Hola soy Sergio Guachalla  y estamos de acuerdo que un currículum, es quizás uno de los medios para encontrar un trabajo, ascender en alguna organización o mejorar nuestras expectativas económicas. Para eso es fundamental entender que la mayor parte de las veces tu currículum estará en medio de varias alternativas más y es allí donde uno de los conceptos de marketing más antiguos entra en juego: “Diferénciate o Muere”

Es por eso que te daré 5 consejos que diferenciarán tu currículum de los demás, y posiblemente incrementen  las opciones de que logres el trabajo que anhelas o estés dentro de las opciones finales que aspiran al cargo laboral. Aquí vamos.

Personalízalo

Ponte en el lugar de la empresa, o mejor dicho del empleador. Imagina que es tu empresa y llega alguien a en busca de trabajo. Agrégale personalización de la empresa a la cual aspiras a llegar. Y es verdad que tardarás más tiempo y quizás te salga un poco más costosa la impresión de alguna hoja extra, pero siempre ten en cuenta que la inversión de imprimir una hoja es mucho menor que obtener el puesto que tanto has estado esperando. Orienta tus capacidades a los desafíos actuales de la empresa, demostrando conocimiento de ésta y ganas de querer emprender con ellos los nuevos retos.

Agrega Imágenes

¿Quién dijo que todos los curriculums debían ser iguales? Una imagen vale más que mil palabras. ¿Tu, como empleador, qué puede generarte más recordación? Una persona que dice ser experto en trabajos de minería ¿o ver una imagen donde salga la persona arriba de un camión minero en uno de los campamentos mineros de los yungas? Seguramente la imagen aumentará y mejorará el grado de credibilidad y confianza sobre las competencias que dijiste poseer. Ocupa todas las herramientas existentes, evita seguir patrones muy comunes sobre formatos de curriculum, pues eso irá en relación contraria a la diferenciación y recordación que requieres para ganar el cargo.

Enfócate en los beneficios y no en los atributos

Las personas también deben manejarse como marcas. Y como marcas que son, deben resaltar los beneficios, más que los atributos. Si tú ves un remedio que dice: “Medicamento con alto grado de ergotamina” Probablemente no te genere ningún pensamiento, salvo que seas un experto farmacéutico.

Pero si paralelamente el mensaje fuera “Medicamento muy efectivo contra la migraña” el resultado de la comunicación sea más efectiva. Pues lo mismo, debes utilizar para vender tus capacidades. Que sepas usar Excel, un buen inglés o manejar un software en específico son atributos.

Pero que sepas armar plantillas inteligentes para controlar existencias en bodega o puedas tener un manejo importante del inglés que te permita concretar negocios con Estados Unidos, son los beneficios de los atributos anteriormente señalados.

Usa tus herramientas para describir lo que puedes llegar a hacer con el uso de tus capacidades y no te quedes solo con describirlas como si fuera una lista de supermercado.

Menos es más.

Prioriza y destaca solo lo más importante. Constantemente se ven curriculums donde el interesado cuenta en gran medida sus logros en la enseñanza básica o enseñanza media. Además se cuentan trabajos de verano, en la etapa de adolescencia o labores que se desempeñaron por una etapa muy puntual, que no siempre tienen directa relación con el puesto que se desea lograr.

No es necesario que pongas todo lo que has hecho. Pon solo lo que aumenta valor a tu experiencia. Incorpora todas las actividades ligadas al pues laboral que ahora deseas. De esta forma harás que el encargado de evaluarte ocupe los pocos minutos que leerá tu curriculum en lo que realmente te diferenciará de tu competidor y no perderá el tiempo con trabajos intrascendentes que por ningún motivo servirán como aval para contratarte en esta ocasión.

Ordena la información

Parte de lo último a lo más antiguo. Recuerda que es mucho más importante saber que estuviste haciendo los meses previos a saber en qué colegio terminaste tu enseñanza básica. Destaca jerárquicamente los hitos más importantes de tu carrera profesional. Agrega iconografía sencilla que permita diferenciar aspectos de contacto directo, de tu curriculum académico o tu experiencia laboral.

Usa fotos formales o temáticas al área en la que postulas, revisa como 10 veces la ortografía y redacción antes de imprimir y deja de forma muy simple la forma en la cual se pueden poner en contacto contigo.

Espero que estos consejos te hayan sido de ayuda y los consideres al momento de postularte al empleo que deseas, éxitos querido lector, un abrazo enorme y que el marketing te acompañe.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!