Aunque principalmente un diagrama de relaciones se utiliza en los proyectos de investigación, no resta el hecho de que se pueda utilizar en muchos ámbitos de la vida.

Y es que hay muchas formas de entender un problema, sus causas y sus consecuencias, pero una de las formas más fáciles es el uso de herramienta investigativa.

Y es que entender un problema puede ser un poco complicado, ya que este puede tener varias vertientes por lo que buscar una ruta sencilla es muchas veces lo indicado.

¿Qué es un diagrama de relaciones?

Un diagrama de relaciones es una herramienta de investigación cuya función se centra en mostrar las relaciones de dos puntos mediante una línea que sirve como nexo.

Y es que cuando estamos buscando entender origen, causas y consecuencias esta herramienta nos permite establecer un punto de conexión para la comprensión de las situaciones a través de un organizador gráfico.

Por su fácil aplicación, entendimiento y estructura dictada por el investigador, la vuelve una de las formas más rápidas para explicar todo un contexto mediante frases cortas. 

Diagrama de relaciones para solucionar problemas

El diagrama de relaciones tiene un peso muy fuerte cuando de solucionar problemas se trata ya que nos permite una macro representación visual que nos ayuda a conocer el problema.

Ya al tener una visión amplia de toda la situación, podemos ir detallando problemas cada vez más específicos y los causantes de los mismos.

Por lo que los investigadores tienen más cabida para las distintas percepciones, opiniones de los diferentes temas que puede verse incluidos este desglose.

Te interesará  variables cuantitativas: definición, tipos y análisis

Razón por la cual el diagrama de relaciones se vuelve tu mejor amigo cuando de opciones se trata para aplicar a temas de complejidad o sencillos.

Además, Permite ir diseñando posibles escenarios y respuestas para cuando estemos más avanzados en los temas determinados.

Estructura diagrama de relaciones

Para crear un diagrama de relaciones eficiente debemos tener en cuenta la siguiente estructura.

Problema 

El primer paso es identificar el problema investigado y colocarlo en una parte donde nos permita desplegar ramificaciones sin problemas (parte superior, inferior, izquierda o derecha).

Identificar principales causas

Luego de determinar cuál es nuestro problema, estableceremos aquellas principales causas que influyen en el mismo.

Estas causas pueden ser una o varias, pero lo importante es tomar todo en cuenta.

Identificar causas secundarias

Luego de superar un primer nivel de causas, pasamos a aquellas que directa o indirectamente, pero en menor medida influyen en el problema.

Debemos tener en cuenta que tanto influyen estas presuntas causas.  

Identificar efectos principales y secundarios

Luego procedemos a determinar los efectos posteriores del problema o que trajo consigo que sucediera la situación investigada.

Ordenar y unir las tarjetas

Seguidamente, ya al haber determinado cada punto, procedemos al ordenamiento de cada una de las causas, efectos en recuadros o tarjetas.

Para posteriormente unirlos mediante líneas que nos permita hilar situaciones para su entendimiento.

Analizar respuestas

Por último, analizaremos todo el cuadro. Con una perspectiva más amplia de lo que pasa podemos idear soluciones o posibles escenarios para resolver problemas.