cúspide, al siguiente puedes caer y dejar sin empleo a muchas personas que, posiblemente, tienes bocas que alimentar.

El deber de un buen líder y empresario es el disipar estos miedos y brindar total seguridad a sus empleados; que su único pensamiento sea el de realizar su labor de la mejor forma.

Barreras

Es común, que cada departamento sea autónomo cuando sus labores están bien definidas. Aunque esto es un punto positivo, también puede significar un problema de comunicación entre jefes y empleados. Por consiguiente, un buen sitio de trabajo debe asegurar la cooperación entre empleados y la eterna comunicación para aumentar el trabajo en equipo.

Slogans

Entrando un poco en el aspecto publicitario, es común, que una marca tenga una frase que lo caracterice y cree una diferencia entre la competencia. En contra de esto, Deming propone que no deberían existir para alivianar las presiones en los empresarios.

Te interesará  Michael Porter y sus enseñanzas sobre la competitividad

Logros personales

Es imprescindible crear un sentimiento de propiedad con los empleados. Para ello, un gerente debe reconocer a sus empleados, generando un orgullo por las innovaciones y su trabajo realizado.

Capacitación

Antes de entrar a realizar una labor, se debe instruir al personal de forma precisa sobre los pasos a seguir y los estándares que se deben mantener para que el producto mantenga su línea de calidad.

Transformación

El crecimiento de una empresa esta dictado por su capacidad de adaptarse a las adversidades. En un mundo cambiante, donde las necesidades se transforman y se vuelven cada vez más específicas, la gerencia debe tomar en consideración su facilidad para adaptarse a los nuevos clientes.

Cuotas

Es común que una empresa mantenga una línea de calidad para sus productos; todas, sin excepción lo hacen. Sin embargo, en la mayoría de los casos se logra mediante estándares relacionados a procesos o atributos del producto.

En ese escenario, Deming propone estandarizar la cuota de trabajo por admitir según cada trabajador. Es decir, al centrarse en las personas, habrá mayor fluidez de las tareas, aunque eso implique rediseñar la manera en cómo se trabaja y el tipo de metas que se plantean como organización.

Qué lecciones nos brinda los 14 puntos de Deming

Estos 14 puntos, nos relatan cómo un gerente o emprendedor debe cuidar sus productos, empleados y objetivos pospuestos.

A lo largo de este recorrido, hemos conocido cómo los 14 puntos de Deming, proponen caves esenciales para una excelente gestión empresarial. Cabe destacar que si bien, esto fue concebido hace 35 años, hoy día se sigue aplicando; pero más allá de una cultura anclada a una teoría, se hace porque sigue danto resultados (aún con los cambios del mercado).

En su momento, esto significó un enorme avance en la materia gerencial, ya que antiguamente, las enseñanzas de magnates de las empresas como Henry Ford, representaban el modelo usual empresarial. Aunque esto no estuvo mal para su época, las necesidades de las personas avanzan cada vez a mayor velocidad, por lo que un ambiente laboral debe adaptarse para seguir en el mercado.